Transparencia
Sánchez aumentó un 26% el sueldo de Presidencia en el año de pandemia: 2,5 millones para cargos de confianza
El Gobierno aumentó en 2020 el número de cargos adscritos a la Presidencia del Gobierno, aumentando también el gasto de las arcas públicas

Pedro Sánchez aumentó un 26% el gasto destinado a las retribuciones de los altos cargos de Presidencia del Gobierno durante el año 2020. En total, durante el año pasado se destinaron 2.555.878 euros a estos sueldos, y el número de personas empleadas en el departamento en este periodo pasó de 23 a 32, aumentando un 39% el volumen de contratados. 

En 2020 el gasto correspondiente a Presidencia fue de 532.756 euros más que el año 2019, cuando las retribuciones de todos los cargos adscritos al área dirigida por el presidente ascendieron a 2.023,122 euros, según se ha publicado en el último informe de Transparencia sobre las retribuciones de Presidencia. Las variaciones responden a la importante ampliación de la estructura de Gobierno con la entrada de Unidas Podemos en enero de 2020. Con la nueva coalición, el nuevo organigrama del Ejecutivo pasó de tener 17 ministros a 22 y también amplió el número de altos cargos, superando los 700, debido a la creación de nuevas direcciones y áreas de Gobierno. 

[Doce de los 22 ministros del Gobierno hacen uso de una vivienda oficial]

Las retribuciones más altas en el equipo de Sánchez son las de su director de Gabinete, Iván Redondo, y la del secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver; ambos percibieron el pasado año 118.131,66 euros, un montante un 6% inferior al del año anterior, de 126.124 euros. 

El tercer cargo con mayor sueldo del departamento es el secretario general de Presidencia del Gobierno, un cargo dependiente de Redondo y que ocupa Félix Bolaños, que recibió 109.861 euros; por detrás van el director del Departamento de Seguridad Nacional, Miguel Ángel Ballesteros Martín (104.083, sin tener en cuenta los complementos específicos), la directora del Departamento de Seguridad de Presidencia, María Marcos Salvador (102.439), o Francisco Salazar, que percibe el quinto sueldo más alto del Gobierno (103.349 euros) después de que pasara en enero del pasado año a ser Director Adjunto al Gabinete dirigido por Iván Redondo. Mientras, Pedro Sánchez se encuentra en la parte baja de la tabla, con un salario de 84.845 euros anuales, algo superior al percibido en 2019, de 83.080 euros. 

Iván Redondo y Félix Bolaños. 

En la lista de cargos también destaca la creación de nuevos puestos en Presidencia. Así, está el director de la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia Nacional de País a Largo Plazo, Diego Rubio Rodríguez (86.201 euros), el Director del Alto Comisionado de España nación emprendedora, el ex diputado socialista Francisco Polo, y varias direcciones dependientes de la Secretaría de Comunicación, como la Dirección de Información Autonómica ocupada por el ex diputado Javier Perea, recientemente nombrado secretario de Estado de Migraciones; la Dirección del Departamento de Planificación y Seguimiento, Francisco Martín Aguirre, la dirección de Asuntos Políticos del Gabinete de la Presidencia de Antonio Hernández Espinal, ex consejero de Cultura de la Junta de Andalucía.

[Sánchez premia a Redondo por hacerle presidente y será el hombre más poderoso del Gobierno]

De los 32 cargos que estuvieron a sueldo del departamento de Presidencia en 2020, seis fueron cesados en enero, una vez constituido el Gobierno y con el anuncio de su reestructuración. Algunos de estos puestos hasta entonces existentes desaparecieron puesto que sus áreas pasaban a un nuevo ministerio, como es el caso del comisionado de la Agenda 2030 que pasó a ser una Secretaría de Estado adscrita al Ministerio de Derechos Sociales que ocupaba Pablo Iglesias. Eso sí, todos los cargos que salieron de Presidencia fueron resituados en otras áreas del Gobierno. Es lo que sucedió con la que fuera Alta Comisionado para la Agenda 2030, Cristina Gallach, que con la desaparición del cargo se convirtió en la actual secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe; y el ex director del Alto Comisionado, Federico Buyolo, actualmente director adjunto de Gabinete de Isabel Celáa.

Otros cargos también desaparecieron, para pasar a cambiar de nombre y de titulares. Es lo que sucedió con la Dirección de Asuntos Internacionales y Seguridad Nacional, ocupada por Victorio Redondo Baldrich, que después fue nombrado embajador de España en Suiza. Lo mismo sucedió con el secretario general de Asuntos Internacionales, José Manuel Albares, cuyo cargo desapareció y pasó a estar destinado en la embajada en Francia. En su lugar se crearon la Dirección del Departamento de la Unión Europea de la Presidencia del Gobierno, ostentada por Aurora Mejía Errasquín, y la dirección del Departamento de Asuntos Internacionales, ostentada por Emma Aparici Vázquez de Parga. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.