Crisis migratoria
La crisis migratoria genera un nuevo cruce entre el Gobierno y Podemos
La ministra, Yolanda Díaz, lideró las críticas contra la decisión del Ministerio del Interior.

No es un verano tranquilo para la coalición que lidera Pedro Sánchez que suma reclamos de sus socios de Unidas Podemos, esta vez por la crisis migratoria con Marruecos. 

No es la primera vez que los morados disienten con Sánchez por este tema, ya que, Pablo Iglesias en su momento se manifestó a favor de la independencia del Sahara, provocando un verdadero problema diplomático.

 Ahora, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, le transmitió al presidente del Ejecutivo el malestar de Unidas Podemos por las devoluciones colectivas de menores  desde Ceuta a Marruecos.

 Según ha desvelado este lunes en una entrevista en RNE la secretaria de Organización de Podemos, Lilith Verstrynge, Díaz ha reclamado a Pedro Sánchez que "intervenga" y "paralice" estos retornos. 

La justicia investiga al Gobierno por la devolución de menores migrantes marroquíes

Según publicó el diario El País, la comunicación con el presidente se produjo el viernes, cuando se conoció el acuerdo entre España y Marruecos para la devolución de los menores.

En ese sentido, Yolanda Díaz ha expresado su preocupación por la posible "vulneración de derechos" en el proceso, a lo que La Moncloa ha respondido que "se está cumpliendo la ley", del mismo modo que lo ha hecho el Ministerio del Interior, que dirige Fernando Grande-Marlaska.

En paralelo, el ministeriode Derechos Sociales, en manos de la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, ha enviado una segunda carta a Interior -tras la remitida el pasado viernes- para "reiterar su rechazo" al proceso de devolución de menores, después de haber conocido el auto del Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 1 de Ceuta que suspende la expulsión de nueve de los 12 menores que iban a ser repatriados entre este lunes y martes, informan fuentes del departamento.

Derechos Sociales solicita que "se detenga la operación de repatriación a Marruecos" hasta "definir" un protocolo que establezca que aquellos menores que deseen volver con sus familias "puedan hacerlo en condiciones de seguridad" y que aquellos que no quieran se queden en España "en condiciones de acogida dignas". 

Ione Belarra y Lilith Verstrynge

"Este ministerio en ningún caso se opone a la reagrupación familiar de los menores. Pero entendemos que para que pueda llevarse a cabo esta operativa de repatriación es imprescindible un estricto cumplimiento de las leyes nacionales y de la Convención de los Derechos del Niño, tal y como establece el Acuerdo Marco suscrito con el Reino de Marruecos en 2007, añade la carta. Fuentes del ministerio insisten en que han vuelto a ponerse a disposición de Interior, para "definir un protocolo que respete la ley y tenga todas las garantías".

Marruecos evita la entrada a Melilla de 230 migrantes

El Ministerio de Derechos Sociales ya escribió el viernes a Interior una primera carta para mostrar su disconformidad con la operación . La misiva, firmada como la enviada este lunes por el secretario de Estado Nacho Álvarez y la directora general de Infancia, Violeta Assiego, se hacía eco de las denuncias de las organizaciones civiles en el terreno. El departamento se desmarcaba en el escrito de las actuaciones de Interior y dejaba constancia de que la responsabilidad era "única y exclusivamente" de ese ministerio. 

Marlaska ha respondido en una entrevista en la cadena SER que todo el mundo estaba "informado en los términos necesarios y precisos" y ha insistido en la coordinación interna del Gobierno y entre las administraciones implicadas, después de las peticiones de información y de las críticas de la Fiscalía , el Defensor del Pueblo, el Consejo de la Abogacía, las organizaciones sociales y también la oposición. "Todos nuestros departamentos estamos conectados y trabajamos día a día. Somos un mismo Gobierno. 

He tenido comunicación con ella y con su departamento, de forma continuada", ha aseverado el titular de Interior sobre la coordinación del Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos. Fuentes del Ministerio de Derechos Sociales aseguran que Marlaska no ha contactado con Ione Belarra "por ningún medio en ningún momento de esta crisis".

"Lo que estamos viendo en las últimas horas es una práctica más propia de otro tipo de administraciones de otros países", ha criticado Verstrynge  este lunes. "Desde Unidas Podemos pensamos que el presidente del Gobierno tiene que intervenir y parar esto, y así se lo ha trasladado en las últimas horas Yolanda Díaz", ha añadido. "Los derechos humanos no son un pin de quita y pon y su compromiso con ello se demuestra en los momentos más difíciles". 

Desde Unidas Podemos pensamos que el presidente del Gobierno tiene que intervenir y parar esto, y así se lo ha trasladado en las últimas horas Yolanda Díaz

Para la secretaria de Organización de Podemos ahora se debe "apostar" por una "política migratoria que trate a las personas migrantes con dignidad, con vías legales y seguras, una acogida digna y una oportunidad de inclusión en la sociedad".

De esta manera, Podemos acumula cuestionamientos al Gobierno. Primero fue el rechazo a la ampliación del aeropuerto de El Prat, luego presionó al gobierno para intervenga en el mercado energético ante la suba de la luz y ahora la crisis migratoria con Marruecos que tornan más dificil la convivencia entre dos socios que se necesitan.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.