Los trackings de Ayuso descartan un crecimiento de Vox y Podemos tras el choque de la SER
Los sondeos que maneja el equipo de campaña no detectan un incremento de la intención de voto para Monasterio e Iglesias: "Madrid no quiere ultras"

La polarización y el nivel de crispación que ha adquirido la campaña electoral no es aparente motivo de preocupación en el cuartel general de los 'populares' madrileños. Al menos, por ahora. Los 'trackings' internos del equipo de la presidenta no detectan que el tenso episodio protagonizado por Pablo Iglesias y Rocío Monasterio en el debate de la Cadena Ser el pasado viernes haya reportado ningún beneficio tanto a Vox como a Unidas Podemos. 

"En principio, les está perjudicando a ellos", dicen fuentes próximas a la presidenta Isabel Díaz Ayuso, que se ve clara ganadora de los comicios que ella misma decidió adelantar. Sin embargo, aún es una incógnita que puede pasar el 4-M si la izquierda consigue movilizar a su electorado dormido y Vox no consigue un resultado suficiente para darle la llave del gobierno. 

[La actuación de Vox en la SER revoluciona la campaña: del "bares o impuestos" al "fascismo o democracia"]

En cualquier caso, "Madrid no quiere ultras", responden rotundas las citadas fuentes sobre la posibilidad de que el choque entre los de Iglesias y los de Santiago Abascal -que se ha volcado en los actos- se instale definitivamente en la recta final de la campaña antes del 4-M. Creen que esto no tiene por qué eclipsar las líneas argumentales de Ayuso, que giraban en torno a la fiscalidad y la confrontación con el Ejecutivo central. Cuentan, eso sí, con que sea señalada como rehén de Vox para un futuro Ejecutivo que no quiere compartir con otra fuerza. 

Precisamente, fue la candidata de Vox quien puso en cuestión la veracidad de los sobres con proyectiles en su interior recibidos por parte de Iglesias, el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez. Ante la negativa de Monasterio a rectificar y condenar esas amenazas, Iglesias abandonó el estudio al que ni siquiera había acudido la propia presidenta de la Comunidad.

Ahora, en el equipo de esta última aseguran que pese a la crispación generada por ambas formaciones, su intención pasa por mantener el rumbo y el discurso. "Nosotros, como siempre; a hablar de Libertad y del desastre de [Pedro] Sánchez", resumen las citadas fuentes. "Creo que no tenemos que despistarnos después de los dos años más difíciles que ha vivido Madrid" y cuando "nuestra sociedad está ahora más unida que nunca" y "no podemos descentrarnos", dijo este sábado en un mitin en Pozuelo de Alarcón. 

La dirigente de los 'populares' ha diseñado una campaña personalista con poca presencia de los dirigentes nacionales y del presidente de su partido, Pablo Casado, con quien apenas compartirá tres actos. En este sentido, prefiere "presumir de gestión" y mantener la guerra directa que ha establecido durante toda la pandemia con el presidente del Gobierno a causa de las medidas frente al virus y las restricciones a la hostelería y el comercio. 

El candidato socialista, Ángel Gabilondo, por su parte, recoge una tendencia a la baja en los sondeos mientras que Más Madrid sigue al alza. En el partido de Mónica García ven con preocupación, de hecho, que la falta de pujanza del PSOE pueda lastrar una eventual alternativa al gobierno de Ayuso. Ciudadanos, el anterior socio de esta última, parece tener muy complicada su entrada en la Asamblea de Madrid con Edmundo Bal a la cabeza. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.