Cataluña
La derecha independentista crea un nuevo movimiento anti-Colau
Bajo el nombre "Barcelona es imparable", la iniciativa llevó a cabo su primera convocatoria y reunió este jueves a centenares de detractores de la alcaldesa.

 A punto de entrar en el ecuador de su segundo mandato, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, advierte con preocupación que la derecha independentista y empresarial ha comenzado a movilizar el descontento social en su contra mediante una nueva plataforma ciudadana que busca apartarla del poder.

Bajo el nombre "Barcelona es imparable", la iniciativa llevó a cabo su primera convocatoria y reunió este jueves a centenares de detractores de la alcaldesa -1.200 según la Guardia Urbana- en la Plaza Sant Jaume, donde los gritos más escuchados fueron "prou" (basta) y "Colau dimissió" (dimisión).

Los manifestantes, algunos sin conocer quién estaba detrás de la convocatoria, coincidieron en culpar a Colau de los problemas que padecen en carne propia, como la inseguridad, suciedad, incivismo y falta de oportunidades.

La ampliación de El Prat divide al gobierno catalán

"No estoy contento ni con Colau ni con el gobierno de la Generalitat. La situación económica está muy mal. Por eso, cuando vi en las redes que había una protesta decidí participar", explicó a LPO Nico, un inmigrante que lleva 20 años en Barcelona y trabaja como electricista.

"Estamos cansados de esta señora, porque no tiene ni idea de cómo gestionar una ciudad. Hay un caos en la gestión urbanística, por ejemplo, en el reparto de mercaderías", apuntó por su parte Miguel Ángel Albert, miembro de la comisión de economía regional urbana.

Como en muchos otro lugares, la pandemia ha hecho mella en el tejido empresarial, comercial y social de Barcelona, una de las ciudades más densamente pobladas de Europa. Y la política local es la que más tensión sufre ante las ansiedades de la población, que viven en constante incertidumbre.

Sin embargo, lo que a priori puede parecer simplemente la expresión del malestar de un grupo de vecinos legítimamente enfadados esconde intereses más instrumentales de partidos políticos, como Junts per Catalunya, y organizaciones empresariales y sociales de la derecha que pretenden forzar el relevo de Colau.

La plataforma "Barcelona es imparable" se presentó en sociedad a principios de octubre, y en los últimos días empapeló la ciudad condal de carteles llamando a la movilización. "Si crees que Barcelona ahora está sucia", "Si crees que Barcelona es ahora la ciudad del no", "Si crees que Barcelona es ahora insegura, ven a manifestarte", fueron algunos de los mensajes de la arenga. Los detractores de Colau también invirtieron dinero en marketing en las redes sociales, incluido Twitter, que desde 2019 prohíbe publicidad con fines políticos. 

La plataforma "Barcelona es imparable" se presentó en sociedad a principios de octubre, y en los últimos días empapeló la ciudad condal de carteles llamando a la movilización.

Precisamente fue en esta red social donde una tuitera identificada como Diana F -experta en derechos digitales y hacker-, develó y aportó pruebas de que por un error en la web de la plataforma el correo electrónico de "Barcelona es imparable" enlazaba directamente con el mail de Junts per Catalunya.

Gerard Esteva, la cara más visible de la nueva plataforma y persona conocida en el entorno de la antigua CIU - ahora Junts-, no obstante, negó a LPO que el partido referente de la derecha independentista esté detrás de la iniciativa.

"Es completamente falso, yo no tengo ninguna vinculación con ningún partido político ni la he tenido nunca. Las organizaciones que apoyan la plataforma son transversales, están todas las tendencias", subrayó Esteva, quien ostenta el cargo de presidente de la UFEC (Unió de Federacions Esportives de Catalunya) y de Barcelona Futur.

Gabriel Esteva, presidente de UFEC (Unió de Federacions Esportives de Catalunya).

"No tengo ninguna voluntad de entrar en política, lo que hago es activismo social y creo en la sociedad civil organizada, que es la que ha liderado siempre a Barcelona y Cataluña, por eso queremos recuperar ese liderazgo", insistió Esteva, quien, por otro lado, asegura no promover la dimisión de Colau.

A pesar de desmarcarse de Junts, Esteve apareció en julio en un artículo de La Vanguardia como la persona elegida por Elsa Artardi, la principal rival de Colau en la alcaldía, para encabezar una plataforma ciudadana anexa a su candidatura, que también contaría con el beneplácito de Josep Sánchez Libre, presidente de Foment del Treball (patronal catalana) y ex diputado de CiU.

Asimismo, su nombre sonó en los últimos años en diversas ocasiones en el top de las listas de Junts per Catalunya, como una persona de la órbita del PDEcat, el partido de el ex president Artur Mas. De hecho, también apareció en las investigaciones de un caso de corrupción de este partido que llevó a la detención de Maite Fardos, ex regidora de Deporte de Barcelona. 

"Nuestro objetivo es denunciar que Barcelona está triste y parada. Necesitamos un punto de inflexión para sustituir el no a todo por un sí", afirmó Esteva durante el acto frente al Ayuntamiento, donde se pudieron ver carteles a favor de la ampliación del Aeropuerto El Prat, un proyecto que Junts sigue defendiendo en el seno del gobierno catalán y contra el cual se levantó Colau por poner en riesgo un entorno verde protegido por la UE. 

Nuestro objetivo es denunciar que Barcelona está triste y parada. Necesitamos un punto de inflexión para sustituir el no a todo por un sí

El activista subrayó además que "la lucha contra el cambio climático no puede ser postureo que dificulta la vida diaria de los ciudadanos", recogiendo así la demanda de los vecinos y comerciantes que rechazan las "superislas" de Colau, a pesar de que, según datos del Ayuntamiento, las ventas aumentaron un 30%.

Otro de los focos del ataque a Colau es la inseguridad, de ahí que Esteva no dudó en lanzar datos alarmistas como que "uno de cada tres barceloneses será víctima de un delito antes de que acabe el año".

Barcelona, no obstante, figura en el puesto número 11 del Safe Cities Index 2021, siendo la ciudad más segura de España y la cuarta de Europa, solo por detrás de Copenhague (1), Amsterdam (6) y Estocolmo (10).

En respuesta al mensaje opositor que insisten en que la ciudad condal está "en decadencia", Barcelona en Comú contraataca exhibiendo sus logros, como el hecho de que Colau lidera la inversión social en España.

También se respaldan en datos de fuentes como el Financial Times, poco sospechosos de ser de izquierda, que destacan a Barcelona como la segunda ciudad con mayor inversión tecnológica, mientras la UNESCO reconoció a la capital catalana por sus políticas de vivienda y sostenibilidad, ostentando hasta 2026 el título de capital de la movilidad sostenible, entre otros.

Colau, de 47 años, llegó al Ayuntamiento de la capital catalana en 2015 de la mano de su partido, Barcelona en Comú, y a mediados de 2019 fue reelegida a la cabeza de un gobierno de coalición que comparte con los socialistas.

Una de sus grandes banderas es la lucha contra las desigualdades, contra el cambio climático, y el derecho a la vivienda, todos ámbitos en los que logró avances significativos reconocidos a nivel internacional y que la han convertido en una de las referentes progresistas más importantes de España.

Por otro lado, Colau es actualmente una de las mejores aliada de la vicepresidenta Yolanda Díaz en su proyecto de frente de izquierdas para las próximas elecciones generales.

Pero en los últimos años convulsos de Cataluña, la líder progresista se convirtió en el dique de contención del independentismo, que a pesar de gobernar la Generalitat ha fracasado en su objetivo estratégico de controlar el Ayuntamiento de la capital catalana. 

La lucha contra el cambio climático no puede ser postureo que dificulta la vida diaria de los ciudadanos

De ahí que en el pasado ya hayan surgido varias iniciativas de plataformas anti-colau como "Barcelona es capital", "Tsunami Veïnal", "BCN ets tu" o "Nosaltres BCN", todos proyectos políticos de personas del ámbito de la derecha que fracasaron.

La diferencia ahora radica en que por primera vez el plan reúne a varias entidades y lobbies empresariales con capacidad de invertir una gran cantidad de dinero en la campaña contra la alcaldesa de izquierda.

Uno de los ejes de la iniciativa es "Barcelona Futur", un espacio supuestamente para promover el debate de la sociedad civil sobre propuestas de avanzada. Detrás de esta entidad liderada por Esteva están Sánchez Llibre, Anna Boza -una abogada y terturliana de TV3 cercana a CiU-, Gabriel Jené- presidente de Barcelona Oberta, un lobbie conservador de empresarios-, y Eduard Torres, presidente de Turismo Barcelona, entre otros.

Del lado empresarial destacan lobbies del ámbito de automóvil, la hostelería y el turismo, como el Gremio de Hoteles y el del Motor. En cambio, a nivel vecinal figuran asociaciones que agrupan demandas sobre problemas diversos.

Por otro lado, un dato no menor que aporta la tuitera y experta en datos es que la web de la plataforma fue creada por la agencia de publicidad Road.com.es, cuyo cliente principal es AGBAR (Aguas de Barcelona), empresa enemistada con Colau, a la que denunció ante el tribunal de Cuentas, causa que fue archivada.

Finalmente, algunas de las entidades que adhieren al manifiesto son claramente ideológicas como la Alianza Iberoamericana Europea contra el comunismo, Movimiento Zero -de las juventudes nacionalistas catalanas- o el Instituto Ostrom Catalunya, un tink tank neoliberal que forma parte de Atlas Network, la red "libertaria" de la extrema derecha global vinculada al ex asesor de Donald Trump, Steve Bannon, que en España asesora a Isabel Díaz Ayuso y en Latinoamérica al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.