Política
Casado vigila la mesa de diálogo con Cataluña y perfila su propuesta de unidad para mostrar liderazgo frente a Vox
El Partido Popular considera que la reunión de mañana entre Sánchez y Aragonès es "ilegal e ilegítima". La mirada está puesta en la convención del PP del 26 de septiembre.

El líder del Partido Popular (PP), Pablo Casado, es consciente de que el conflicto catalán, además de la recuperación económica, serán los ejes de la política española de los próximos años. Por eso, no quiere dar pasos en falso en relación con la polémica mesa de diálogo entre la Generalitat y el Gobierno central de Pedro Sánchez.

En pleno revuelo por la decisión del President Pere Aragonès de dejar fuera de la mesa a los dirigentes indultados propuestos por sus socios de Junts en la víspera del encuentro que tendrá lugar este miércoles en Barcelona, Casado calificó de "muy grave" que Sánchez esté dispuesto a participar en de la cita, vaya quien vaya.

"Pero el colmo es que diga que si llegan a un acuerdo lo van a someter a un referéndum. Se está llegando demasiado lejos por un puñado de votos y la investidura", aseguró el líder conservador ante los micrófonos de la radio Cope, donde reiteró su rechazo a la iniciativa, sin estridencias ni amenazas o golpes sobre la mesa.

Crisis en la Generalitat: Aragonès veta a Junts para la mesa de diálogo

Casado quiere mostrar su liderazgo y capacidad de ser alternativa de gobierno, por eso está a la espera de las propuestas que pueda surgir de esa mesa de diálogo para mover fichas, sin entrar ya en competencia directa con Vox, ni en el plano de la retórica incendiaria, ni en el judicial.

Aunque no descuida las críticas a Sánchez, el líder de los populares tampoco tiene apuro de actuar en los tribunales, como sí lo ha hecho la ultraderecha contra los independentistas catalanes, incluido el caso los indultos.

La estrategia de Casado está más centrada en dejar claro de cara a la convención nacional partidaria que empieza el 23 de septiembre, que el PP tiene propuestas para Cataluña, algo que quedó desdibujado con el choque de trenes durante el Gobierno de Mariano Rajoy en 2017.

"Tendríamos que tipificar el delito de referéndum ilegal. Lo teníamos antes de (el ex presidente José Luis Rodríguez) Zapatero e impidió el plan Ibarretxe. Los golpes de estado no se dan en caballo ni con armas, se dan como lo dio (el ex President Carles) Puigdemont", subrayó el Presidente del PP. 

La estrategia de Casado está más centrada en dejar claro de cara a la convención nacional partidaria que empieza el 23 de septiembre, que el PP tiene propuestas para Cataluña, algo que quedó desdibujado con el choque de trenes durante el Gobierno de Mariano Rajoy en 2017.

"No se trata de ver quién grita más. Creemos que la labor de la oposición debe estar basada en el control al gobierno, la exigencia de responsabilidades y una parte propositiva", afirma el vicesecretario de participación del PP, Jaime de Olano, en diálogo con LPO.

Ciudadanos se repliega a Cataluña para intentar un resurgimiento

"Cuando dicen que hemos sido o somos blandos, recuerdo a Rajoy cesando al gobierno de Cataluña, difícilmente se puede ser contundente sin caer en el histrionismo. Algunos dicen tener soluciones fáciles para problemas complejos, eso es populismo. No es tan simple, la firmeza no está reñida con la labor parlamentaria", remarca el dirigente gallego.

Jaime Olano, vicesecretario de participación del Partido Popular.

De Olano ahonda en que en la convención nacional el PP va a "escuchar a la sociedad civil y extraer su programa electoral reformista", y que "uno de los ejes es el de la Nación, y el fortalecimiento de las instituciones democráticas ante los ataques como los sufridos en Cataluña". 

No se trata de ver quién grita más. Creemos que la labor de la oposición debe estar basada en el control al gobierno, la exigencia de responsabilidades y una parte propositiva

Contrariamente a lo que dice el Gobierno y "sus altavoces mediáticos", en el PP están convencidos de que la mayoría de los españoles siguen oponiéndose a los indultos y apoyan la Constitución, con lo que necesitan un referente que, a diferencia del planteamiento rupturista de Vox -que quiere acabar con las autonomías-, defienda el status quo.

"Estamos ante un gobierno catalán independentista que no renuncia a sus objetivos sino que redobla su intento. Por ese motivo, desde el PP queremos tipificar también la rebelión con penas más duras. El propio Sánchez dijo en campaña electoral que iba a volver a tipificar el delito de referéndum y ahora se sienta en la mesa", apuntó el político el dirigente.

"El movimiento catalán no está unido"

Esta propuesta para la defensa de la unidad de la Nación española y la Constitución, junto con iniciativas para la recuperación económica y del empleo, son los pilares de la estrategia de Casado para reforzar su liderazgo frente a un Sánchez que el PP ve en declive, tal como ya muestran las encuestas a nivel nacional que pronostican un triunfo de la derecha en unas hipotéticas elecciones.

Tras semanas de incertidumbres y de un enfriamiento de la relación con la Generalitat por el bloqueo del proyecto de ampliación del aeropuerto de El Prat, Sánchez confirmó apenas dos días antes del encuentro que presidiría la segunda reunión de la mesa de diálogo para abordar el conflicto separatista.

Después de que Aragonès exigiera su presencia, el líder socialista justificó su viaje a Barcelona por la voluntad de mostrar su compromiso con el "diálogo y el reencuentro", según dijo en TVE.

Pedro Sánchez y Pere Aragones.

Sin bajar la guardia, el PP insiste en que Sánchez está pagando el precio de su investidura y que la reunión no solo es "ilegítima" -y eventualmente "ilegal", sino que está rodeada de opacidad porque "no existe orden de día y no conocemos de que se va a hablar", denuncia de Olano.

"Por un lado el gobierno central dice que no se va a hablar de autodeterminación y referéndum, y por el otro el gobierno catalán dice lo contrario. Pero, en todo caso, "el gobierno de la Nación no puede sentarse a hablar sobre un referéndum porque lo prohíbe el Artículo 2 de la Constitución. Sería fraude de ley e ilegal", subraya el vicesecretario del PP.

El dirigente gallego también apunta a que parte del gobierno catalán -Junts- quiere que en "la mesa de la infamia" -como se refiere a las negociaciones con el gobierno independentista- se sienten "delincuentes condenados por el Tribunal Supremo que fueron indultados pero que siguen inhabilitados- algo que es intolerable". 

El gobierno central dice que no se va a hablar de autodeterminación y referéndum, y por el otro el gobierno catalán dice lo contrario. Pero, en todo caso, "el gobierno de la Nación no puede sentarse a hablar sobre un referéndum porque lo prohíbe el Artículo 2 de la Constitución. Sería fraude de ley e ilegal

"Supone un agravio al resto de comunidades de España y a los catalanes que no están a favor de la independencia", destaca.

La propuesta de Junts era que estuvieran los ex presos Jordi Sánchez y el exconsejero Jordi Turull, pero Aragonès lo rechazó y sus socios anunciaron a última hora que no participaría de la reunión, agravando la crisis interna en el Gobierno catalán en un momento clave.

A raíz de lo ocurrido, Sánchez admitió que "el diálogo va a ser largo" y pidió "no poner plazos" para evitar frustraciones.

Por ahora, el PP se limita a denunciar la ilegitimidad de la mesa y la nulidad de los acuerdos que puedan surgir, aunque promete "acudir a los tribunales en defensa de los derechos de los españoles cuando haya algún acto impugnable que ataque los derechos democráticos".

En la sede de la calle Génova todavía defienden la hipótesis de que el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos encabezado por Sánchez es "la izquierda más radical de Europa" y terminará cayendo por el peso de su propia ineptitud.

"Es un gobierno agotado que ha mentido a los españoles y se ha asociado con los que quieren destruir a España", dicen desde el PP, a pesar de que se han armado de paciencia y muchos dirigentes creen que pasarán todavía unos años, probablemente en las próximas elecciones cuando tengan la posibilidad de volver a gobernar.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.