Gobierno
Escrivá imita para las pensiones la estrategia de Yolanda Díaz con la reforma laboral
El ministro ha renunciado a presentar una reforma completa a Bruselas y buscará acuerdos parciales con los agentes sociales para retrasar la edad de jubilación

La reforma de las pensiones es una obsesión para José Luis Escrivá desde hace mucho tiempo. Ya antes de ser ministro propuso, al frente de la AIReF, diferentes fórmulas para transformar un sitema claramente deficitario. Ahora, sin embargo, y después de varios reveses tanto dentro como fuera del Gobierno, ha decidido cambiar de estrategia.

Las pensiones provocaron a principios de año una nueva guerra entre los socios de coalición, que dejó a Escrivá más que señalado. Los ministros de Podemos le acusaron de querer elevar a 35 años el cómputo para recibir esa prestación y él negó la mayor. Después, LPO confirmó que el ministro tenía preparado un documento para enviar a Bruselas con esa propuesta, lo que le expuso a la crítica de propios y extraños.

[El documento completo que prueba que Escrivá planteó elevar a 35 años el cómputo de las pensiones]

La iniciativa, de hecho, llegó a provocar un fuerte debate dentro del propio Partido Socialista y en la Comisión del Pacto de Toledo, cuyos integrantes no entendían por qué el ministro priorizaba una medida más que polémica y que, además, no estaba en la lista de recomendaciones aprobada por el citado organismo.

Más de un trimestre después de toda esa polémica, José Luis Escrivá ha anunciado una nueva propuesta: un pago único de hasta 12.000 euros a cada trabajador por cada año que retrase su jubilación.

Tal y como reconocen a LPO miembros destacados de la Comisión del Pacto de Toledo, la medida pilló por sorpresa a todos sus integrantes, ya que, en las conversaciones mantenidas hasta final de año para abordar la reforma del sistema de pensiones, "esta bonificación no se abordó".

Pese a ello, la iniciativa es vista con mejores ojos que el borrador por el que se elevaba a 35 años el cómputo de las pensiones. En todo caso, señalan las fuentes consultadas, "ahora serán los empresarios y los sindicatos los que tendrán la última palabra". Un cambio de guion que Escrivá ha decidido poner en marcha en busca de apoyos a su propuesta.

Según las fuentes consultadas, el titular de Migraciones, Inclusión y Seguridad Social cuenta con el aval de Sánchez para impulsar el llamado "diálogo social" con la patronal y las centrales en busca de un "acuerdo de mínimos" que satisfaga a todas las partes y pueda remitirse a Bruselas.

Escrivá, que en su día intentó elaborar una propuesta legislativa amplia, ha optado por seguir el ejemplo de Yolanda Díaz con la reforma laboral

Desde el Gobierno y el PSOE recuerdan, en ese sentido, que la Comisión Europea insiste en reformas estructurales, como la laboral y la de pensiones. Y Escrivá, que en su día intentó elaborar una propuesta legislativa amplia, ha optado por seguir el ejemplo de Yolanda Díaz con la reforma laboral: "Paso a paso y con pequeños acuerdos".

La titular de Trabajo está decidida a pactar con los agentes sociales la derogación de la reforma laboral del PP, pero es consciente de que las posiciones están muy alejadas. Por ese motivo, está proponiendo, por el momento, acuerdos más accesibles, como la reducción a tres de los actuales modelos de contrato.

[El demoledor informe de la CEOE a Yolanda Díaz: "Oposición frontal" al plan para derogar la reforma laboral]

Cargos del Ejecutivo contactados por LPO afirman que la estrategia de Escrivá, en estos momentos, es parecida: "Buscará sustentar la futura reforma en acuerdos previos alcanzados en este tiempo". Es por eso por lo que ha propuesto las bonificaciones de 12.000: "Una propuesta que ya estudian CEOE y sindicatos".

Buscará sustentar la futura reforma en acuerdos previos alcanzados en este tiempo

Ese 'premio' para aquellos trabajadores que retrasen la edad de jubilación, sin embargo, "tiene todavía que desarrollarse", advierten desde el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

Desde la citada central recuerdan que ya existe la iniciativa para incrementar un 4% la pensión por cada año completo cotizado más allá de la edad ordinaria de jubilación, por lo que "hay que calcular si la bonificación de 12.000 euros es mayor o inferior, en términos generales, a esa subida".

Las mismas fuentes añaden, además, que "dependiendo de las circunstancias" de cada trabajador, esas bonificaciones pueden "compensar o no". Un asunto que, de hecho, están analizando estas semanas los agentes sociales.

Escrivá, por su parte, gana tiempo después de un inicio de año convulso por sus borradores con destino a Bruselas. Ahora, y con el ambiente en el seno del Gobierno más calmado, la consigna es clara: "Ir acuerdo a acuerdo hasta lograr una reforma global". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.