Bonig medita dar un paso atrás en el PP valenciano ante la falta de respaldo de Génova
Casado no la ratificó tras la aparición de candidaturas alternativas para el congreso regional. García Egea se reunió hace una semana con ella y oficializó la apuesta por el alicantino Carlos Mazón

La presidenta del PP en la Comunidad Valenciana llevaba meses asegurando estar decidida a revalidar el cargo en el próximo congreso regional. Pero algo cambió el pasado viernes tras la reunión que mantuvo en la sede de Génova con el secretario general del partido, Teodoro García Egea. 

Tras lograr colocar a afines a Pablo Casado en las tres direcciones provinciales de la región, en la dirección nacional se veía con preocupación el reguero de candidatos que estaban aflorando en los últimos días de cara al cónclave para el que todavía no hay fecha fijada, pero que se celebrará en cuestión de meses. 

[Bonig se resiste a las presiones de Génova y tratará de reeditar su liderazgo en el PP valenciano]

Aunque no hay orden expresa de que no se presente, la dirección nacional parece haberle transmitido ya que no cuenta con su respaldo para seguir en el puesto. "No hay ningún congreso convocado y, por tanto, no me corresponde a mí valorar cualquier proceso que ni siquiera se ha convocado todavía", aseguró el pasado miércoles Pablo Casado. Su preferencia, en cambio, pasa por situar al frente de la organización autonómica al presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, quien tampoco ha desvelado su intención de presentarse. 

Tras varios días sin agenda pública, la dirigente regional se limitó este jueves a asegurar que sus relaciones con la dirección nacional están "fantásticamente bien". Pero en esta ocasión declinó aclarar si mantiene su apuesta por concurrir a un eventual proceso de primarias o apartarse definitivamente. Dice que guardará silencio hasta que se convoque el proceso interno para el que ya se ha postulado un candidato que contaría con el respaldo de Francisco Camps.

En 2018, la actual líder de los 'populares' valencianos, apostó por Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias donde Casado fue elegido presidente. Y aunque Génova reconoce su labor al frente de una organización muy tocada por los procesos judiciales, cree necesario un revulsivo para un partido que podría volver a tener opciones de gobernar tras la caída en desgracia de Ciudadanos, huérfano de líder tras el abrupto salto de Toni Cantó a la campaña del PP de Madrid. 

Génova cree necesario un revulsivo para un partido que podría volver a tener opciones de gobernar tras la caída en desgracia de Ciudadanos

Ahora, el futuro de Bonig al frente de la organización valenciana está en el aire. Y fuentes 'populares' señalan tres posibles caminos: plantar cara a Génova y presentarse como candidata; pactar una salida para ella y su equipo más cercano con algún puesto institucional; o abandonar definitivamente sus responsabilidades políticas. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.