Elecciones Madrid 2021
Iglesias deja la política tras su fracaso en Madrid: "Soy el chivo expiatorio de la derecha"
El secretario general de Podemos anuncia que dimite de todos sus cargos | El dirigente ejerció como elemento movilizador hacia la derecha y sólo obtuvo 10 diputados, por debajo de los resultados de IU en 2007 y 2011

"Cuando uno deja de ser útil debe saber retirarse". Pablo Iglesias abandona todos sus cargos en política tras su naufragio en las elecciones madrileñas. El hasta ahora secretario general de Podemos, que abandonó el Gobierno para salvar a su partido de quedar sin representación en estos comicios, fio su victoria a la conformación de un ejecutivo de izquierdas en la Comunidad de Madrid, pero los malos resultados -10 escaños- y la irrupción del PP, que roza la mayoría absoluta, le han llevado a dimitir como líder morado y a renunciar a su entrada en la Asamblea madrileña. El dirigente no sólo no ha conseguido el deseado efecto Iglesias, sino que su resultado ha dejado en evidencia la falta de empuje nacional del proyecto morado, superado incluso por otras formaciones históricas de izquierda. 

"Hemos fracasado, hemos estado muy lejos para formar una mayoría suficiente para un gobierno decente", ha defendido Pablo Iglesias en la comparecencia posterior al escrutinio, donde ha anunciado que había convocado una ejecutiva de urgencia para anunciar su salida. Justificaba su decisión en haberse convertido en un "chivo expiatorio que moviliza los afectos más oscuros y más contrarios a la democracia". 

[Victoria o retirada: Pablo Iglesias abre la 'vía Carmena' con su salto a Madrid]

"Creo que es evidente a día de hoy, no he contribuido a sumar. No soy una figura política que pueda contribuir a que en los próximos años nuestra fuerza política consolide su peso", ha admitido. "Cuando la situación es esa, cuando que te han convertido en un chivo expiatorio, hace que tu papel para mejorar la democracia se vea enormemente limitado y movilice lo peor de los que odian la democracia, uno tiene que tomar decisiones", ha señalado Iglesias, antes de hacer su anuncio. 

"Dejo todos mis cargos, dejo la política entendida como política de partido. Seguiré comprometido con mi país, pero no voy a ser un tapón para una renovación de liderazgos", ha avanzado. Unas declaraciones que llegan poco más de un mes después de que designara como sucesora en la candidatura de Unidas Podemos a la Presidencia a Yolanda Díaz. Todo apunta a que el liderazgo de Podemos a nivel partido será ocupado por Irene Montero.

Elemento movilizador de la derecha

El ex vicepresidente de Gobierno ha logrado 10 escaños en la Asamblea de Madrid, ampliando sólo tres representantes y ocupando el espacio de Izquierda Unida, que tradicionalmente ha tenido una presencia residual en la cámara madrileña.  El partido ahora liderado por Alberto Garzón ha obtenido en los últimos años más representación de la conseguida este martes por Iglesias. Así, frente a los 10 diputados morados, Izquierda Unida obtuvo en 2007 con Inés Sabanés 11 escaños, y en 2011 logró 13 dirigentes con Gregorio Gordo.

Además, la presencia del líder de Podemos ha tenido un efecto contrario en las urnas. Si el dirigente dio el salto a la plaza madrileña con el objetivo de movilizar al electorado de izquierdas, bajo el lema Que hable la mayoría, el efecto real que ha tenido su presencia ha sido la contramovilización en la derecha. 

Así, el principal elemento de movilización de los votantes de Ayuso ha resultado ser la aversión a Pablo Iglesias, que con su apuesta ha dado aire a la actual presidenta, Isabel Díaz Ayuso, que ha duplicado sus resultados y roza la mayoría absoluta. 

[Las elecciones en Madrid parten en dos la legislatura]

La presidenta madrileña ha obtenido 65 diputados frente a los 69 de la absoluta, lo que supone una cifra superior a la suma de todas las fuerzas de izquierda (Más Madrid -24-, PSOE -24- y Unidas Podemos -10), de manera que sólo necesitaría una abstención de Vox (13) para formar Gobierno. 

En su valoración, Iglesias ha cargado contra la mayoría de votantes, a quienes ha tildado de "trumpistas": "Los resultados, el éxito impresionante de la derecha trumpista, es una tragedia", ha comenzado Pablo Iglesias. "Pero es indudable que es lo que ha votado la mayoría madrileña con una participación histórica". Además, ha aprovechado para cargar contra el gobierno regional de Díaz Ayuso: "En términos estatales auguro que estos resultados van a agudizar los problemas territoriales. Nunca Madrid había sido tan diferente. Auguro que la deslealtad de la Comunidad de Madrid se va a intensificar".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.