Justicia
Los jueces dan la espalda a PP y PSOE ante un posible acuerdo: la llamativa protesta por democratizar el CGPJ
Las imágenes de togados dando la espalda a la política inunda las redes sociales, en señal de rechazo a las políticas de los principales partidos

 Los jueces dan la espalda a la política. Las redes se han inundado este miércoles de togas, en una particular protesta para pedir a PP y PSOE la democratización del Consejo General del Poder Judicial y que sea elegido por un sistema mixto, tal como exige la Unión Europea.

 En la actualidad, los 20 miembros del máximo órgano de gobierno de los jueces son elegidos en su totalidad por el Congreso y por el Senado. Este sistema fue instaurado en 1985, cuando el PSOE contaba con mayoría absoluta, sustituyendo a un modelo mixto: hasta entonces, 12 de los vocales eran elegidos por jueces y magistrados y los 8 restantes por las Cámaras. Desde entonces, socialistas y populares se han repartido el máximo órgano del Poder Judicial, aunque el debate sobre la vuelta al anterior método de elección ha resurgido en varios momentos, siempre propuesta por los grupos minoritarios sin que PP y PSOE le prestaran mayor atención. 

El sistema de elección era mixto, hasta que se modificó en 1985. Desde entonces, siempre ha existido un pacto entre PP y PSOE

La situación ha cambiado en los últimos meses. La falta de acuerdo entre los dos principales partidos para renovar la cúpula judicial, con la presencia de dirigentes de Podemos y jueces que instruyeron causas que afectaban al PP, ha llevado a una ofensiva legislativa por parte de los partidos de Gobierno, que impulsaron una iniciativa en el Congreso para reducir las mayorías necesarias para elegir a la cúpula para evitar la necesidad de un acuerdo con el PP. Finalmente, la Comisión Europea intervino y después de dirigirse directamente al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, el Ejecutivo anunció la retirada de dicha iniciativa. 

Sin embargo, la posibilidad de que socialistas y populares vuelvan a alcanzar un acuerdo para repartirse a la cúpula del poder judicial después del 4M ha sublevado a los miles de jueces de todo el territorio, que han lanzado una protesta masiva a través de imágenes de togados dando la espalda. Bajo el lema "Reformar para renovar", cientos de jueces han mostrado el hartazgo y el malestar por la situación, después de los vaivenes de los últimos dos años. 

"Doy la espalda a los que pretenden que los partidos políticos sigan metiendo mano en el Poder Judicial. El CGPJ debe renovarse, pero antes hay que cambiar la Ley y cumplir los estándares europeos de anticorrupción y separación de poderes", pedía un juez bajo el pseudónimo Judge The Zipper. ."Porque no queremos que el sistema de elección de Vocales judiciales del CGPJ que tanto daña la credibilidad de la Justicia y por el que tanto pelean los políticos se prorrogue 5 años más", pedía otro usuario.

El juez Esteban Basalo también lo pedía claramente: "Sistema mixto de elección de los vocales como marca Europa. La situación es insostenible, cambio legislativo YA!!". En el mismo sentido se refería Concepción Rodríguez: "Claramente por la independencia judicial y la separación de poderes. No renovar el CGPJ hasta reformar la LOPJ como exige Europa. Sistema mixto de elección ya". Natalia Velilla se dirigía directamente a los dos partidos implicados: "Ni bloqueo ni politiqueo, no hay excusas para que PSOE y PP vuelvan a repartir el órgano de gobierno de los jueces. Ambos deben hacer caso a Europa para despolitizarlo YA. La independencia y el prestigio del CGPJ no pueden esperar ni un día más".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.