Poder Judicial
La elección de Arnaldo para el TC quiebra la disciplina de voto del PSOE y Podemos
El pacto de la coalición de gobierno con el PP le ha pasado factura a socialistas y morados. Elorza y un diputado de Podemos han votado en contra. Preocupa el antecedente y ya estudian sanciones.

 El gobierno ha asumido un precio demasiado alto para renovar el Tribunal Constitucional. El acuerdo alcanzado con el PP ha tensado al máximo las discrepancias entre los diputados de PSOE y Unidas Podemos, a punto tal de que este jueves se rompió la disciplina partidaria durante la votación en el pleno del Congreso.

Yolanda Díaz acusa al PP de poner "en riesgo" la independencia del TC con la postulación de Arnaldo

El diputado Odón Elorza, que también se desempeña como portavoz del Grupo Socialista en la comisión constitucional, decidió negarle su apoyo a Enrique Arnaldo, uno de los postulantes propuestos por los populares, que ha sido señalado por sus vínculos con Génova y su beligerancia hacia la izquierda. Elorza informó que en las horas previas a la votación se comunicó con la dirección del grupo para confirmarles lo que ya había hecho público días atrás.

"He efectuado con responsabilidad el voto telemático en el que NO he apoyado al señor Arnaldo en defensa del prestigio y la dignidad de las instituciones, del TC y del Congreso", escribió hoy en Twitter, luego de varios mensajes en los cuales sugería su negativa a apoyar al futuro magistrado, pese a la orden de Ferraz de cerrar filas detrás de la designación.

Enrique Arnaldo

El mismo caso se replicó en el lado de UP, aunque se desconoce el nombre del diputado que ha votado en disidencia, ya que la votación es de carácter secreto y la formación morada ha evitado dar nombres. Sin embargo, se especula con que podría tratarse de Gloria Elizo o Meri Pita, quienes escribieron un artículo de opinión que apuntaba a Arnaldo y a Concepción Espejel. 

He efectuado con responsabilidad el voto telemático en el que NO he apoyado al señor Arnaldo en defensa del prestigio y la dignidad de las instituciones, del TC y del Congreso

Los votos en disidencia apenas hacen peligrar la elección de Arnaldo, pues PSOE, PP y UP sobrepasan con facilidad los 210 apoyos necesarios. Sin embargo, lo que preocupa al Ejecutivo es el precedente que representa desacatar la disciplina partidaria, en particular en un tema tan sensible para el presidente Pedro Sánchez, que pactó con Pablo Casado la renovación de los órganos constitucionales para avanzar posteriormente en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Sánchez deberá asumir ese coste. Para sus aliados de investidura será difícil borrar la imagen de un acuerdo que recuerda mucho al bipartidismo clásico. También UP tendrá que afrontar los efectos de este apoyo, luego de postular desde su creación la necesidad de "regenerar" las instituciones. De hecho, ERC, PNV y EH Bildu, se han sumado a PDECat, CUP, Junts y BNG y se ausentaron de la votación, al igual que Ciudadanos, Vox, Nueva Canarias y Coalición Canaria.

La oposición vacía la comisión que nombra a los candidatos del TC y el Tribunal de Cuentas en rechazo al pacto PSOE-PP

Gabriel Rufián, portavoz parlamentario de ERC, avisó a UP que podrían haber hecho más para bloquear la candidatura de Arnaldo. Por su parte, Edmundo Bal, vocero de Ciudadanos, acusó a los morados de formar parte de un "tripartidismo". A diferencia de PSOE, UP era consciente de los reproches externos e internos y, por tanto, contemplaba algún voto en disidencia.

Para los socialistas, la actitud de Elorza es un mal ejemplo que no puede repetirse. Por eso el grupo parlamentario del PSOE estudia la posibilidad de sancionarlo, que podría limitarse a una multa de 600 euros, una penalidad más bien simbólica e idéntica a la que se aplicó a los 14 diputados -incluido Elorza- que votaron en contra de la investidura de Mariano Rajoy en 2016.

El portavoz de la Ejecutiva del PSOE, Felipe Sicilia, dijo antes de la votación que los diputados propios serían respetuosos de la decisión que bajó de Moncloa, confiando en contener a Elorza. Cuando los mensajes del diputado vasco no dejaron lugar a la especulación, el partido resolvió fiscalizar los votos para evitar más disidencias. De la contundencia de la sanción se verá si la falta de disciplina preocupa al PSOE, que además de lidiar con sus socios de coalición debe hacerlo con los diputados díscolos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.