Energía
El conflicto entre Marruecos y Argelia enciende las alarmas por la provisión de gas a España
La creciente rivalidad entre Marruecos y Argelia genera incertidumbre en torno a la provisión de gas hacia España, con el precio de este recurso disparándose en Europa y en pleno aumento de la factura de la luz. Los vecinos del Magreb se enfrentan por el liderazgo regional.

 La creciente rivalidad entre Marruecos y Argelia genera incertidumbre en torno a la provisión de gas hacia España, con el precio de este recurso disparándose en Europa y en pleno aumento de la factura de la luz. El problema para el gobierno de Pedro Sánchez es que Argelia representa el mayor proveedor del gas natural, y en lo que va de 2021 ha suministrado cerca del 45 por ciento de esta materia prima.

En agosto pasado, el Ejecutivo argelino anunció que no renovaría la concesión del gasoducto Magreb-Europa, que pasa por Marruecos y transporta hasta Cádiz unos 10.000 millones de metros cúbicos al año. De esta forma, Argelia busca dejar a su vecino sin la comisión del 7 por ciento que cobra por el paso del gasoducto. 

El Ejecutivo argelino anunció que no renovaría la concesión del gasoducto Magreb-Europa, que pasa por Marruecos y transporta hasta Cádiz unos 10.000 millones de metros cúbicos al año

Ante la noticia, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, tomó un avión a Argel junto a empresarios del sector para pedir una extensión del contrato: el cierre del gasoducto compromete la mitad del suministro de gas natural a territorio español. Argelia se mantuvo firme en su decisión, pero a cambio ofreció ampliar la capacidad de gasoducto Medgaz, de 8.000 millones de metros cúbicos, que llega directamente hasta Almería.

La empresa Naturgy es propietario del 49 por ciento de Medgaz, cuya ampliación debería entrar en funcionamiento en los próximos meses, una forma de compensar la pérdida del tramo marroquí que operaba del Magreb-Europa. "El cierre podría concretarse, aunque por el invierno se podría renovar el contrato por tres meses, el tiempo en que el gasoducto que relaciona directamente Argelia con España se ponga en marcha con la misma cantidad de gas transportado", explica a LPO Salah Eddine Salhi, profesor de la Universidad de Tlemecen de Argelia e investigador de la Universidad de Castilla-La Mancha.

El Ejecutivo de Sánchez confía en que no habrá un problema de desabastecimiento ni pérdidas para las empresas españolas. Según el compromiso de Argelia, la demanda se completará a través de barcos metaneros, lo cual implica mayores costos, ya que hay que licuar el gas, transportarlo y finalmente regasificarlo. El problema continúa siendo la suba del precio del gas en Europa, en un 25%, por el aumento de la demanda. 

España y Argelia son socios en temas energéticos y en otros asuntos que interesan a la agenda bilateral de los países ribereños

En este marco, el gobierno español intenta hacer su parte garantizando relaciones estrechas con el fin de asegurar la estabilidad en la orilla opuesta del Mediterráneo. Para Salhi, "España y Argelia son socios en temas energéticos y en otros asuntos que interesan a la agenda bilateral de los países ribereños", como seguridad y migración.

Por la suba de la luz, Sánchez intervendrá en los ingresos de las empresas

Dentro de una rivalidad histórica y de la necesidad de congraciarse con Europa, Marruecos y Argelia han elevado el conflicto a un nivel geoestratégico, por lo que la diplomacia española y comunitaria procuran moverse con equilibrio. Los vecinos rompieron relaciones a finales de agosto y desde Europa se quiere evitar que las diferencias escalen, en especial por el impacto que tendría en el mercado de la energía.

¿Pero por qué la relación bilateral se volvió tan hostil? "Argelia vuelto al escenario internacional. Es el país más grande del Magreb en cuanto a su tamaño, PBI y preparación militar. Cuando Argelia estuvo ausente por sus problemas políticos, Marruecos, de forma muy inteligente, ha sabido recuperar su espacio vital y ahora está tratando de aliarse con cualquier potencia, incluso si perjudica la estabilidad de la región, como en el caso de Israel", señala el académico. 

La normalización de relaciones del reino con Israel terminó de crispar a Argelia, defensora de la causa palestina, tanto como del Frente Polisario en el Sahara Occidental

La tensión entre los vecinos se elevó tras darse a conocer que Marruecos espió a funcionarios argelinos mediante el software de espionaje israelí Pegasus. La normalización de relaciones del reino con Israel terminó de crispar a Argelia, defensora de la causa palestina, tanto como del Frente Polisario en el Sahara Occidental. En cambio, Marruecos apoya las demandas de autodeterminación de los cabilios de Argelia.

En otros términos, se enfrentan por el liderazgo regional. De esta forma se entienden "las visitas del ministro de Exteriores a todas las capitales africanas". "Argelia siempre ha sido un país que ha reforzado las causas anticolonialistas y los territorios bajo ocupación", afirma Salhi. La misión de la UE será desinflamar esa rivalidad para evitar los costos que puede acarrear un potencial choque. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.