Gobierno
Yolanda Díaz reorganiza a su equipo para afianzar su liderazgo frente a Pablo Iglesias
La vicepresidenta tercera aumenta la cuota gallega en el Congreso, fortalece el grupo parlamentario gallego y ficha trabajadores de confianza

Yolanda Díaz ya marca su impronta en el Gobierno de coalición, y dista mucho de su predecesor en el liderazgo, Palo Iglesias. La vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo mueve ficha estos días para sentar las bases de una nueva dinámica que supere el frentismo y la agresividad en las formas hacia el socio mayoritario del Gobierno. 

En este empeño, uno de sus primeros pasos está siendo el de reorganizar el personal en su equipo, tanto en el grupo parlamentario gallego en el Congreso como en el ministerio que dirige. El propósito es rodearse de personas de confianza y conformar un equipo propio que le permita tener independencia de acción respecto a las dinámicas de Podemos, un partido del que no forma parte pero cuya candidatura a las próximas elecciones generales previsiblemente liderará, tras su designación como sucesora por parte de Iglesias. 

Desde este anuncio se han producido algunos movimientos entre el personal asignado al grupo confederal, donde se ha visto reforzado el subgrupo gallego de En Marea, liderado por Antón Gómez-Reino Varela. Así, Yolanda Díaz ha 'fichado' para su Gabinete de Vicepresidencia a una de las asesoras que hasta ahora pertenecía a la 'cuota' de Podemos. Aunque existe gran sintonía entre los trabajadores de las distintas facciones que componen Unidas Podemos, sí es verdad que realizan tareas diferenciadas, en tanto que atienden a las realidad nacional -Unidas Podemos, gallega -En Marea-, o catalana -En Comú Podem-. 

[Un sector de Podemos advierte a Yolanda Díaz sobre la oferta de Iglesias: "Es un regalo envenenado"]

Así, en los primeros días de abril cesaron en el Congreso dos trabajadores como personal eventual adscrito al grupo dirigido en el parlamento por Pablo Echenique, portavoz de la Unidas Podemos. En cambio, sólo se reponía uno de estos puestos, mientras que otro de ellos era cedido a los gallegos. Así, Echenique registraba poco después una reposición, en la que situaban a la jefa de prensa del partido Podemos, Ángela Cartagena, como asistente a los diputados por esa misma cuota. 

Mientras, Gómez-Reino Varela también pedía cambios entre el personal del grupo En Marea. Uno de los principales cambios la contratación en el Congreso de  Xiao Varela Gómez, ex concejal del Concello de A Coruña, como coordinador del grupo parlamentario En Marea, en un nombramiento que fortalece a los gallegos dentro del grupo confederal, donde Yolanda Díaz ya se mueve por configurar a su propio equipo, reivindicando así su propia autonomía. 

En esta entente también cuenta con apoyo del grupo catalán de Unidas Podemos, con quien estrecha lazos en sus reivindicaciones. Este mismo miércoles presentó un libro del ex secretario general de los comunes, Xavi Domènech, que dimitió abruptamente en septiembre de 2018 por el hartazgo de haber ejercido de correa de transmisión para hacer de 'hombre de Iglesias' frente al partido catalán de Ada Colau, en el intervencionismo habitual a los territorios que existe en Podemos y que fracasó en Cataluña. 

"Una candidatura sin partido" 

Después de ser designada como líder de la coalición, algunas voces en Podemos alertaban sobre las dificultades a las que se enfrentaría a la hora de dirigir una hoja de ruta propia, desvinculada de los designios de la cúpula de Podemos, para poder marcar su propia impronta en el proyecto. Uno de los impedimentos más importantes era precisamente la falta de organización de su personal, que no podía hacer de contrapeso a la maquinaria ya en funcionamiento dependiente de Iglesias e Irene Montero. 

 Advertían entonces que aunque la futura presidenciable sea la cara visible de la candidatura de Unidas Podemos, en ningún caso tendrá el control del partido,  que seguirá controlado por el actual núcleo duro, y que podría tratar de marcarle el paso en sus decisiones como líder del Gobierno: "Le han dado una candidatura sin partido", señalaba este sector. Aunque Iglesias mantiene una excelente relación con la vicepresidenta tercera, existen recelos en su equipo más próximo, que considera que la dirigente gallega podría suponer una amenaza al statu quo establecido en la organización.

[Podemos modifica sus normas internas para que Yolanda Díaz pueda ser candidata sin estar inscrita]

Díaz ya ha comenzado a reorganizar a los suyos para tener un respaldo organizativo que le permita libertad de acción. En el Consejo de Ministros del pasado 13 de abril, cuando se cumplían dos semanas del traspaso de carteras entre Iglesias y la flamante vicepresidenta, ya hizo dos nombramientos potentes en su Gabinete. Como director del Gabinete de la Vicepresidencia Tercera nombró al ex diputado catalán Josep Vendrell, histórico dirigente de ICV que hasta entonces estaba en el Parlament catalán como coordinador del grupo En Comú Podem, una marca electoral distanciada de la organización política de Unidas Podemos y cuya coalición está integrada -a nivel económico- por un 18,3% para Podemos, un 57,4% para los comunes y un 14,1% para Barcelona en Comú. 

Asimismo, también nombró como directora de Coordinación Jurídica de la Vicepresidencia tercera a María Amparo Ballester, quien fuera hasta ahora su directora del gabinete en el ministerio. Una apuesta personal por un perfil marcadamente feminista, dada su especialización al derecho laboral en materia de discriminación de género. Un perfil, además, que poco o nada tiene que ver con la organización política de Podemos. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.