Economía
La Unión Europea se lanza en busca de un acuerdo comercial con India
Las negociaciones se retomarían luego de haberse frenado en 2013 a partir de un diferendo sobre las tarifas en la producción y el intercambio de autopartes así como de los derechos de libre circulación entre as personas.

El último sábado se anunció luego de una reunión estratégica el reinicio del diálogo para avanzar en un tratado de libre comercio entre el bloque continental y el país que cuenta con la segunda población más grande del mundo, la India.

Las negociaciones se retomarían luego de haberse frenado en 2013 a partir de un diferendo sobre las tarifas en la producción y el intercambio de autopartes así como de los derechos de libre circulación entre las personas. Las expectativas están puestas en valerse de lo desarrollado durante seis años de negociaciones intensivas para avanzar rápidamente.

Actualmente la India es el décimo socio comercial de la UE, lo que Bruselas considera un desperdicio ya que la extensión territorial y la multitud de personas que la habitan son también un mercado tentador para cualquiera que pueda colocar sus productos allí. Si bien los funcionarios que encabezaron el proceso anterior se frustraron con las políticas proteccionistas de Nueva Delhi, aparece cierto optimismo producto de los cambios en términos geopolíticos producidos desde entonces. 

Actualmente la India es el décimo socio comercial de la UE, lo que Bruselas considera un desperdicio ya que la extensión territorial y la multitud de personas que la habitan son también un mercado tentador para cualquiera que pueda colocar sus productos allí

La sola intención de avanzar en este sentido ha sido una novedad a nivel internacional. Ocurre que ambas partes ven con preocupación el crecimiento comercial chino que ya ha doblegado a Europa y disputa palmo a palmo con Estados Unidos en una gran variedad de rubros. La ventaja china se ha acrecentado a partir de la pandemia, dado que el gigante asiático viene atravesando una veloz recuperación que contrasta con una Europa todavía sumida en la recesión y la crisis.

La geopolítica de las vacunas: el colapso de India complica a EEUU y Reino Unido

El año pasado el parlamento indio rechazó la conformación de una alianza estratégica con China a quien ve, más allá del intercambio comercial existente entre ambos países, como un potencial rival tanto en materia política como económica.

Las relaciones entre la UE y China son todavía más complejas, dado que el flujo no es solo comercial sino también de traslado de grandes empresas y capitales europeos al país más pujante del siglo XXI. El intercambio entre ambas partas rozó los 600 000 millones de euros en 2020, convirtiéndose en el principal socio comercial también del grupo de los veintisiete.

Al mismo tiempo, Europa busca colonizar el naciente mercado chino. En una economía altamente dinámica, con una estructura social totalmente inédita lo único claro es que es el país más poblado del mundo, el que más ha crecido en las últimas décadas y que mejor conquistarlo económicamente antes de que se desarrolle demasiado. 

Las relaciones entre la UE y China son todavía más complejas, dado que el flujo no es solo comercial sino también de traslado de grandes empresas y capitales europeos al país más pujante del siglo XXI

Es justamente esta ambigüedad la que ha hecho que bloques tan importantes el uno para el otro se cuenten las costillas de manera permanente. Son socios comerciales y anunciaron un acuerdo en diciembre, pero la cooperación y la concordancia quedaron relegadas a la diplomacia. En el mundo real prima la rivalidad, más cuando las tensiones entre China y los Estados Unidos crecen, llenando de incertumbre el futuro.

La Comisión Europea ha hecho saber que busca independizarse comercialmente de Asía y particularmente de China que ya provee tanto materias primas como algunos productos fundamentales para la industria.

Las discusiones al respecto son moneda corriente en Bruselas que ha avanzado en discriminar dentro de las exportaciones chinas a Europa: por un lado ha colocado aquellas que ameritan buscar otros canales para conseguirlos, en parte el acuerdo con India tendría este objetivo. Por el otro, tiene claro que hay mercancías que debe resignarse a comerciar con china lo cual le da a los asiáticos el control sobre determinadas industrias que se frenarían de no suministrar esos insumos.

La reapertura de las negociaciones con india se inscriben en una discusión más amplia de toda la UE para reconfigurar sus relaciones comerciales en lo que será la post pandemia. Con países fuertemente golpeados por la crisis existe una consciencia que para no perder el lugar conquistado es necesario abrir nuevos horizontes. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.