Gobierno
El Gobierno enviará a Bruselas un Plan de Recuperación sin reforma laboral ni de pensiones
Fuentes del Ejecutivo confirman que la documentación que se enviará a la Comisión Europea no incluye ninguna novedad sobre las principales reformas pedidas desde la UE

 El Plan de Recuperación que el Gobierno enviará a Bruselas en las próximas 48 horas no incluye medidas concretas para derogar la reforma laboral de Rajoy en 2012 ni para modificar el actual sistema de pensiones. Moncloa, pese a las recomendaciones de la UE en este sentido, ha preferido hacer una "declaración de intenciones" sobre estas dos cuestiones.

Así lo confirman a LPO altos cargos del Ejecutivo, que hablan de un documento extenso, con importantes especificaciones respecto a las inversiones a realizar en España aprovechando los fondos de recuperación, pero en el que se deja en un segundo plano las llamadas "reformas estructurales".

En Moncloa recuerdan, en ese sentido, que la Comisión Europea no condiciona la recepción de los fondos a reformas exigidas de forma específica, aunque en las recomendaciones anuales a cada Estado miembro se señalen aquellos aspectos a trabajar por el Gobierno de cada país.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez, añaden, está dispuesto a aprobar una reforma laboral que suponga la derogación de la aprobada por Mariano Rajoy en 2012 y a hacer, también, una profunda remodelación del sistema público de pensiones, cuya supervivencia está en cuestión por el déficit de la Seguridad Social. No obstante, advierten desde Moncloa, "vamos a ir poco a poco".

Las fuentes consultadas destacan que el pasado mes de enero los diferentes ministerios elaboraron una serie de fichas para enviar a la Comisión Europea, a modo de "borradores" previos al Plan de Recuperación y Resiliencia aprobado el martes en Consejo de Ministros y que el Gobierno remitirá a Bruselas el viernes como tarde.

En esas fichas, recuerdan, se hablaba de forma explícita de cambios en el mercado laboral y en el sistema de pensiones, a llevar a cabo a lo largo de la legislatura junto a otras grandes reformas estructurales, como la organización de la Justicia.

José Luis Escrivá, de hecho, se convirtió, a su pesar, en el gran protagonista del envío de esas fichas, al tener que retroceder, por orden de Pedro Sánchez, en su plan de elevar a 35 años el cómputo de las pensiones. Tal y como se desveló en este medio, el documento inicial del ministro sí incluía esa medida, que fue finalmente retirada.

[El documento completo que prueba que Escrivá planteó elevar a 35 años el cómputo de las pensiones]

En su lugar, el titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones sí incluyó diferentes medidas para la revalorización de las pensiones, vinculadas al IPC, y el endurecimiento de la jubilación anticipada, dejando abierto, para más adelante, un segundo bloque de reformas, incluida la ampliación del periodo de cómputo de la pensión.

Según las fuentes de Moncloa consultadas por LPO, el Plan de Recuperación y Resiliencia definitivo enviado a Bruselas "mantiene esas líneas generales", pero "no profundiza mucho más". En ese sentido, desde el Gobierno reconocen que el documento que se enviará a Bruselas "no recoge novedades" respecto a las fichas ya remitidas en enero.

Lo mismo pasa con la reforma laboral, cuyas condiciones está debatiendo Yolanda Díaz con patronal y sindicatos desde hace semanas. De momento, las reuniones mantenidas han traído pocos avances, lo que ha provocado que el Ministerio de Trabajo haya optado por reservarse medidas concretas en el Plan de Recuperación.

Tal y como se explicó en LPO, la actual vicepresidenta tercera apuesta por llevar a cabo una 'derogación por fases', sellando diferentes acuerdos con los agentes sociales. De momento, el objetivo es cerrar un nuevo estatuto para los trabajadores y reducir a tres los diferentes tipos de contrato actualmente existentes.

[Escrivá imita para las pensiones la estrategia de Yolanda Díaz con la reforma laboral]

Ese modelo de negociación con empresarios y sindicatos también está empezando a ser aplicado por Escrivá, que busca un primer pacto para sacar adelante el pago único de hasta 12.000 euros a cada trabajador por cada año que retrase su jubilación.

De momento, los ministros de Trabajo y de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social no han logrado avances en esas conversaciones y, precisamente por ello, el Gobierno no ha incluido en el Plan de Recuperación ningún tipo de novedad respecto a las reformas laboral y de pensiones. Bruselas, al igual que los trabajadores y jubilados españoles, deberá seguir esperando.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.