Opini贸n
El ordenamiento jur铆dico del Covid-19
Por Edmundo Bal
El estado de alarma viene avalado por la doctrina de "poderes inherentes"; su alternativa, el estado de excepci贸n, podr铆a suponer la suspensi贸n de derechos fundamentales como el de informaci贸n, huelga o reuni贸n

Voy coleccionando las normas dictadas a consecuencia del COVID-19. En el momento en que estoy escribiendo esto y a falta de leerme un par de BOEs, 158 disposiciones.

Desde la semana pasada se ha hecho viral lo que en un principio no era m谩s que una pol茅mica entre juristas: 驴La declaraci贸n del estado de alarma faculta al Gobierno para adoptar la medida de confinar a la poblaci贸n? Esto es, limitar su libertad ambulatoria, derecho fundamental reconocido en el art铆culo 17 de nuestra Constituci贸n.

Los que sostienen que el estado de alarma no es suficiente para adoptar esta medida defienden que ser铆a necesario declarar el estado de excepci贸n, que es el que permite la suspensi贸n de derechos fundamentales.

En mi opini贸n, la declaraci贸n del estado de alarma s铆 atribuye al Gobierno el poder de ordenar imperativamente el confinamiento de la poblaci贸n

En mi opini贸n, la declaraci贸n del estado de alarma s铆 atribuye al Gobierno el poder de ordenar imperativamente el confinamiento de la poblaci贸n. El art铆culo 4 b) de la Ley Org谩nica 4/1981, de 1 de junio faculta al Gobierno para que, en uso de las facultades que le otorga el art铆culo 116.2 de la Constituci贸n, pueda declarar el estado de alarma, en todo o parte del territorio nacional, cuando se produzcan una serie de alteraciones graves de la normalidad que se describen en el precepto, y entre las que se incluyen, expresamente, las crisis sanitarias, como epidemias y situaciones de contaminaci贸n graves.

驴Para qu茅 querr铆a la Ley Org谩nica otorgar esta facultad excepcional al Gobierno de la Naci贸n?, 驴para otorgarle simplemente la facultad de dictar y publicar un Real Decreto en el BOE o para luchar con la epidemia adoptando medidas dr谩sticas?

En Derecho Administrativo, en materia de competencias de las administraciones p煤blicas, existe una doctrina com煤nmente admitida y que se conoce como de los "poderes inherentes" o de los "poderes impl铆citos". Seg煤n esta doctrina, si existe una norma jur铆dica que pretende solucionar un problema, dicha norma impl铆citamente- y por puro sentido com煤n- atribuye a la Administraci贸n todos los poderes necesarios para hacerlo.

Existe una doctrina conocida como "poderes inherentes", por la que si existe una norma que pretende solucionar un problema, dicha norma impl铆citamente atribuye a la Administraci贸n todos los poderes necesarios para hacerlo

Mientras no haya una vacuna eficaz, las limitaciones a la libertad ambulatoria son una de las pocas herramientas que tenemos contra el virus. Vayamos un paso m谩s all谩: si hubiera ya una vacuna y la poblaci贸n se resistiera a ser vacunada, 驴facultar铆a el estado de alarma al Gobierno para obligar a la poblaci贸n a vacunarse? Lo dejo apuntado para la reflexi贸n de cada cual. Pero piensen los que me est谩n leyendo que si ellos no son poblaci贸n de riesgo, sus padres y abuelos, s铆 lo son.

Los que defienden la necesidad de un estado de excepci贸n para poder decretar el confinamiento se olvidan que la citada Ley se帽ala que esta herramienta, que atribuye poderes excepcionales al Gobierno, est谩 prevista para el supuesto de que el libre ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos, el normal funcionamiento de las instituciones democr谩ticas, el de los servicios p煤blicos esenciales para la comunidad o cualquier otro aspecto del orden p煤blico, resulten tan gravemente alterados que el ejercicio de las potestades ordinarias fuera insuficiente para restablecerlo y mantenerlo. El estado de excepci贸n est谩 pensado para el supuesto de una revuelta social que ponga el peligro la seguridad de las personas y el normal funcionamiento del Estado democr谩tico. No para crisis sanitarias.

El estado de excepci贸n est谩 pensando para el supuesto de una revuelta social que ponga en peligro la seguridad de las personas, no para crisis sanitarias

Como en Derecho no hay soluciones 煤nicas y todo es discutible, supongamos que tienen raz贸n. Cabe entonces preguntarse cu谩les ser铆an las consecuencias de la declaraci贸n del estado de excepci贸n y qu茅 medidas podr铆an ser adoptadas por el Gobierno. Seg煤n la Ley, 茅ste, con la autorizaci贸n del Congreso de los Diputados, podr铆a suspender los derechos fundamentales; detener a cualquier ciudadano durante 10 d铆as si aprecia alteraciones del orden p煤blico; y acordar registros domiciliarios sin autorizaci贸n judicial previa si fuera necesario para el mantenimiento del orden p煤blico. 

El Gobierno podr铆a tambi茅n intervenir todas las comunicaciones sin autorizaci贸n judicial, incluso los transportes y su carga. Podr铆a prohibir la circulaci贸n de personas y tambi茅n podr铆a prohibir que determinadas personas residieran en determinadas localidades, traslad谩ndolas forzosamente. Se podr铆an prohibir, o someter a autorizaci贸n previa, las reuniones y manifestaciones y se podr铆an disolver si no cumplieran estos requisitos, sin intervenci贸n judicial previa, pudiendo incluso entrar la polic铆a en los locales donde se celebraran, con la sola excepci贸n de los de partidos pol铆ticos, sindicatos y asociaciones empresariales. 

El estado de excepci贸n permitir铆a prohibir huelgas, intervenir comunicaciones sin autorizaci贸n judicial, se podr铆an intervenir todas las industrias, se podr铆a incluso suspender la libertad de informaci贸n

Se podr铆an prohibir las huelgas y los conflictos colectivos. Se podr铆a decretar la comparecencia obligatoria de los extranjeros ante la autoridad y si no lo hicieran, podr铆an ser expulsados sin m谩s. Se podr铆an incautar todo tipo de armas, explosivos y municiones, y se podr铆an intervenir todas las industrias y cerrar salas de espect谩culos o establecimientos de bebidas. Se podr铆an emplazar puestos armados para la vigilancia de edificios e instalaciones. Si alg煤n funcionario con su conducta favoreciera a "los elementos perturbadores del orden" podr铆an ser suspendidos inmediatamente. Podr铆a incluso suspenderse la libertad de informaci贸n, someti茅ndola a la censura previa: la Ley no lo dice, pero la relaci贸n que acabo de escribir no es excluyente de la limitaci贸n de otros derechos, seg煤n la propia Ley Org谩nica.

Ninguna de las medidas descritas anteriormente, permitidas en el estado de excepci贸n, servir铆an, objetivamente, para frenar la expansi贸n del virus y parar la epidemia. Los que defienden que solo el estado de excepci贸n faculta al Gobierno para ordenar el confinamiento de la poblaci贸n nada razonan sobre estos poderes excepcional铆simos y extraordinarios que dicho estado otorga a aqu茅l, y que nada tienen que ver con una crisis sanitaria como la que vivimos. 

Se polemiza, por ejemplo, en las sesiones de control al Gobierno sobre la supuesta bolivarizaci贸n de nuestro pa铆s que estar铆a llev谩ndose a cabo subrepticiamente por el Ejecutivo, y al mismo tiempo se pretende que el Ejecutivo tendr铆a que haber optado por el estado de excepci贸n, con todo lo que ello supone. La incoherencia es m谩xima, y sustrae a los ciudadanos del 煤nico debate que deber铆a estar encima de la mesa: c贸mo salir de la crisis sanitaria y de la crisis econ贸mica que comporta. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones ser谩 eliminado e inhabilitado para volver a comentar.