Economía
España cerró el 2020 con el mayor déficit de la Unión Europea
Mientras el promedio de la zona euro pasó de un déficit de 0,6% a 7,2%, España lo ha hecho de un 2,6% a un 11%

España suma un título más a su fatídico palmarés: la oficina estadística de la Unión Europea, Eurostat, ha publicado este jueves que el país es el que ha incurrido en el déficit más alto de toda la zona euro, un resultado que se sostiene al incluir la totalidad de la Unión Europea.

El informe presenta los datos sobre ingresos y gastos fiscales de cada uno de los 27 países miembros y sobre la evolución de la deuda pública de cada uno de ellos. España, que ya encabezaba el ranking de desempleo, ahora también es reconocido como el país con el peor resultado fiscal de toda la región, un déficit del 11% del PBI.

Es lógico que la totalidad de las naciones hayan tenido en 2020 un incremento significativo de sus gastos a partir de la maquinaria puesta en marcha para enfrentar los efectos económicos de la pandemia. Justamente por eso es que se puede comparar la situación: mientras el promedio de la zona euro pasó de un déficit de 0,6% a 7,2%, España lo ha hecho de un 2,6% a un 11%.

El gasto público ha tenido su mayor aumento en democracia hasta los 573.000 millones de euros, más de 50.000 millones más que en 2019. Sin embargo, España dista mucho de ser el país que más ha gastado en el continente, pero el déficit se mide respecto del producto bruto interno. La economía española ha sufrido una retracción también del 11%, muy por encima de la media de la región y por ende un mismo déficit representa un mayor porcentaje en una economía más chica.

[La 'nacionalización' de pasivos del 'banco malo' agrava la crisis de deuda de España]

Semejante cifra se compone también -como se adelantó en LPO- de los más de 10.000 millones de euros provenientes del patrimonio negativo del 'banco malo', que pasado el tiempo ha sido colocado como parte del déficit del estado español. De no contabilizarse el derrotero pasaría a ser de 10,1 apenas por debajo del de Malta.

Los ingresos se colocaron en el 41,3% del PBI, cayendo un 5% respecto de 2019. Es de esperarse que en una economía en franca retracción, donde cae el consumo y se condonan aportes se reduzca la recaudación estatal, pero la preocupación aparece por la capacidad que puedan tener o no los sectores más afectados en recomponerse.

De todas maneras, no se trata exclusivamente de los números "fríos" sobre déficit, porque claramente en un año como el que pasó la solución no pasaba por evitar los gastos, sino por utilizarlos de la manera más eficiente posible. Ahí es donde la performance española ha dejado mucho que desear, cuando se evalúa el crecimiento del desempleo y la desigualdad.

[La OCDE saca los colores a España por la baja formación de los trabajadores y la desigualdad económica]

El contraste con otros países europeos es enorme y no porque sean el paraíso. De acuerdo al informe de Eurostat la economía alemana se retrajo, un 4,9% pero su déficit fue del 4,2% y tuvo un crecimiento de su deuda pública hasta 69,8%. Alemania fue de los países que menos sufrió el golpe económico del Covid, a pesar de haber atravesado por un difícil momento en cuanto a lo sanitario. España se encuentra en el polo opuesto.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.