Opinión
Elija: ¿frito a comisiones o a impuestos?
Por Manel López Torrents
Las consecuencias de las políticas de tipos de interés al 0% siguen siendo desesperantes y desconocidas para el ciudadano.

Como dice el chiste, tengo una buena noticia y una mala. La mala, que nos meten la mano en el bolsillo todavía más. La buena, que podremos elegir la manera. Para eso va a quedar la democracia y las libertades civiles en el S XXI, parece.

Quería sacar algo sobre el asunto de la Super Liga, y hablar de su impacto económico (ya lo haré, ya), pero leo que Biden estudia elevar las retenciones a las rentas de capital, por lo que me parece más urgente poner sobre la mesa, someramente, esta situación de ‘fritura financiera' sobre el ciudadano.

Todos los bancos van a cobrar más de 200 euros al año a cualquier cliente, sólo por tener una cuenta

La banca ya ha anunciado de manera general que va a aplicar comisiones a los depósitos por unos 200-240 euros anuales, a no ser que el cliente tenga contratados productos que ya les generen esos ingresos. Pero si el titular tiene la nómina y la operativa ordinaria... va a sufrir cobros de unos 15-20 euros mensuales, pese a que en muchos casos se captó a esa persona prometiéndole que sólo con la nómina y los recibos no le iban a cobrar. Da igual el banco que se mire: todos lo hacen o están a punto de hacerlo. Así lo están comunicando a marchas forzadas, con gran sorpresa e indignación por parte de la gente. 

El motivo: la facilidad de depósito del Banco Central Europeo (BCE), donde los bancos colocan la liquidez a cortísimo plazo, tiene tipos negativos, por lo que a las entidades financieras les cuesta dinero depositarlo ahí. Ese coste es repercutido al cliente de manera inevitable. Esto no se trata de que un banco sea mejor o tenga menos costes. El gasto viene en origen y es del BCE.

Así que quien tenga dinero en cuenta, deberá colocarlo en productos financieros si no quiere pagar fuertes 'fees'. Inversión directa, fondos de inversión, seguros, pensiones... en los que, por cierto, la banca no demuestra la menor calidad. Sus rendimientos son flojísimos. El esmero en la gestión, mejorable. Casi no tienen talento propio. Los productos de red son muy malos.

Una vez contratados esos productos, ahí está aguardando Hacienda, para llevarse el 19%-21% de lo que gane. Y deberán ser productos con cierto riesgo porque con tipos al 0% no hay remuneración al ahorro. No existe el activo libre de riesgo. Eso, además, tampoco excluye de pagar comisiones. Del 1% más o menos: siempre se trata de productos bastante caros. De la tasa Tobin del 0,2%, mejor ni hablemos.

Total, que estamos atrapados sí o sí. La opción de tener el dinero en efectivo en casa es casi inviable, ya que los bancos prácticamente no admiten pagos en ventanilla y muchos servicios ya han retirado la opción de abono en cash. Cada vez hay menos billetes grandes. Incluso comprar en el quiosco unas revistas o unas ‘chuches' para los niños se realiza ya por tarjeta de crédito. Imposible evitar la bancarización.

El globo sonda de Biden de confiscar una mayor parte de las rentas del capital está ahí y lo escucharemos más. Sin duda, llegarán más subidas fiscales "razonables", odioso término que empleó el ex presidente Rodríguez Zapatero cuando comenzó a incrementar ese tipo desde un ya alto 15%.

La tentación de subir el impuesto sobre las ganancias de capital es muy fuerte y escucharemos más sobre esto

Por tanto, tenemos el dinero que obtenemos del trabajo, ya fuertemente gravado al cobrar, penalizado por fuertes comisiones de los bancos, debida a la política de tipos al 0% implementada por los bancos centrales para rescatarnos; lo que nos obliga a contratar productos, muchas veces no deseados, si queremos salir de esa tenaza.

El  dinero gratis de los bancos centrales debía servir para reanimar la economía, pero sólo ha servido para que los que tienen verdadero acceso a la barra de liquidez (entidades financieras y fondos de inversión) la empleen para hacer trading y operaciones apalancadas, como la que se ha hecho, sin ir más lejos, sobre Naturgy, en manos de fondos buitres que no han arriesgado su propio dinero y se han hecho con el control de una compañía estratégica.

El dinero al 0%, sin embargo, provoca que la banca no tenga apenas margen con la operativa ordinaria, despidiendo de manera masiva a sus plantillas, y se vea obligada a apretar a los clientes de una manera intolerable. No se crea renta con ello, no se estimula la economía, al revés, genera apretones de costes y destrucción de empleo. A la banca o a Naturgy, por ejemplo. 

Lo digo, lo digo y lo diré mil veces más: la política de tipos al cero tiene unas consecuencias enormes, terribles y no calculadas. Debería servir para ayudar a la sociedad, pero no lo logra. Un desastre total. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.