Podemos
Pablo Iglesias se apunta al plasma para la campaña madrileña: 33 vídeos en 16 días
El líder de Podemos, que entre enero y marzo sólo tuvo ocho intervenciones en actos o entrevistas, multiplica su actividad ante la falta de visibilidad y lanza un 'videobook' para la campaña

Una campaña a golpe de tuit. Pablo Iglesias trata de paliar su falta de visibilidad en actos públicos con acotadas 'pastillas' discursivas en vídeos difundidos en redes sociales. El dirigente, que ha revestido de épica su salto al ruedo madrileño para salvar el partido en la capital, opta en campaña por un formato que evita la confrontación directa con el público o sus votantes, sin posibilidad de réplica, y con mensajes simples que pretenden calar en su electorado. 

El candidato de Podemos en la Comunidad de Madrid ha multiplicado sus apariciones a través de esta fórmula; sólo en lo que va de mes ha lanzado 33 vídeos en Twitter; varios de ellos son recortes de intervenciones en medios, pero la mayoría se trata de producciones propias elaboradas para una finalidad muy concreta: viralizarse en las redes. 

En los últimos días ha intensificado los vídeos en los que el ex vicepresidente de Gobierno aparece hablando directamente a una cámara fija, con mensajes simples pero minuciosamente estudiados y de duración inferior a dos minutos. Un vídeo que a priori podría considerarse un vídeo casero pero que destaca por la producción profesional. Con iluminación profesional y siempre luciendo la marca de ropa republicana 198, impulsada por Juanma del Olmo, secretario de Comunicación de Podemos.

En lo que va de mes, desde que traspasara oficialmente su ministerio, Iglesias ha publicado ocho piezas audiovisuales de este tipo, varias de ellas encaminadas a defender una de sus propuestas estrella, la subida de impuestos en la capital, por la que sugirió subir los impuestos a partir de los 50.000 euros de renta. También aprovecha estos mensajes para confrontar con Isabel Díaz Ayuso, que es la que está obteniendo más visibilidad en la campaña por presidir la región. 

De sus 33 vídeos publicados en lo que va de mes, Iglesias ha publicado cinco 'videobooks', ocho producciones mirando a cámaras, siete intervenciones en medios y siete en actos de su partido

Madrid siempre ha sido un feudo especialmente correoso. La atención en la capital está más centrada al ámbito de Gobierno nacional, y las cuestiones autonómicas quedan eclipsadas por el rango superior de la política. Iglesias, que dejó el Consejo de Ministros para ser candidato, ha sido también víctima del ostracismo al que le condena la campaña madrileña. 

Pese a ser un dirigente de primer nivel, la carrera electoral autonómica es poco agradecida, y es por eso que trata de mantener la difusión de sus mensajes a nivel estatal, lanzando sus producciones a sus seguidores de todo el país pese a que sólo votarán los madrileños, con la intención de generar ruido y suscitar debate en torno a sus propuestas, atrayendo así el foco de interés. 

Precisamente alguno de los mensajes que más polémica han generado han sido señalando a periodistas como Carlos Herrera para criticar a los medios de comunicación por relatar la agresión sufrida por Vox en durante un acto en Vallecas cuando, según Iglesias, el partido de Abascal fue con el "fin absolutamente deliberado y evidente de provocar altercados en el barrio". 

El dirigente, que utiliza para sus discursos expresiones buscadamente coloquiales, se presenta como un rompedor por señalar a periodistas: "Yo sé que en las televisiones me van a reventar por decir esto y que los manuales de campaña dicen que hay que caer bien a los que mandan en los medios y callarte ciertas cosas, pero creo que alguien tenía que decirlo", culmina Iglesias en su vídeo. Poco días después, Podemos lanzó un spot oficial con 'recortes' de intervenciones de periodistas hablando sobre los pobres pronósticos electorales de la formación, bajo el lema "Ellos ya han hablado, que hable la mayoría". 

El dirigente también ha multiplicado la difusión de fragmentos de sus entrevistas en medios de comunicación, aunque por el momento no ha brindado intervenciones con periodistas o ruedas de prensa abiertas. Desde principios de enero hasta que anunció su salto a Maddrid, Iglesias concedió sólo ocho entrevistas, alguna de ellas a medios de comunicación no convencionales. 

Sin embargo, también ha aumentado su agenda mediática priorizando los medios públicos para denunciar en ese mismo altavoz la presunta politización de estos canales. De los 33 vídeos publicados por Iglesias en lo que va de abril, siete son de fragmentos pertenecientes a cuatro entrevistas: en los canales públicos RNE, TVE y Telemadrid, y sólo uno a un canal privado, Antena 3.

Más allá de las citadas entrevistas, Iglesias ha optado hasta ahora por limitar el contacto social, evitando actos multitudinarios o encuentro con vecinos, y celebrando intervenciones sin público, limitadas a actos de partido retransmitidos por streaming o reuniones con actores de la sociedad civil. A esto también ha dedicado algunos de sus vídeos, en formato 'videobook', en el que el líder de Podemos narra su labor de campaña. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.