Elecciones Madrid 2021
Pablo Iglesias, acusado de robar imágenes a un 'freelance' para un spot electoral
Podemos ya fue condenado en 2019 a pagar 64.000 euros al fotoperiodista Pedro Armestre después de que utilizaran un vídeo suyo para difundir el mensaje del partido

Pablo Iglesias vulnera los derechos de propiedad intelectual y utiliza para un vídeo de campaña unas imágenes filmadas por el fotógrafo freelance Álex Peña. El líder de Podemos se valió de estos fotogramas, a los que recortó la marca de agua de su autor, para un vídeobook donde promocionaba su candidatura y que publicó en todas sus redes sociales el pasado 13 de abril, y que sólo en Facebook tiene ya 76.000 visualizaciones. 

El afectado estudia estos días una demanda por vulneración de los derechos de autor; un delito contra la propiedad intelectual que no es nuevo: Podemos ya fue condenado en 2019 a pagar 64.000 euros al fotoperiodista Pedro Armestre por los mismos hechos: robar imágenes, ocultar la marca de agua e incluirlos en un vídeo del partido político. En esta ocasión, el secretario general del partido estaría directamente implicado. 

El candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid subió a Facebook, Twitter e Instagram un vídeo en el que relataba su jornada de precampaña, con un viaje al municipio de Robledo de la Chavela, que fue escenario de un importante incendio el pasado verano. En su pieza, narrada íntegramente por Iglesias, el partido denuncia la situación de los bomberos forestales, y emplea distintos vídeos superpuestos del incendio, además de las conversaciones del propio Iglesias con alguno de los implicados. Entre esas imágenes destacan del resto las de Peña, que dan una vista panorámica captada a través de un dron en las horas posteriores al incendio. 

Afincado en San Lorenzo del Escorial, Álex Peña (Madrid, 1994) ha tratado de contactar con Podemos a través de distintos medios para informarles de la situación, sin obtener respuesta alguna por parte de la organización. "O no se han enterado o no han querido enterarse", lamenta el fotógrafo, que ha denunciado los hechos a través de sus redes sociales. 

 "Me metí en Facebook y mi sorpresa fue que la primera de las imágenes era mía, una toma de un vídeo que tengo publicado en Youtube. Me dije 'creo que me lo han robado'. Volví a ver mi trabajo y comprobé que eran las mismas imágenes, lo único es que se habían descargado el vídeo, recortado mi marca de agua, que está registrada, además de editarlo y cambiar el color para que parezca diferente", relata el propio afectado, que se declara "completamente apolítico". 

Que quienes salen en televisión para defender los derechos de los trabajadores se aprovechen y sean los que se apropian sin permiso, eso es lo que más rabia me da", denuncia Peña

"Me da igual si lo hubiera hecho el PP, Vox o cualquier partido. Lo hubiera denunciado igual", asegura. Alega también que estas vinculaciones ya le han perjudicado a nivel laboral: "He perdido clientes por este episodio. Unos porque me han vinculado a Podemos, y a otros porque no les ha gustado que lo denuncie públicamente", lamenta, antes de destacar la gravedad de la situación. 

"Soy freelance, es una profesión precaria", comienza. "Que quienes salen en la televisión a defender los derechos de los trabajadores, se aprovechen y que sean los primeros que se apropian cosas sin permiso... Eso es lo que más rabia me da". 

"Si me hubieran contactado previamente, no tendría problema. Si hubiera sido con fines no lucrativos, habría cedido las imágenes", reflexiona. Es lo que sucedió en una de sus imágenes más conocidas de la borrasca Filomena, que fueron difundidas por Patrimonio Nacional, después de que el fotógrafo diera su consentimiento para la cesión de las imágenes: "Yo no he ganado nada pero tuvieron ese gesto de pedirme permiso y citarme". 

Considerando que los fines eran puramente electorales, Peña reclama ahora el pago de las imágenes por parte de Podemos, y explora estos días las opciones legales para interponer una demanda contra el partido y su secretario general por plagio, tras haberse apropiado indebidamente de su trabajo. Uno de los principales escollos para llevar adelante la acción judicial es precisamente el coste económico de estas acciones, al haber tenido Peña que darse de baja como autónomo ante la precariedad del sector. 

[Pablo Iglesias busca creativos que trabajen gratis para su campaña en Madrid]

Las imágenes llevan además un coste inherente; además del tiempo dedicado por Peña para su obtención, fueron tomadas a través de un dron, para el que tuvo que realizar un curso oficial y el posterior examen para convertirse en operador de dron; a esto se añade también la calidad extra del vídeo gracias a la incoporación de un "estabilizador de imagen"; un detalle evidente, según el fotógrafo, que advierte de que el resto de imágenes del vídeo lanzado por Iglesias carecen de esta tecnología, haciendo evidente la diferencia en cuanto a calidad: "Se nota perfectamente".

En 2018, Podemos se negó a pagar los derechos de autor a Pedro Armestre alegando que "las imágenes fueron utilizadas para una buena causa social, justa y solidaria"

El caso es similar al que llevó a juicio en 2018 a Podemos, que fue condenado a pagar 64.000 euros al galardonado fotoperiodista Pedro Armestre por un vídeo difundido por el partido en 2016, con  imágenes extraídas de un documental sobre bomberos forestales. En aquella ocasión, la organización justificó el uso indebido de las imágenes en que "han sido utilizadas para una buena causa social, justa y solidaria". En aquella ocasión, habían sido publicadas por la cuenta de Podemos en Castilla y León. En esta ocasión, ha sido difundido por Iglesias, con 2,6 millones de seguidores en Twitter. "Es más grave porque es un personaje político importante y conocido en todo el mundo que se está lucrando políticamente", afea Álex Peña. 

En su programa electoral de 2019, Unidas Podemos ya abogaba por relajar los derechos de autor.  En el punto 104 de su programa, titulado "Libertad de creación en internet y gestión transparente y limpia de los derechos de autor", defendía la necesidad de "proteger a los autores y autoras, a los intérpretes y al resto de titulares de derechos", pero pedía al mismo tiempo poder hacer "usos legales y gratuitos de obras protegidas en el ámbito de la enseñanza, la investigación y la creación". 

Así, abogaba por "fomentar la flexibilidad en los modelos de difusión de la cultura, la autonomía de los creadores y creadoras, y la necesidad de hacer posibles nuevos usos legales y gratuitos de obras protegidas en el ámbito de la enseñanza, la investigación y la creación". Pedía también "ampliarse el reconocimiento como autores y autoras", entre otros, a periodistas, diseñadores escénicos y diseñadores audiovisuales. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.