Unidas Podemos
Podemos se resigna y empieza a trabajar para la candidatura de Yolanda Díaz
El sector leal a Pablo Iglesias se ocupó de evitar que la vicepresidenta segunda ocupe lugares de relevancia dentro del partido pero las últimas encuestas obligan a cambiar de parecer.

No es una novedad decir que Unidas Podemos ha perdido caudal electoral. Si se compara con aquella que emergió tras las marchas de los indignados y rompió la hegemonía bipartidista en España para instalarse con fuerza en el sistema político e incluso, llegó a entusiasmarse con ganar las elecciones generales. 

En el medio hubo peleas de egos, diferencias programáticas, dirigentes de peso que se fueron y una decisión de aferrarse a un núcleo duro liderado por Pablo Iglesias. En ese derrotero que incluyó la alianza de gobierno con el PSOE para conformar la actual coalición hubo un final cantado con Pablo Iglesias y una aventura electoral en Madrid que terminó en fracaso y provocó su salida de la política. 

El fracaso en las elecciones madrileñas no fue suficiente para que los morados realicen una autocrítica, ya que, cuando todo parecía que la reemplazante de Iglesias sería la actual vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, el pablismo se encargó de que eso no ocurra e impusieron a Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, como secretaria general del partido. 

Crece la resistencia de Podemos al pacto de Sánchez con Catalunya por El Prat

El problema principal de Podemos es su poco anclaje territorial y la nula imagen de Belarra o Montero, como cartas del pablismo para entrar a la cancha electoral. 

Por eso, la mejor carta para 2023 es Yolanda Díaz, pues, tiene un perfil que puede suplir la ausencia de Pablo Iglesias y cuenta con buenos datos de valoración y simpatía en los distintos electorados progresistas -entre los que se destacan un significativo el aprecio entre votantes de Más Madrid o del PSOE- que le permitiría recuperar parte del electorado perdido en el ciclo 2016-2019.

Ione Belarra, Secretaria General de Podemos.

En la cúpula de Podemos tiene claro este escenario y proponen construir algo más amplio que Unidas Podemos. Ese frente amplio encaja perfecto con Díaz y podría sumar otras figuras de peso como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el coordinador de IU, Alberto Garzón, o la vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra. 

El problema principal de Podemos es su poco anclaje territorial y la nula imagen de Belarra o Montero, como cartas del pablismo para entrar a la cancha electoral.

Los límites territoriales, sobre todo en las comunidades autónomas, y de amplitud son claros y parece que Díaz es la única que puede afrontar eso. 

De todas formas, ella no tiene decidido si quiere afrontar ese desafío. En el camino a la cita de 2023 hay un gobierno intentando hacer pie a las consecuencias económicas y sociales de la pandemia y una bloque de derechas con el PP y Vox que confían en recuperar el poder.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.