Italia
La izquierda se impone en las municipales de Italia y Draghi sale fortalecido
Los resultados son una buena noticia para el gobierno de Mario Draghi, pese a la baja participación. Ahora el Movimiento 5 Estrellas y la Liga tendrán menos peso en el Ejecutivo.

 Los resultados de las elecciones municipales son una buena noticia para el gobierno de Mario Draghi. A pesar de la marcada abstención, el Partido Democrático, acaso el de mayor peso dentro del Ejecutivo de "unidad nacional", logró hacerse con el control de grandes ciudades como Milán, Nápoles y Bolonia.

La centroizquierda también competirá en Turín y Roma en la segunda vuelta, prevista para los días 17 y 18 de octubre. Los partidos que van de la derecha a la ultraderecha, en cambio, se quedaron, por ahora, solo con Trieste y la gobernación de Calabria.

El candidato de la centroderecha en Roma, Enrico Michetti, fracasó en su intento de aprovechar las divisiones dentro de la izquierda, que se presentó fragmentada en la capital. Obtuvo el 30,1% frente al 27% del exministro de Economía Roberto Gualtieri, del PD.

Italia: Draghi logró la mayoría para conformar gobierno

En Milán, el alcalde progresista Giuseppe Sala fue reelecto con el 57% por ciento de los votos, mientras que en Bolonia, Matteo Lepore sorprendió al conseguir más del 61% de los votos y dejar al candidato de la centroderecha Fabio Battistini fuera de carrera.

Consultado por LPO, el analista Federico Larsen asegura que "el dato más importante de todos es la afluencia". "Prácticamente un votante sobre dos no fue a votar. Es parte del clima político que se vive desde la llegada de Draghi al poder, aunque sale reforzado de la elección", sostiene. Es que el premier se verá menos condicionado por sus socios más díscolos. 

Pero con el triunfo del PD en la mayoría de los distritos en juego, su líder, Enrico Letta, se ilusiona con revivir un Ejecutivo progresista que supere al de Draghi, expresidente del Banco Central Europeo, donde confluye desde su formación hasta La Liga, de ultraderecha, pasando por el antisistema Movimiento 5 Estrellas. 

"Hace unos años el PD parecía ir hacia la desaparición o el desmembramiento y hoy es el eje a partir del cual se puede pensar en una estrategia electoral de la izquierda mucho más amplia", dice el experto en política italiana. De hecho, el PD pudo imponerse en distritos como Milán gracias a su alianza con otras fuerzas progresistas. En aquellos lugares donde la centroizquierda se presentó fragmentada, como Roma, se impuso la derecha. 

Prácticamente un votante sobre dos no fue a votar. Es parte del clima político que se vive desde la llegada de Draghi al poder, aunque sale reforzado de la elección

Con todo, el M5E es la fuerza más castigada de los comicios. Su candidata en la capital, la alcaldesa saliente Virginia Raggi, ni siquiera pudo pasar al balotaje. Para la definición que tendrá lugar dentro de dos semanas, el partido del expremier Giuseppe Conte ya explicitó su apoyo a Gualtieri.

Para Larsen los resultados de M5E son simplemente "tremendos" si se tiene en cuenta que la formación "gobernaba Turín y sacó menos que un nuevo partido antivacunas". Sin embargo, destaca que los perdedores de las elecciones son "las opciones más radicales, especialmente las de la derecha, y las más críticas con el gobierno Draghi".

El actual premier, un tecnócrata europeísta sin partido, busca un mayor protagonismo para Italia dentro del bloque comunitario, en especial con el recambio gubernamental en Alemania. A ese liderazgo italiano dentro de la UE se oponen con vehemencia La Liga de Matteo Salvini y Hermanos de Italia de Giorgia Meloni.

"Estas administrativas tenían como objetivo dirimir la cuestión interna para esclarecer el liderazgo dentro de la coalición de centroderecha, que Meloni se lo estaba intentando arrebatar. Hermanos de Italia cuadruplicó sus votos, pero la Liga no perdió tanto como para transformase en segunda fuerza", explica Larsen. 

Hace unos años el PD parecía ir hacia la desaparición o el desmembramiento y hoy es el eje a partir del cual se puede pensar en una estrategia electoral de la izquierda mucho más amplia

"La partida sigue abierta y queda Roma", dijo Meloni tras conocerse los resultados. Pero Letta advirtió "la centroderecha no existe más porque ya no existe su aglutinador Berlusconi". Una vez superada la segunda vuelta quedará definido un nuevo mapa político que podrá tener consecuencias directas sobre el actual Ejecutivo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.