Judicial
Podemos veta en la investigación de los sobresueldos a la senadora rebelde que le acusa por la caja B
La Fiscalía adopta el mismo criterio y pide limitar la actuación de la ex dirigente Celia Cánovas, que fue admitida como perjudicada

 Podemos trata de limitar la actuación judicial de uno de sus ex dirigentes más incómodos, la ex senadora Celia Cánovas, que investiga la presunta financiación irregular del partido y que ejerce como acusación particular y perjudicada en la causa sobre la 'caja B' de Podemos. El partido de Pablo Iglesias ha pedido que la abogada no intervenga en la investigación que ahora ha reabierto el titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, sobre los presuntos sobresueldos en la formación.

El pasado 11 de marzo, el juez declaró el sobreseimiento provisional de la investigación por presunto delito de administración desleal por los complementos salariales que la gerente, Rocío Val, fijó para ella y para otros cargos, tal como reconoció e sede judicial. Ante este auto, Celia Cánovas presentó un recurso de reforma para pedir su reapertura; un recurso al que se adhirió el partido Vox y en el que se destacaba la falta de competencias de la Gerencia para fijar ese tipo de pluses económicos. 

En la respuesta de Podemos al recurso de la ex senadora, la formación no entraba al fondo de los argumentos, sino que impugnaba el escrito al considerar que no estaba legitimada para intervenir en esa rama de la investigación, tratando así de invalidarla para el resto de diligencias.

["Podemos es propiedad de Iglesias y Montero y antes lo destruyen que dárselo a otro"]

 El en un auto del 16 de febrero la Audiencia Provincial de Madrid reabrió la causa de la Caja B de Podemos y admitió a Cánovas como perjudicada y acusación particular en este proceso tras considerarle posible damnificada al haber donado al partido 25.000 euros que teóricamente tenían fines sociales, y cuyo destino se está investigando, al haber existido pagos a empresas vinculadas a miembros de la cúpula de Podemos.  

Ahora, la formación de Pablo Iglesias trata de limitar la actuación de la ex senadora y letrada a esta única rama de investigación. Así, en el escrito presentado ante el juez, Podemos pide la inadmisión de Cánovas alegando que la Audiencia le permitió que ejerciera de acusación particular por resultar perjudicada únicamente en la investigación de la Caja de Solidaridad de Podemos, y que de este modo debería limitarse su actuación a este única línea de investigación. Sin embargo, la causa que instruye Escalonilla abarca varias ramas: la Caja B, Neurona, los sobresueldos o las obras de la sede -ya archivadas-.

Podemos continúa asegurando que "no hay vinculación económica ni patrimonial entre la presunta perjudicada y los fondos propios del partido con los que se satisfacen gastos ordinarios, como los sueldos y salarios aquí concurridos". 

La Audiencia Provincial tendrá que pronunciarse

El Ministerio Fiscal también defendió la tesis de Podemos; una línea paralela al partido que ha mantenido durante la instrucción que la propia Cánovas denunció en una entrevista con LPO. El juez Escalonilla procedió a inadmitir el recurso, escuchando así las peticiones del partido y Fiscalía. 

 En su auto, Escalonilla argumenta la falta de legitimación de Cánovas en que la Audiencia le permitió personarse como acusación particular puesto que señalaba en su auto que "su condición de afiliada, la constituye en presunta víctima o perjudicada de parte de los hechos investigados".  Así, el juez limita la actuación de la ex senadora a la línea de investigación de la Caja B y Neurona, pero no acepta su actuación como acusación particular en el procedimiento completo. 

"Por lo tanto -prosigue el juez, en un auto fechado el 16 de abril al que ha tenido acceso LPO-, se le reconoce su derecho a personarse en la causa para el ejercicio de la acción penal en condición de acusación particular, si bien no en relación con la totalidad de los hechos que son objeto de investigación en el procedimiento".

[El equipo de Iglesias tendrá que declarar ante el juez del caso Neurona a una semana del 4M]

El magistrado eleva así la cuestión a la Audiencia Provincial de Madrid, que es quien tendrá que pronunciarse en los próximos días sobre las competencias de Cánovas en la causa abierta contra Podemos. Esta decisión marcará su continuidad o no como acusación en los sobresueldos. 

Entre otras cosas, se decidirá su participación en el interrogatorio del ex gerente de Podemos, Pablo Fernández Alarcón, al que Escalonilla ha llamado a declarar el próximo 21 de mayo, después de que el ex abogado de la formación, José Manuel Calvente, declarase que éste le había reconocido que "estaban metiendo mano en la caja". 

Alarcón acudirá en calidad de testigo, por lo que tendrá que contestar a las preguntas de todas las partes, a diferencia de los imputados, que sólo tienen obligación de atender al juez y al Ministerio Fiscal. Es lo que hizo el fundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, durante su declaración judicial, donde rechazó contestar las preguntas de las distintas acusaciones. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.