Presupuestos
Los socios de Sánchez condicionan su apoyo para la aprobación del presupuesto
ERC, PNV y EH Bildu buscan que el Ejecutivo retome su agenda social y transfiera competencias a los gobiernos autonómicos. Gabriel Rufián advirtió que "el Gobierno está muy tranquilo para todo lo que tiene por delante".

 Con la negociación de los nuevos presupuestos en marcha, los principales aliados del gobierno en el Congreso buscan arrancar a la Moncloa una serie de compromisos. En principio, ERC, PNV y EH Bildu intentarán que el Ejecutivo retome su agenda social y transfiera competencias a los gobiernos autonómicos.

Por caso, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, aseguró este martes que "el voto de Esquerra se suda" y que "el Gobierno está muy tranquilo para todo lo que tiene por delante". Pese a la mesa de diálogo entre Madrid y el Govern, Rufián dejó en claro que las negociaciones sobre las cuentas irán por otro carril.

En el mismo sentido se expresó la vocera parlamentaria de EH Bildu, Mertxe Aizpurua: "El momento de las tentativas de dilatar las promesas hechas ha pasado ya, y ahora toca cumplir". También pidió al gobierno de Sánchez que aplique "sin demora esa agenda progresista a la que se comprometió" y exigió la derogación de la llamada Ley Mordaza, una reforma fiscal y una legislación que regule el precio de los alquileres.

En las conversaciones que el ministro de Presidencia Félix Bolaños viene llevando adelante con los diferentes grupos parlamentarios, el PNV le planteó la cesión de las competencias del ingreso mínimo vital, que ha despertado enojos entre las comunidades y el Ministerio de Seguridad Social, y la propia gestión de los fondos europeos de reconstrucción, tema clave en los próximos años. 

El momento de las tentativas de dilatar las promesas hechas ha pasado ya, y ahora toca cumplir

Desde la Moncloa confían en que finalmente contarán con los votos de ERC, EH Bildu y PNV, e incluso con el respaldo de sus socios menores de investidura, como Compromís y Más País, debido al carácter de emergencia ocasionado por la pandemia y a la negativa de los partidos de derecha a apoyar los presupuestos.

Pero las formaciones de izquierda, incluida Unidas Podemos, intentarán que esta vez las políticas sociales sobresalgan en la segunda mitad de la legislatura. De hecho, los morados pidieron esta mañana a los socialistas que deroguen la reforma laboral aprobada durante el gobierno de Mariano Rajoy. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.