Podemos
Irene Montero corta el paso a Yolanda Díaz en Podemos a través del liderazgo de Ione Belarra
La número dos Podemos no se presentará para relevar a Pablo Iglesias, pero lo hará su amiga desde la universidad, la actual ministra de Derechos Sociales

A rey muerto, rey puesto. El núcleo duro de Podemos no piensa dar margen a ninguna alternativa para liderar el partido que no pase por la actual cúpula, y este jueves se ha anunciado la convocatoria de una nueva Asamblea Ciudadana -Vistalegre 4- para elegir nuevo líder del partido tras la marcha de Pablo Iglesias a Ione Belarra, quien ya le sucediera en el Ministerio de Derechos Sociales. Una elección que no es casual, que permitirá a Irene Montero perpetuarse a los mandos del partido y que cierra el paso a cualquier intento de Yolanda Díaz, llamada a ser la líder de la coalición electoral, de ganar control orgánico dentro de la formación. 

Tras la marcha de Iglesias muchos en Podemos consideraban que se abrían "tiempos tranquilos de recomposición" en la formación política; sin embargo, el miedo de la actual ejecutiva a perder el poder ha llevado a aprobar un relevo exprés que les permita mantener la actual relación de fuerzas dentro de la organización. La elegida para suceder a Iglesias es Ione Belarra, según ha desvelado Infolibre, un perfil extremadamente leal al proyecto y que mantiene una estrecha relación con quien será la líder en la sombra, Irene Montero, hasta ahora número dos de Pablo Iglesias, también pareja y padre de sus hijos. 

Ambas fueron compañeras en su etapa universitaria, en la que ambas cursaron la licenciatura de Psicología. Una amistad que se remonta a antes incluso de la existencia de Podemos y que se intensificó durante la etapa política, en la que Belarra ha sido una de las más férreas defensoras del pablismo, siendo portavoz adjunta de Irene Montero cuando ésta ocupó la portavocía en el Congreso de los Diputados sucediendo a Iñigo Errejón, y relevando ahora a Iglesias en el Consejo de Ministros. 

[Un sector de Podemos advierte a Yolanda Díaz sobre la oferta de Iglesias: "Es un regalo envenenado"]

Con esta decisión, Montero mantiene el mando en Podemos y se evita el desgaste que le supondría relevar a Iglesias, en un cambio de sillas que trasluciría el nepotismo cada vez más acusado en el partido, y fuertemente criticado en algunos sectores de la formación. Con este movimiento, evitan que Yolanda Díaz pueda tomar posiciones dentro de la organización postulando a personas próximas, ya que la actual vicepresidenta tercera no está afiliada a las filas moradas, por lo que no podría presentarse a unas primarias. 

Tal como adelantó LPO en marzo, una de las amenazas de la también ministra de Trabajo es verse sometida a las tutelas del partido que representará como candidata a la Presidencia. "Es un Errejón hacia arriba",  advertían estas voces, que comparan el lanzamiento de Yolanda Díaz con el movimiento de Iglesias en 2017, cuando propuso a su entonces número dos como candidato de Podemos en la Comunidad de Madrid. Una oferta trampa, puesto que contaba con parte de la lista electoral pero no tenía el control de la federación madrileña, liderada entonces por Ramón Espinar. 

Auguraban también que la actual ejecutiva -ahora sin Iglesias- tratará de condicionar la acción política de Yolanda Díaz, sin permitirle gozar de la autonomía necesaria para liderar el proyecto. La formación ha quedado dirigida por los perfiles más radicales, después de que en 2017 se iniciara la expulsión de todas las sensibilidades y voces que no comulgaban con las tesis del líder de Podemos. En la noche electoral, Iglesias anunciaba su dimisión rodeado de un puñado de personas que reflejan bien la actual composición de Podemos: Juan Carlos Monedero, Irene Montero, Juanma del Olmo, Isa Serra, Alberto Rodríguez o Jesús Santos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.