Argentina
Fuerte presión del kirchnerismo para que Alberto Fernández haga cambios en el gabinete
Tras la dura derrota electoral, el sector leal a la vicepresidenta Cristina Kirchner quiere la salida del Jefe de Gabinete y el ministro de Economía.

El peronismo se está recuperando de la dura derrota electoral del domingo y ya diseña las directrices de los próximos 60 días para intentar revertir el resultado en las elecciones generales del 14 de noviembre. 

Por el lado económico, el gobierno de Alberto Fernández acelerará una inyección económica basada en el aumento de salarios y jubilaciones, modificaciones en el impuesto a las ganancias de los trabajadores asalariados e incentivos para pequeñas empresas y trabajadores informales. 

El Gobierno insinúa una profundización de la emisión monetaria para financiar al Tesoro y un alejamiento de la convergencia al equilibrio en las cuentas públicas necesaria para estabilizar la macroeconomía. Sin más, en los primeros 8 días de septiembre, se emitieron $140.000 millones, de acuerdo a los últimos datos disponibles: $60.000 millones el viernes 3 y otros $80.000 millones el miércoles 8. Con esto, ascienden a $850.000 millones la emisión para financiar al fisco en lo que va del año.

Durísima derrota del gobierno de Alberto Fernández en Argentina

A las medidas mencionadas, se le suma la Ley de Compre Argentino que presentó este lunes el ministro Kulfas para promover la inversión y la generación de 30 mil puestos de trabajo en las pymes. Ambas iniciativas, entienden en el Gobierno, son una inversión que puede generar más gasto en el corto plazo, que se recupera con creces en los tributos cuando en la economía se hace girar la rueda.

Sin embargo, los especialistas dicen que esto no tendrá efectos inmediatos y puede provocar un nuevo aumento de precios que podría romper el descenso sostenido del ritmo inflacionario de los últimos meses. 

Alberto Fernández acelerará una inyección económica basada en el aumento de salarios y jubilaciones, modificaciones en el impuesto a las ganancias de los trabajadores asalariados e incentivos para pequeñas empresas y trabajadores informales.

Otro de los debates internos en el Frente de Todos gira en torno a posibles cambios en el Gabinete. La vicepresidenta, Cristina Kirchner, viene planteando que "hay funcionarios que no funcionan" y es su sector el que más presionar para una oxigenación. 

Los nombres apuntados son el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en el ojo de la tormenta por ser el coordinador de la campaña electoral.

Martín Guzmán y Santiago Cafiero.

Andrés Larroque, uno de los líderes de La Cámpora (agrupación que conduce Máximo Kirchner), le pidió directamente al presidente que cambie a Cafiero y Guzmán.

El ministro de Desarrollo bonaerense le pidió a Alberto "reflejos" para enfrentar la derrota en las primarias y "tomar las medidas correspondientes". El dirigente camporista recordó que tras perder en las legislativas de 2009 y 2013 Cristina Kirchner cambió al jefe de Gabinete y al ministro de Economía, una forma poco sutil de recomendarle que haga lo mismo.

"En 2009 y 2013 vivimos situaciones muy difíciles y siempre salimos con política, con la gente y con medidas en lo económico y social", analizó Larroque sobre el resultado del domingo.

"En 2009 entraron Aníbal (Fernández) y Amado (Boudou) a jefatura de Gabinete y a Economía. En 2013 entraron Coqui (Capitanich) y Axel (Kicillof). Son cosas que requieren que reaccionemos con reflejos y escuchemos a la gente", dijo el dirigente de La Cámpora. 

En 2009 y 2013 vivimos situaciones muy difíciles y siempre salimos con política, con la gente y con medidas en lo económico y social

Se trata de un mensaje muy fuerte al corazón del gobierno y que refleja lo que sucede en el seno de la alianza oficialista desde el domingo a la noche. Como contó LPO, Cristina, Máximo y Massa creen que es necesario un cambio principalmente en la jefatura de Gabinete.

La presión del kirchnerismo a través de los medios es notoria y fue escalando en importancia. Comenzó con el dirigente social Juan Grabois el lunes y continuó este martes con el diputado y secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) Hugo Yasky y la legisladora María de los Ángeles Sacnún, todos del riñón de Cristina

Uno de los ejemplos que pone el kirchnerismo para presionar a Fernández es la gobernadora de Santa Cruz y cuñada de Cristina, Alicia Kirchner, que pidió la renuncia de todo su gabinete luego de un inesperado revés electoral. 

Sergio Massa podría ser el reemplazante para ocupar la jefatura de Gabinete mientras que el economista Martín Redrado o la actual vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, suenan para reemplazar a Guzmán una vez que este alcance un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. 

No obstante, las tensiones con Guzmán se aceleran en la medida que las urgencias electorales alejan al oficialismo de la disciplina fiscal y, como reveló en exclusiva LPO, Alberto Fernández está frenando el presupuesto para evitar un nuevo aumento de tarifas que podría complicar más las chances electorales. 

Por estas horas, la presión contra el Presidente es feroz y se presume que pronto habrá un cambio de timón que permita anticipar los movimientos de los próximos meses. 


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.