Prisiones
Marlaska admite la precariedad de los médicos de las prisiones: "Las CCAA pagan mejor"
El Ministerio del Interior publicó una oferta de empleo de 40 plazas y sólo logró cubrir una pequeña parte de los puestos

El Gobierno admite la precariedad de los trabajadores sanitarios en las Instituciones Penitenciarias dependientes del departamento de Fernando Grande Marlaska. El titular de Interior ha defendido en las últimas semanas el traspaso de las competencias sanitarias en las cárceles a las comunidades autónomas, y ahora reconoce las debilidades de la Administración Central del Estado al gestionar estos puestos. 

Los diputados de Vox Macarena Olona, Francisco José Alcaraz y María Teresa López registraron en el Congreso de los Diputados una pregunta parlamentaria dirigida al Gobierno, pidiéndole un análisis de las razones por las que los médicos "no son proclives a trabajar en las Instituciones Penitenciarias". 

Interior admite el envejecimiento del cuerpo sanitario de las prisiones, donde la edad media es de 52,2 años

Lejos de negar la mayor, desde el Ejecutivo admiten los hechos y lo atribuyen a una causa únicamente económicas. En la respuesta parlamentaria publicada este lunes, el Gobierno da por hecho la baja concurrencia en estos puestos de trabajo y señala como "una de las posibles causas por las que los profesionales médicos no son proclives a trabajar en Instituciones Penitenciarias" el hecho de que "las Comunidades Autónomas convocan procesos selectivos para estos profesionales, cuyas retribuciones son mayores a las fijadas por la Administración General del Estado para este cuerpo". 

[Marlaska incumple la promesa de convertir a los funcionarios de prisiones en "agentes de la autoridad"]

En enero del pasado año, poco antes de comenzar la crisis sanitaria, el Ministerio del Interior publicó una Oferta Pública de Empleo para provisionar 40 plazas de médicos en las cárceles; la mayoría de las plazas quedaron vacantes y sólo siete nuevos sanitarios pasaron a formar parte de la plantilla, dependiente de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. 

No sucede así en el caso de los enfermeros penitenciarios, donde -señalan desde Interior- "las retribuciones son similares a las de las Comunidades Autónomas", por lo cual "no existe problemática para seleccionar a dicho personal". En su documento, el Gobierno también da cuenta de lo envejecido del personal sanitario de los centros penitenciarios, donde la edad media es de 55,2 años.

El trasvase a las CCAA, el "reto" de Marlaska

Durante la crisis sanitaria se hizo patente la delicada situación de los médicos de las instituciones penitenciarias. Así lo denunció la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), que criticó las deficiencias del sector.  "Durante esta crisis las prisiones han estado en tierra de nadie. El Ministerio del Interior dispone de medios diagnósticos para la Policía y la Guardia Civil, pero no para ellas". El sindicato criticaba también que, al no estar las prisiones integradas en el sistema sanitario de las regiones, se las "ha dejado en último lugar".

[Marlaska deja en manos de las comunidades autónomas la campaña de vacunación en las prisiones]

Ahora Marlaska apuesta por dicha integración. Ya en marzo, el titular de Interior señaló como "necesaria" la transferencia de la sanidad penitenciaria a los servicios de salud autonómicos, calificando este labor como "el principal desafío en el ámbito de la política penitenciaria", encaminada en conseguir "la mejora de su eficiencia". 

"Estamos trabajando en ello y en dotar de los medios necesarios, no podemos permitirnos más retrasos ni aplazamientos", destacó el ministro socialista durante la jornada 'La sanidad penitenciaria en tiempos de pandemias', organizada por la Coordinadora estatal de VIH y sida (CESIDA).

[Marlaska se gasta 30.000 euros en destruir información confidencial de las cárceles]

La directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio Azcárraga, también reivindicó esta transferencia, insinuando que los reclusos tienen peores servicios médicos que un ciudadano de a pie.  "El derecho a la salud no puede verse limitado ni restringido por el ingreso en un centro penitenciario. Somos conscientes de que necesitamos una sanidad penitenciaria de una calidad equiparable al del Sistema Nacional de Salud. Pondremos lo mejor en el asador para que sea una realidad en todas las comunidades autónomas", defendió. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.