Coronavirus
Exclusiva: Putin quiere enviar una misión secreta a Argentina para analizar el contagio de Alberto Fernández
En el gobierno ruso hay extrema preocupación por el impacto mundial de la reinfección del presidente tras haber recibido la Sputnik V

El llamado de Vladimir Putin a Alberto Fernández -que sorprendió a los funcionarios argentinos al punto de tener que salir a buscar de urgencia un traductor en línea- no fue casual. El mandatario ruso está muy preocupado por el contagio de coronavirus de su par argentino y analiza enviar una misión al país para estudiar el caso.

Fuentes al tanto de las conversaciones revelaron a LPO que la ministra Carla Vizzotti recibió un llamado de autoridades rusas que le comunicaron la idea de Moscú de enviar una misión lo más discreta posible para analizar el caso de Alberto. La comunicación habría alterado a la titular de la cartera de Salud, justo en medio de la explosión de casos de la segunda ola.

En el gobierno ruso hay extrema preocupación por el contagio de Alberto, especialmente por el impacto mundial que tuvo la noticia y que podría afectar la confianza sobre la Sputnik V. El presidente argentino había recibido las dos dosis de la vacuna e igualmente contrajo la enfermedad.

El impacto fue tal que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tuvo que salir a dar tranquilidad sobre la vacuna. "En epidemiología no se hacen inferencias a partir de un caso, por notorio que sea. Lo que se requiere es la experiencia poblacional", aseguró el subsecretario de Salud mexicano, Hugo López Gatell. "La Sputnik sigue siendo una de las mejores vacunas disponibles en el mundo", calmó.

Horas después del positivo de Alberto, el Instituto Gamaleya que desarrolló la Sputnik V tuvo que salir a explicar que "la vacunación no excluye la infección". "El 8% de los vacunados están en riesgo, pero excluye las consecuencias graves", dijo el director del centro de investigación ruso, Alexandr Guintsburg.

Argentina: Putin llamó a Alberto Fernández y le prometió más vacunas 

Sin embargo, las dudas en la comunidad científica persisten. El infectólogo argentino Pablo Goldschmidt, que reside en Francia, puso en duda la versión difundida por el gobierno sobre el caso y dijo que si la vacuna funcionó correctamente es muy difícil que el presidente tenga una carga viral tan alta como para que sea dé positivo un test de antígenos.

"Si tuvo 37.3 de fiebre, tuvo las 2 vacunas y le da PCR positiva, yo lo primero que haría es volver a hacer la extracción del ARN y hacerlo todo de nuevo. O se equivocó el laboratorio o el kit que usaron era de mala calidad. No puede ser que dos vacunas no produzcan inmunidad, no puede ser que sea portador del virus a alta carga viral para que dé antígenos", analizó Goldschmidt en diálogo con radio Mitre.

El infectólogo explicó que un test de antígenos para dar positivo requiere una carga viral mínima de 3000, mientras que el PCR detecta 40. Pero además requiere que dé positivo dos o tres señales, lo que el especialista pone en duda en el caso de Alberto. "Pongo en duda la calidad del examen. Por ahí tiene que ver con un residuo de un virus de resfrío", arriesgó. "Me parece que estando vacunado, los resultados esos no dan", agregó.

Goldschmidt también se sorprendió por la decisión de testear al presidente por haber tenido 37.3 de fiebre, menos de lo que es considerado un síntoma de coronavirus. "Si tiene 37.3 no se hace PCR, se hace si tiene 38.5. Si tiene 37 de fiebre no se hace un test, ¿para qué le van a hacer si cuando uno corre un poco llega a 37,7", planteó. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.