Israel
La oposición confirmó acuerdo y Netanhayu se queda fuera del gobierno de Israel
El líder de Yesh Atid, Yair Lapid, logró una amplia unidad para destronar al primer ministro, en el poder desde 2009. Rotará la jefatura de gobierno con el nacionalista religioso Naftali Benet.

Benjamín Netanhayu dejará de ser el primer ministro de Israel luego del acuerdo alcanzado por los partidos opositores que forjaron una amplísima alianza integrada por laicos, árabes y nacionalistas ultrarreligiosos. A poco menos de dos horas de que expire el plazo fijado, el líder de la oposición Yair Lapid anunció el apoyo del partido árabe Raam, del islamista Mansur Abas al proyecto de coalición.

La nueva coalición de gobierno, compuesta de partidos de casi todo el arco ideológico estará liderada por el nacionalista religioso Naftali Benet durante los dos primeros años y será reemplazado por el centrista laico Lapid durante los dos siguientes.

La diferencia la marcó Benet, del partido Yamina, que anunció el pasado domingo que sus siete escaños apoyarían la formación de un "Gobierno de unidad " y logró cerrar una conducción rotativa.

"Todos los partidos están invitados a unirse al gobierno. Para que este tenga éxito, todos los socios tendremos que mostrar moderación tanto durante las negociaciones como después. No se pide a nadie que renuncie a su ideología, pero todos tendrán que posponer la realización de parte de sus sueños", explicó Benet durante el anuncio.

Por su parte, Netanhayu dijo que el nuevo gobierno será de izquierda y disparó en la previa: "Pido a los que fueron elegidos con los votos de la derecha, pido a los que tienen una conciencia y un camino a seguir, que sigan este camino, que no formen un gobierno de izquierdas. Un Gobierno así es un peligro para la seguridad de Israel y es también un peligro para el futuro del Estado."

El laico Yair Lapid, el nacionalista religioso Naftali Benet y el islamista Mansur Abas.

Aunque Bennett y sus nuevos socios todavía se enfrentan a algunos obstáculos, las partes parecen ir en serio a la hora de alcanzar un acuerdo y poner fin al estancamiento que ha llevado al país a celebrar cuatro elecciones en dos años.

La nueva coalición de gobierno, compuesta de partidos de casi todo el arco ideológico, incluido un partido árabe por primera vez, estará liderada por el nacionalista religioso Naftali Benet durante los dos primeros años y será reemplazado por el centrista laico Lapid durante los dos siguientes.

En un comunicado, Lapid dijo que "el gobierno trabajará para servir a todos los ciudadanos de Israel, incluidos aquellos que no son miembros de él, respetará a quienes se oponen a él y hará todo lo que esté en su poder para unir a todas las partes de la sociedad israelí".

El pacto de la coalición fue firmado por Naftalí Bennett del partido de derecha Yamina, Mansour Abbas del partido árabe-israelí Ra'am, Yair Lapid de Yesh Atid, Benny Gantz de Azul y Blanco, Gideon Sa'ar de Nueva Esperanza, Avigdor Liberman de Yisrael Beytenu, Merav Michaeli del Partido Laborista y Nitzan Horowitz de Meretz y debe pasar una votación de confianza en el Parlamento antes de que juren un nuevo gobierno y primer ministro.

Los partidos que no formen parte del Ejecutivo tendrán la posibilidad de disputar la legalidad de los acuerdos alcanzados, en un intento de obstaculizar su formación. En caso de fracsar, Netanhayu quedará como líder de la oposición. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.