El reducto crítico de Podemos planea una candidatura alternativa a la oficialista de Belarra y Montero
El sector crítico tendrá que reunir los avales a contrarreloj, después del movimiento exprés de la actual cúpula para perpetuar su poder

El reducto crítico de Podemos planea a estas horas impulsar una candidatura alternativa a la lista oficialista del partido, encabezada por Ione Belarra y controlada por Irene Montero. Esta corriente, agrupada bajo el nombre de Nuevo Impulso, prevé lanzarse a la recogida de avales para la Cuarta Asamblea Ciudadana Estatal donde el partido renovará su liderazgo después de la salida de Pablo Iglesias. Podemos ya ha avanzado que abrirá un proceso de votaciones que culminará el 13 de junio pero será este jueves cuando detalle los plazos y el calendario para concurrir en él. 

La actual ejecutiva convocó una votación exprés, con poco más de un mes de antelación, con el objetivo de cortar el paso a Yolanda Díaz e impedirle ningún margen para ganar cuotas de poder en la organización. La candidata a la Secretaría General será Belarra, secretaria de Estado con Iglesias y su actual sucesora en el Ministerio de Derechos Sociales, que contará con un equipo continuista que blindará el control del actual núcleo duro, dominado por Irene Montero.

[La cúpula de Podemos abre un congreso exprés para mantener el control y blindarse ante la Justicia]

Esta convocatoria de un 'Vistalegre 4' también tiene otro efecto colateral: hará decaer las acciones judiciales que están en curso, después de que Nuevo Impulso, liderado por Fernando Barredo, llevara a los tribunales la Asamblea celebrada el pasado año, donde Iglesias se revalidó y donde adaptó el partido a sus intereses, eliminando los topes salariales y la limitación de cargos, entre otras cosas. 

Ahora, esta corriente crítica planea lanzar su propia candidatura, alternativa a la oficialista. Si bien el liderazgo parece asegurado para Belarra, que cuenta con el poder orgánico, el desconocimiento de esta figura además de los malos resultados electorales y la ausencia de Iglesias podría llevar a este reducto a obtener mejores posiciones respecto al 'pablismo', aunque el sistema habitual de votación, DesBorda, tiende a perjudicar a las minorías y amplía la presencia de las opciones mayoritarias. 

"Vamos a hacer un gran esfuerzo para intentar montar una candidatura interterritorial a pesar de que lo han puesto casi imposible, y en cualquier caso seguiremos denunciando estas malas prácticas y luchando por la democracia interna, por recuperar desde cero un proyecto político maravilloso que esta tropa ha convertido en su negocio y en la tabla de salvamento del PCE que usa las siglas de IU hasta que las de por amortizadas copando todos los puestos de Podemos, empezando por los que comportan sueldos", defienden desde Nuevo Impulso en un post publicado en Facebook. 

[Irene Montero corta el paso a Yolanda Díaz en Podemos a través del liderazgo de Ione Belarra]

Esta corriente no escatima en críticas sobre el funcionamiento de la organización: "Apenas quedan círculos activos y son los que han conseguido controlar ellos, en los que con la normativa aprobada irregularmente en la tercera Asamblea campan a sus anchas y hasta se saltan votaciones preceptivas conculcando el derecho de la militancia a decidir sobre los presupuestos y otros asuntos cruciales como acaba de ocurrir en Castilla-La Mancha dedicando el dinero del partido al sueldete del secretario general y sus adláteres", denuncia, antes de ironizar: "Lo importante para todos los colocados es vivir de la política y que nadie les importune". 

"Del fracaso de la izquierda en Madrid sólo han concluido que tienen que darse aún más prisa en pillar lo que puedan antes de que reviente el tinglado en el que han convertido al que pudo ser un partido de la gente, por la gente y para la gente. Mientras siguen blindándose en cargos, sueldos y mandatos, nosotros seguiremos luchando por los principios", adelanta este sector, que apuesta por promover algunos de los principios originales de la organización, con la limitación a un cargo, sea orgánico o institucional, "para garantizar la participación de más militantes y evitar la oligarquía instalada en el partido"; la limitación de mandatos "para que nadie convierta la política en su profesión y se cree su clientela", y la vuelta a la "limitación a tres veces el SMI", una medida que hace un año Iglesias eliminó para aumentar su patrimonio, después de crear irregularmente unos pluses salariales. 

Una medida que los críticos quieren ahora recuperar "para dar ejemplo a tanta gente en precario y demostrar que no se está en los cargos por los sueldos". Además, exigirán una auditoría externa de las primarias "para acabar con las trampas, el estado de fraude permanente"; una afirmación que hace referencia velada a la condena de un juez a las primarias que eligieron las listas electorales de Podemos en Collado Villaba, un proceso que fue anulado por fraude, y cuyo sistema de votación se replicó en la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal celebrada el pasado año. En este sentido, esta corriente exige también "transparencia absoluta en cada movimiento de cada cuenta del partido, publicación justificada de cada dieta y erradicación de sobresueldos encubiertos".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.