Partido Popular
Casado se proyecta en el austríaco Kurz, el modelo del "nueva derecha" europea
En la previa de la Convención que se realizará el 2 y 3 de octubre, el líder del PP se rodeará de líderes de derecha europeos y latinoamericanos.

Pablo Casado afronta una semana clave de cara al relanzamiento de su proyecto político con la celebración de la convención nacional del PP, que culminará con un acto en la plaza de toros de Valencia, donde será arropado por el canciller austríaco Sebastian Kurz, considerado el modelo a seguir por la centro derecha europea en su disputa con la extrema derecha.

Con la mayoría de las encuestas a favor y el Ejecutivo de coalición progresista de Pedro Sánchez desgastado por dos años de pandemia, Casado tiene la oportunidad de apuntalar su proyecto alternativo de Gobierno y poner en marcha la "hoja de ruta" con la que pretende llevar al PP de regreso a La Moncloa.

La actual cúpula de los conservadores no descarta un adelanto electoral, aunque también pone expectativas en las municipales y autonómicas de 2023, sabiendo que Casado se encuentra ante su última oportunidad.

Casado vigila la mesa de diálogo con Cataluña y perfila su propuesta de unidad para mostrar liderazgo frente a Vox

El presidente de la Junta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, lleva ya varios años posicionado en la carrera, mientras la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, abanderada del nacionalismo español, ha tomado un fuerte impulso luego de su contundente triunfo de mayo, cuando supo aglutinar a los madrileños con un discurso "antisanchista".

La convención, que adopta la modalidad itinerante con actos en distintos puntos del país durante la semana -Santiago, Valladolid, Sevilla, Cartagena- y se cierra con un cónclave el 2 y 3 de octubre en Valencia, busca transmitir la imagen de unidad tras las tensiones internas de las últimas semanas, debido a la decisión de Ayuso de postularse a la dirección del PP de Madrid, en un claro tanteo para luchar por el liderazgo nacional.

De ahí que el PP quiera mostrar a un Casado consolidado con el fuerte respaldo de los dos históricos referentes conservadores y ex presidentes del Gobierno, Mariano Rajoy y José María Aznar, aunque a ambos no se los verá juntos en un escenario, ya que apenas se toleran.  

La convención, que adopta la modalidad itinerante con actos en distintos puntos del país durante la semana -Santiago, Valladolid, Sevilla, Cartagena- y se cierra con un cónclave el 2 y 3 de octubre en Valencia, busca transmitir la imagen de unidad 

Rajoy, alejado de todos los focos públicos, se unirá a Casado y a Núñez Feijóo el lunes en Santiago de Compostela para debatir sobre "empleo, competitividad y digitalización", mientras Aznar hará acto de presencia el jueves en Sevilla, donde disertarán acerca del "fortalecimiento institucional y defensa de la democracia".

Ninguno de los ex jefes de Gobierno del PP participarán del cierre del cónclave conservador, de ahí que el papel de "telonero" lo ejercerá Kurz, quien llegó por primera vez a la Cancillería de Austria en 2017 de la mano de la extrema derecha y ahora gobierna con Los Verdes.

El líder de la derecha austríaca, único mandatario en activo que respondió al llamado de Casado, está siendo investigado por falso testimonio en el caso de corrupción que acabó con su primer gobierno y fue uno de los europeos que más se opuso a la creación de los fondos de recuperación tras la pandemia.

El canciller austríaco Sebastian Kurz.

No obstante, Kurz se ha convertido también en el referente de la "nueva derecha" por el éxito de su estrategia para debilitar a los ultraderechistas con un modelo a base de asumir muchos postulados del populismo nacionalista como el discurso antiinmigración, pero manteniendo su perfil europeísta.

Aunque Casado ya ha probado en el pasado esta jugada para competir con Vox y no le ha dado buenos resultados, puesto que lo que logró fue inyectarle más energía a los ultraderechistas, necesita mostrarse como el líder capaz de darle un beso de muerte a la extrema derecha.  

Kurz se ha convertido también en el referente de la "nueva derecha" por el éxito de su estrategia para debilitar a los ultraderechistas con un modelo a base de asumir muchos postulados del populismo nacionalista como el discurso antiinmigración, pero manteniendo su perfil europeísta.

Precisamente, el otro político en activo que acompañará al líder del PP es el vicepresidente de Comisión Europea y comisario "responsable del modo de vida europeo", Margaritis Schinás. El político griego ostenta el cargo con el título más polémico de la UE, que en la práctica se encarga de gestionar la política migratoria del bloque, y que refleja el proceso de derechización en materia identitaria y de migración en el que está sumergido el PPE.

"La inmigración es una cuestión que preocupa a todos los partidos europeos de centro derecha y centro izquierda. Y en el PP pensamos que la respuesta tiene que ser europea. Esto significa que vamos mucho más allá del centro derecha", argumenta en diálogo con LPO la diputada Edurne Uriarte, coordinadora de la convención nacional del PP, al referirse al discurso antiinmigración.

La foto con la canciller alemana, Ángela Merkel, siempre ha sido la más buscada por los aspirantes de la derecha, pero desde el PP afirman que "la posibilidad era inviable" por la celebración de elecciones en Alemana.

A pesar de ello, el protagonismo de Kurz muestra el avance de los sectores más derechizados que consideran a la saliente canciller Merkel como parte del pasado.

El líder del PP se rodeará principalmente de mandatarios ya retirados, como el incluido el ex presidente de Francia Nicolás Sarkozy, condenado por corrupción a tres años de cárcel el pasado mayo, al que aseguran haber invitado antes de conocerse la sentencia en su contra.

Sarkozy, que estará el miércoles en Madrid junto a Casado, "es un ex jefe de Estado con enorme influencia en Francia y con un gran peso internacional", argumenta Uriarte. 

La inmigración es una cuestión que preocupa a todos los partidos europeos de centro derecha y centro izquierda. Y en el PP pensamos que la respuesta tiene que ser europea. Esto significa que vamos mucho más allá del centro derecha

Los demás invitados internacionales confirmados son el ex primer ministro de Dinamarca y ex secretario de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen; el ex presidente de PPE, ex primer ministro de Polonia y presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk; el ex primer ministro de Portugal y ex presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso; el ex presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani; y los ex presidentes de México y Colombia, Felipe Calderón y Andrés Pastrana, respectivamente.

"Son todos referentes de la centro derecha internacional", insisten desde el PP al referirse a la lista de ex cargos políticos de perfil conservador y liberal con los que han rodeado a su líder.

GAD3: Casado pierde fuerza ante Sánchez y tampoco le alcanzaría con Vox para gobernar

"Claramente Casado ha tenido una mejor recepción con los que no les importa las relaciones de PP con Vox. Por otro lado, le vale más el apoyo internacional que el coste que pude tener sus implicaciones en casos de corrupción porque la sociedad no está tan bien informada", sostiene en diálogo con LPO el politólogo de la Universidad de Valencia Juan Rodríguez Teruel.

La convención es importante para el PP porque "está orientada a consolidar el liderazgo de Casado, tanto en sus apoyos del centro como en mejorar su valoración en términos de liderazgo en el sector de la derecha más dura del partido que ahora mira a Vox", subraya el experto.

Según explica el analista, las encuestas "han alejado la idea de crisis de los últimos años, y abren buenas expectativas para el PP, pero en paralelo no hubo reconocimiento del liderazgo de Casado".

"Esto no es tan negativo porque el PP históricamente ha tenido un apoyo que no dependía del líder, sino de la movilización del electorado de la derecha, que es el más fiel. Pero la irrupción de Vox con su discurso duro ejerce como un polo de atracción que pone límites a las expectativas de los conservadores", añade.

El dilema de Casado es que tiene la obligación de reforzar su imagen hacia la derecha para arrinconar a Vox, a la vez que necesita mantener al PP en el centro del tablero político después de haber logrado dejar prácticamente fuera de juego a Ciudadanos.

Cuando en junio anunció la convención, Casado dijo que entre sus intenciones estaba "ensanchar" la base política y social del partido. "Desde nuestra izquierda y desde nuestra derecha, alrededor de un proyecto razonable y centrado en lo que España necesita", sostuvo.

El ex portavoz de Ciudadanos Juan Carlos Girauta; el fundador de Vox, Alejo Vidal-Quadras, y el ex secretario general de CCOO (Comisiones Obreras), José María Fidalgo, son los únicos nombres que logró incorporar Casado. Esto es muy poco si se tiene en cuenta que Girauta y Vidal-Quadras ya eran del PP, mientras Fidalgo lleva años coqueteando con la derecha, incluso cerca de Aznar.

"El objetivo es fortalecer nuestro mensaje, ideas y proyecto en base a un trabajo de debate y de escuchar a la sociedad civil. Es lo que venimos haciendo desde hace meses con debates públicos y privados de los que participaron unas 400 personas", explica Uriarte, quien reconoce que la perspectiva "progresista" la han dado personas del ámbito de Ciudadanos. "Nuestro ideario es el liberalismo, conservadurismo y democracia cristiana", subraya.

En el plano intelectual y latinoamericano destaca la figura del Premio Nobel Mario Vargas Llosa, el opositor venezolano Leopoldo López; el disidente cubano Carlos Payá y Gerardo Bongiovanni, presidente de la Fundación Libertad de Argentina, un "think tank" de ideas ultraliberales.

Más allá del rearme ideológico, lo que más preocupa a Casado es superar la fractura interna que puede lastrar su última oportunidad de llegar a la presidencia el Gobierno de España. En ese sentido, en el PP preocupa que Isabel Ayuso eclipse el cónclave.

Casado ha tenido una mejor recepción con los que no les importa las relaciones de PP con Vox. Por otro lado, le vale más el apoyo internacional que el coste que pude tener sus implicaciones en casos de corrupción porque la sociedad no está tan bien informada

A diferencia de los demás presidentes y líderes autonómicos que estarán junto a Casado en los actos que tendrán lugar en sus comunidades, la madrileña no participará el miércoles de evento organizado en Madrid, debido a que se encontrará de viaje oficial en Estados Unidos, en busca de inversiones. Si llegará para la mesa de presidentes autonómicos que se celebra el sábado en Valencia.

En un momento se especuló -o amenazó- con su ausencia, pero ésto supondría tensar mucho la cuerda cuando todavía no está claro cuál es la fuerza de su liderazgo más allá de Madrid.

"Ayuso ha tenido un discurso muy duro, está gobernando, y eso le da un plus. Sin embargo, sus supuestos planes de liderar al PP se presentan a mediano y largo plazo, y habrá que ver si puede competir en el resto de España, donde ven a Madrid muy centralista", dice Rodríguez Teruel.

Por lo pronto, su movimiento para dirigir el PP de Madrid que la cúpula de Casado vio como una amenaza, provocó que el ala más derechista del partido, con la ex presidenta madrileña Esperanza Aguirre y la ex portavoz Cayetana Álvarez de Toledo a la cabeza, se posicionara a su favor.  

El ex presidente Aznar, que por ahora sigue respaldando a Casado, es quien abandera la posición ideológica más radical, que el actual líder abrazó cuando tomó el mando pero luego abandonó a mediados de 2020 para volver al centro con la destitución a Álvarez de Toledo.

"El problema Casado es que necesita mantener una deriva más centrista, pero cualquier acercamiento al PSOE lo perjudica respecto a Vox, un partido que a diferencia de otras ultraderechas, se apoya sobre todo en la frustración frente al Gobierno, concretamente a la figura de Sánchez y sus socios de izquierda y separatistas", advierte el politólogo valenciano.

Álvarez de Toledo dijo que no iría a la convención, con lo que será la gran ausente de la cita de la familia conservadora, mientras Aguirre confirmó que participará como invitada el evento en Madrid. "Todos los diputados estarán, me sorprende que diga que no vendrá", apunta Uriarte, la coordinadora del evento. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.