Los policías y guardias civiles de Cataluña recibirán la vacuna de Moderna a partir del lunes
La Generalitat acata la sentencia del TSJC y notifica a ambos cuerpos que la campaña de inmunización se retoma el día 3

Los policías nacionales y guardias civiles destinados en Cataluña empezarán a ser vacunados a partir del próximo lunes. La Generalitat acata así la sentencia del Tribunal Superior de Justicia que obligaba a inocular el fármaco contra la covid-19 a los funcionarios policiales, después de que el Ejecutivo catalán decidiese dejar en suspenso el proceso de vacunación durante varios meses.

Los agentes de ambos cuerpos estatales denunciaron un agravio comparativo con respecto a los Mossos d'Esquadra y las policías locales, cuyos niveles de vacunación al menos con una primera dosis supera el 80%. También se quejaban de que la práctica totalidad de funcionarios policiales del resto de España había recibido ya una inyección.

[Así pactaron Iceta, Marlaska y Darias un 155 sanitario' en Cataluña para vacunar a a policías y guardias civiles]

Tras el fallo de los tribunales, el Govern catalán retomará el proceso de vacunación partir del día 3 de mayo para policías nacionales y guardias civiles con el suero de Moderna, según han trasladado fuentes policiales a LPO. La vacuna de AstraZeneca - empleada para vacunar a la práctica totalidad de agentes en el resto de España- ya no se administra a menores de 60 años.

En total, serán más de 4.000 miembros de las fuerzas de seguridad del Estado los que recibirán las inyecciones en cuatro puntos de vacunación repartidos por la geografía catalana. Así se lo ha notificado ya la Generalitat a los jefes de ambos cuerpos en la región. Hasta ahora, apenas estaba vacunado menos de un 10% de los agentes allí destinados. El proceso arrancó con retraso respecto al de la policía autonómica. Pero una vez iniciado, fue frenado en seco. 

El Gobierno central amagó hace unos días con tomar las riendas del proceso a través de los servicios sanitarios de ambos cuerpos

Más tarde, y ante la reiterada negativa de la administración catalana a inocular la vacuna a policías nacionales y guardias civiles, el Gobierno central amagó hace unos días con tomar las riendas del proceso a través de los servicios sanitarios de ambos cuerpos. El Ministerio de Sanidad, en coordinación con el de Interior y el de Política Territorial tenían listo un plan para administrar las vacunas si el Govern no lo hacía pronto. 

El Ejecutivo catalán justificó el retraso alegando que no habían recibido a tiempo los censos de vacunación de los agentes. Asimismo, el secretario general de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, provocó un profundo malestar de los funcionarios policiales cuando esta misma semana dijo que para vacunar a las fuerzas de seguridad del Estado deberían retrasar el proceso de vacunación de los civiles mayores de 70 años.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.