Así es Borja Prado, el 'cajero' de Florentino Pérez para la Superliga: vínculos con la Corona y el Gobierno
Es hijo del que fue administrador privado de Juan Carlos I, mantiene interlocución con Moncloa desde la presidencia de Zapatero, y fue consejero de Mediaset España hasta 2019

La Superliga Europea, el proyecto impulsado por Florentino Pérez con doce de los clubes más poderosos del continente para celebrar una competición al margen de la Champions League, tiene detrás un fuerte componente económico con el que los grandes equipos pretenden recuperarse de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. 

Según el comunicado emitido el domingo por los equipos fundadores (Real Madrid, Barcelona, Atlético, Inter de Milán, Milan, Juventus, Manchester United, Arsenal, Chelsea, Tottenham y Liverpool), estos recibirán un pago inicial de 3.500 millones de euros para acometer planes de inversión en infraestructuras y compensar el impacto de la crisis sanitaria. Tras la millonaria aportación se situaría el banco estadounidense JP Morgan. 

Pero en la preparación de la aventura, que nace rodeada de una inmensa polémica, el presidente del Real Madrid también ha trabajado de la mano del banco de inversiones Key Capital Partners, una firma de la que es tercer accionista su amigo íntimo y afamado empresario, Borja Prado (Madrid, 1956), quien comparte firma con Anas Laghrari, que habría sido elegido como secretario general del proyecto. 

El expresidente de la eléctrica Endesa dejó la compañía hace dos años con un finiquito de casi 13 millones

El expresidente de la eléctrica Endesa dejó la compañía hace dos años con un finiquito de casi 13 millones y accedió al ahora banco de cabecera de Florentino Pérez, que también juega un papel relevante en la financiación del macroproyecto de remodelación del estadio Santiago Bernabéu, actualmente en fase de ejecución. 

Muy bien relacionado con las élites españolas, cursó estudios de Derecho en Madrid y más tarde se trasladó a Nueva York, especializándose en Relaciones internacionales y Comercio Exterior. Comenzó trabajando en UBS y ocupó puestos en Rothschild y Lazard. Hombre curtido desde hace décadas entre los bastidores de la política española, tiene un amplio historial en los círculos de poder. 

Aunque acabaron muy distanciados, su padre fue Manuel Prado y Colón de Carvajal, diplomático y administrador privado del rey Juan Carlos I durante dos décadas. Pero su proximidad a la familia de Felipe VI se articuló sobre todo a través de la infanta Elena, con quien compartía afición por la hípica y a quien le dio empleo en la guardería Micos, ubicada en la lujosa colonia madrileña de El Viso.

Recientemente, el diario El Confidencial situaba expresamente a Prado fuera del grupo de empresarios que habrían organizado una colecta para sufragar los 4,4 millones de euros que el rey emérito pagó en febrero a Hacienda en una segunda regularización fiscal por rentas no declaradas. 

El empresario español con más hilos en Italia

Su conexión con Italia es más que intensa. Prado fue alto directivo del banco de inversión Mediobanca. Y su papel en las grandes operaciones empresariales le ha servido para granjearse una fluida relación con el poder político de todos los colores. 

En 2010, bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, fue el elegido por la semipública Enel para presidir la privatizada Endesa tras el proceso de absorción. Así se convirtió en el hombre que representó los intereses de la empresa italiana en España y que, mediante el continuo traspaso de activos, acabó reduciendo al mínimo la presencia internacional de la compañía, incluida Latinoamérica.

Además, desde 2004 y hasta 2019 mantuvo un asiento en el consejo de administración de Mediaset España, la compañía de Silvio Berlusconi que ostenta el duopolio televisivo que domina el panorama audiovisual. En el mundo de los medios de comunicación, también consiguió vender en 2007 y por una cantidad millonaria el Grupo Recoletos (propietario de Marca y Expansión) a la italiana RCS MediaGroup, editora en España del diario El Mundo.

El amigo íntimo del presidente del Real Madrid hace de intermediario con el Ejecutivo italiano para que ACS pueda hacerse con el control de la mayor concesionaria de autopistas de Italia

Prado también fue pieza clave en las negociaciones entre la concesionaria de autopistas italiana Atlantia y la constructora ACS -de la que Florentino posee un 12%-, para hacerse mediante una OPA conjunta con la catalana Abertis. Ahora mismo, el amigo íntimo del presidente del Real Madrid hace de intermediario con el Ejecutivo italiano de Mario Draghi para que Pérez pueda hacerse con el control de la mayor concesionaria de autopistas de Italia, Autostrade per l'Italia (ASPI). 

Rechazo de la UEFA y LaLiga

Junto a Florentino Pérez, ejercerán de vicepresidentes el presidente de la Juventus, Andrea Agnelli, y el propietario del Manchester United, Joel Glazer. El proyecto ha nacido con el rechazo de la UEFA, organizadora de la Champions, además de duros reproches por parte de dirigentes como el presidente de Francia, Emmanuel Macron o el primer ministro de Reino Unido, Boris Jonhson. 

Por su parte, el Gobierno español pasó este lunes de guardar silencio a primera hora del día, cuando el recién nombrado presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Manuel Franco, afirmaba que era "prematuro" pronunciarse sobre el proyecto; a mostrar su rechazo a la decisión. Así, el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, ha defendido que debe volverse a la senda del diálogo y del acuerdo para conseguir una solución pactada.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.