México
Exclusivo: El procesado ex presidente de Pemex aparece como operador de la venta del Banco Sabadell
Emilio Lozoya, involucrado en la causa de los sobornos de Odebretch, está involucrado con el dueño de Fintech Advisory, David Martínez

El ex presidente de la petrolera estatal mexicana Pemex, Emilio Lozoya, fue noticia hace algunas semanas por declarar contra Ricardo Anaya, candidato opositor a presidente de México que tuvo que irse del país por considerarse un perseguido por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, para sacarlo de las elecciones de 2024.

Lozoya fue el todopoderoso presidente del gigante petrolero durante el gobierno del priista Enrique Peña Nieto y acorralado por las investigaciones de corrupción en el capítulo mexicano de pago de sobornos de la multinacional brasileña Odebretch, durante el gobierno de López Obrador se convirtió en el primer "arrepentido" de la corrupción del gobierno anterior, con declaraciones que resultaron muy funcionales al actual gobierno para avanzar contra distintos opositores internos como el panista Anaya.

El procurador de México expuesto por la falta de pruebas en su acusación contra el líder opositor

LPO México pudo confirmar en exclusiva que ahora Lozoya regresó al mundo de los negocios de la mano de David Martínez, presidente del Banco Sabadell. Este mexicano nacido en Monterrey hace 63 años, es uno de los multimillonarios mexicanos más prolíficos -en Argentina es socio del Grupo Clarín en su imperio de telecomunicaciones- y, sin embargo, su vida privada es un misterio y casi no hay fotos suyas disponibles.

Circula en el establishment mexicano el dato de que en ciertos domicilios de la Ciudad de México, Lozoya protagoniza encuentros de negocios que tienen que ver con asuntos donde está involucrado el dueño de Fintech Advisory, David Martínez, que también tiene sus complicaciones judiciales pero con el Departamento de Tesoro de Estados Unidos.

Luego de haber sido prófugo de la justicia mexicana, desde hace dos semanas circula en el establishment mexicano el dato de que en ciertos domicilios de la Ciudad de México Lozoya protagoniza encuentros de negocios que tienen que ver con asuntos donde está involucrado el dueño de Fintech Advisory, David Martínez, que también tiene sus complicaciones judiciales pero con el Departamento de Tesoro de Estados Unidos.

Según dijeron a LPO personas que han conversado con Lozoya, este se explaya casi como un emisario de Martínez. Explica aristas del proceso de rescate de Grupo Posadas, futuros movimientos en el accionariado de Grupo OMA e incluso hace poco le ofreció a un financiero mexicano la posibilidad de adquirir la filial local del banco Sabadell, proyecto que Martínez trajo desde España pero que no termina de despegar.

El empresario mexicano David Martínez.

Lozoya y Martínez se volvieron extremadamente cercanos cuando el primero era director de Pemex y Martínez le propuso la asociación con la petrolera noruega Seadrill. El relato más detallado de asociación lo aportó el ex dueño de Oro Negro, Gonzalo Gil Whithe.

Martínez tiene una sintonía absoluta con el gobierno mexicano de López Obrador y al interior del staff presidencial domina la tesis de que Lozoya no es arrestado, a pesar de casi no haber aportado resultados con su "colaboración", por esa cobertura que le da Martínez.

 En el gabinete de López Obrador predomina la tesis que Lozoya no está detenido a pesar de los casi nulos aportes que brindo en su testimonio como "arrepentido", por su cercanía a David Martínez.

En sus encuentros Lozoya, más allá de su fascinación por los números, habla extensamente de la sucesión del 2024 y plantea escenarios judiciales para su persona según quien sea el ganador.

Extraditado desde España en julio de 2020, Lozoya se convirtió en colaborador de la Fiscalía General de México. El exfuncionario, acusó entonces a un grupo de políticos, entre ellos a Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón y Carlos Salinas de Gortari, todos rivales políticos de López Obrador.

A un año de su denuncia, los dichos del exfuncionario apenas han generado acción judicial. La fiscalía solo ha procedido contra uno de los presuntos implicados en la red de corrupción, el ex senador panista Jorge Lavalle. El exfuncionario ha pedido otra prórroga de investigación al juez para acumular más evidencia, periodo que concluiría en octubre. 

Como contó LPO en 2019, el Departamento del Tesoro informó estudió imponerle sanciones por sus negocios con el régimen de Nicolás Maduro y estuvo cerca de abandonar el consejo de administración del Banco Sabadell, por el hecho de que esta entidad española, que opera en México, tiene una subsidiaria en Estados Unidos denominada Sabadell United Bank, supervisada por Martínez.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.