Gobierno
Calviño tomará el control de Industria si Maroto se convierte en vicepresidenta de Gabilondo
No se descarta la creación de una súper-vicepresidencia económica, absorbiendo Industria como hizo De Guindos en 2016. De mantenerse la actual cartera, Sánchez pactaría con Calviño la elección del nuevo ministro

Calviño puede sumar aún más poder dentro del Gobierno a partir del 4-M. La designación de Reyes Maroto como vicepresidenta económica de Gabilondo si éste logra el gobierno de la Comunidad de Madrid esconde un movimiento de Pedro Sánchez para que la actual número tres del Ejecutivo tenga también el control sobre el Ministerio de Industria.

Según explican a LPO altos cargos del PSOE con buena información de lo que ocurre en Moncloa, el paso de la actual ministra a la política madrileña se lleva 'cocinando' desde hace semanas y, pese a las reservas iniciales de la propia Maroto, Sánchez ha logrado que ésta acepte dejar el Ejecutivo si Gabilondo consigue la presidencia regional.

[Sánchez amaga con una nueva crisis de Gobierno si Gabilondo preside Madrid]

Ya en marzo, cuando se confirmó la convocatoria electoral, el nombre de la ministra de Industria se manejó para la candidatura socialista: "Algunos apuntaron su nombre como cabeza de cartel, pero en Moncloa la preferían como número dos de Gabilondo. Y, al final, aunque con matices, es el rol que va a tener".

Las fuentes consultadas afirman que "era imposible" convencer a cualquier integrante del actual Ejecutivo de dejar el Consejo de Ministros para formar parte de la lista por Madrid. No obstante, una vez cerrada la candidatura, "sí era posible abrir la puerta a Maroto, siempre y cuando Gabilondo sea presidente".

Ese escenario se antoja, a día de hoy, complicado, pero no imposible. Según las encuestas que se manejan tanto en Moncloa como en Ferraz, el bloque de derechas solo aventaja al de izquierdas en un punto, en un margen que es "reversible" a poco más de dos semanas para la cita con las urnas.

De lograrse ese objetivo, Reyes Maroto abandonaría el Ministerio de Industria. Y sería entonces cuando, según diferentes cargos socialistas próximos al Gobierno, "Nadia Calviño daría un paso adelante decisivo para controlar esa cartera".

Algunas fuentes, de hecho, apuntan a la posibilidad de que Industria se integre en el Ministerio de Asuntos Económicos, convirtiendo de esta manera a Nadia Calviño en una súper vicepresidenta económica. Recuerdan, además, que existe un precedente reciente: en 2016, Rajoy hizo exactamente lo mismo con Luis de Guindos tras la dimisión de José Manuel Soria en Industria.

De mantenerse finamente el Ministerio de Industria, el papel de Nadia Calviño también será clave: según las fuentes consultadas, Sánchez está dispuesto a consensuar con su vicepresidenta segunda el nombre del sucesor o sucesora de Reyes Maroto al frente de esa cartera.

El ascenso constante de Calviño

La confianza del jefe del Ejecutivo en Calviño es "total y absoluta" y, de hecho, la vicepresidenta de asuntos económicos ha tenido un papel fundamental en la elaboración del Plan de Recuperación: su interlocución con Moncloa ha sido permanente y su criterio ha sido muy tenido en cuenta a la hora de aprobar el reparto de las inversiones de los fondos europeos.

Es más. Las fuentes consultadas afirman que ha sido Calviño la que ha tenido la última palabra a la hora de decidir las partidas destinadas a sectores dependientes del Ministerio de Reyes Maroto, como el sector turístico o el de la automoción. Una circunstancia que, de hecho, ha provocado tensiones entre ambas ministras.

La relación de la titular de Industria con la propia Calviño o con María Jesús Montero es buena, según las fuentes consultadas, aunque en estos dos últimos años no ha estado exenta de discrepancias. Entre otras cosas, por los ERTE, las ayudas al turismo, o el plan de impuestos al diésel.

De confirmarse la marcha de Maroto a Madrid, "es evidente que Calviño ganará más poder" dentro del Gobierno, en un nuevo ascenso de la ministra de Asuntos Económicos. En apenas un mes, Sánchez la ha convertido en vicepresidenta segunda del Gobierno, tras la marcha de Iglesias, y le ha otorgado plenos poderes, también en la interlocución con los agentes sociales, para desplazar a la nueva vicepresidenta en alza: Yolanda Díaz.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.