Yolanda Díaz marca perfil propio frente a Iglesias y elude la confrontación directa con Calviño
La nueva vicepresidenta tercera aplaza el debate con Economía sobre la prórroga de los ERTE a la espera de un acuerdo con los sindicatos. Calviño y Escrivá presionan para incentivar a las empresas

La prórroga de los ERTE, cuya vigencia finaliza el próximo 31 de mayo, ya amenaza con un nuevo choque entre las carteras económicas del Gobierno. De momento, los responsables del Ejecutivo van marcando sus posiciones sobre el modelo de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo que han de regir en la nueva etapa, donde el avance de la vacunación puede traer un incremento de la actividad empresarial. 

Yolanda Díaz, convertida en nueva vicepresidenta tercera del Gobierno, mantiene las competencias del ministerio de Trabajo tras la salida de Pablo Iglesias del Ejecutivo. Y todos los ojos están puestos en la nueva etapa que se abre también dentro de la coalición por cómo pilotará las relaciones con el sector socialista del Gobierno, que no comparte las mismas posiciones que Unidas Podemos en varios asuntos clave como la vivienda, la reforma laboral o el salario mínimo. 

[Iglesias se equipara a PP y PSOE para cobrar la indemnización de exministro: "Tenemos el mismo derecho"]

En cualquier caso, ella misma sostiene en público que mantendrá un perfil distinto al del secretario general de Podemos. Y, de momento, la titular de Trabajo no ha querido entrar al trapo ni elevar más el tono respecto a las intenciones manifestadas días atrás por la vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. Aunque ambas mantienen posiciones enfrentadas sobre la subida del SMI, Díaz ha aparcado un choque duro de posiciones por las condiciones que han de regir los ERTE a partir de junio frente al planteamiento de la vicepresidenta segunda. 

Con el respaldo del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, está última ya se ha pronunciado a favor de caminar hacia un modelo en el que se bonifique a las empresas que decidan reincorporar a los trabajadores. Sin embargo, en Trabajo han optado inicialmente por la prudencia en el discurso. 

Aunque Díaz sí ha apuntado que se extenderán "con una fórmula similar a la actual" más allá del 31 de mayo y todo lo necesario mientras dure la pandemia, la vicepresidenta tercera ha eludido abrir el primer choque de la era post-Iglesias y ha preferido remitirse a la negociación en el diálogo social que debe comenzar en cuestión de semanas. Es necesario, dicen fuentes de Trabajo, que se sienten empresarios y sindicatos con el Ejecutivo para decidir cuál es la senda por donde debe transitar este mecanismo. 

Fuentes sindicales consultadas por LPO no se muestran partidarias de la apuesta manifestada por Calviño y creen que debe reforzarse los mecanismos de protección. Por su parte, el presidente de la CEOE mantiene un doble discurso al respecto y espera también a sentarse en la mesa de negociación. Allí reclamará, eso sí, que se elimine o se flexibilice la cláusula que impide los despidos durante los seis meses posteriores a la finalización del ERTE.

"Si llegamos de verdad a la vacunación como tenemos que llegar pues posiblemente habrá que hablar de esos ERTE a la 'inversa', porque habrá que animar a la gente a que abra", decía esta semana el presidente los empresarios. "Ahora, si no llegamos y seguimos como estamos, vamos a tener un problema y tenemos que volver a hablar de esos ERTE [como los actuales] para ayudar al que está cerrado", añadía.

"Si llegamos de verdad a la vacunación como tenemos que llegar pues posiblemente habrá que hablar de esos ERTE a la inversa

Por el momento, Díaz se encuentra inmersa en la negociación con los agentes sociales para derogar antes del verano los aspectos más lesivos de la reforma laboral aprobada en 2012 por el PP. Tras tres reuniones de la mesa del diálogo social, las conversaciones parece que no avanzan al ritmo esperado y las patronales se muestran reticentes a entrar en materia. En esto, cuentan también con respaldo de la vicepresidenta Calviño, que se opone al modelo de derogación planteado por Díaz y apuesta por una reforma que reduzca la dualidad del mercado laboral español y el alto paro juvenil.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.