Ciudadanos
Arrimadas busca una reconciliación con Casado tras la guerra por la moción en Murcia
Volvió a hablar por teléfono con el presidente del PP este jueves, seis semanas después de su última conversación. El objetivo es mantenerse como socio preferente frente a Vox

Olvidar cuanto antes "lo de Murcia". Ese es el objetivo que se ha propuesto Inés Arrimadas para ella misma y su propio partido, pero también para recomponer su interlocución con el PP y Pablo Casado. La guerra entre ambos líderes se desató el pasado 10 de marzo y, desde entonces, no había habido ningún tipo de contacto, pero la presidenta de Ciudadanos ha decidido volver a "reconstruir los puentes".

Así lo reconoce a LPO el entorno más próximo a Arrimadas, que este jueves decidió escribir un WhatsApp a Pablo Casado avisándole de una llamada telefónica posterior. El presidente del PP aceptó la invitación, y ambos mantuvieron su primera conversación en seis semanas, tras conocerse el pacto de PSOE y Cs para tratar de desalojar del gobierno murciano a López Miras.

[Rivera abandona a Arrimadas y se declara neutral en su guerra con Casado]

El 'toque' de Bruselas a España por la no renovación del CGPJ fue el argumento empleado por Arrimadas para telefonear a Casado. La líder de Ciudadanos, que en la jornada previa volvió a pedir a PSOE y PP llegar a un acuerdo no solo para nombrar a los nuevos vocales, sino también para reformar la fórmula de elección de los mismos, decidió trasladarle directamente su propuesta a Casado.

Las fuentes consultadas por este diario afirman que la conversación fue fluida entre los dos mandatarios, y que ambos coincidieron en la necesidad de poner en marcha un cambio legislativo para que sean los jueces, y no los partidos políticos, los que elijan a los integrantes del Consejo General del Poder Judicial. O, al menos, a un porcentaje significativo de los mismos.

El entendimiento con el PP en este asunto, afirman desde el equipo de Arrimadas, es "muy elevado", en contraste con la posición del PSOE. Sánchez, de momento, descarta poner en marcha una reforma legislativa en este sentido, aunque desde Moncloa han dado acuse de recibo al mail enviado por Arrimadas para negociar con el Gobierno este asunto. En todo caso, la interlocución será "entre gabinetes" y no entre líderes, tal y como ha pasado con Pablo Casado.

Una vez 'roto el hielo' con el líder del PP tras la guerra de Murcia, Arrimadas apuesta ahora por recuperar una interlocución directa y estable con Casado, tal y como ocurría antes de la moción de censura fallida. Desde entonces, Ciudadanos se ha desplomado en las encuestas y Vox se ha convertido en el único socio viable para el PP.

Esa circunstancia está siendo especialmente visible en Madrid, donde la formación naranja se ha estancado en el 4,6% en intención de voto -según el CIS de este jueves- y tiene difícil sobrepasar la barrera de los 5 puntos porcentuales para entrar en la Asamblea. Consciente de ello, Arrimadas tiene claro que debe acercarse al PP.

Las fuentes consultadas afirman que "resulta evidente que en Madrid no suman las izquierdas y nuestra oferta debe ser la de ser los socios del PP, para evitar que el futuro gobierno de la Comunidad esté integrado o dependa de Vox".

Esa consigna es la que quiere trasladar ahora Arrimadas a nivel nacional: "Para evitar que Casado pacte con Vox solo estamos nosotros". Por ese motivo, precisamente, la líder de Ciudadanos se ha propuesto volver a tender puentes con el líder del PP. La primera llamada, al menos, ha sido positiva... 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.