Vox vetará a Casado en las negociaciones para formar gobierno en Madrid tras el 4-M
Cargos del partido confirman a LPO que la interlocución será exclusivamente con Ayuso y no con Génova. No se cierran a reclamar consejerías si logran un gran resultado en las urnas

Las espadas siguen en alto entre Vox y la dirección nacional del PP, con Pablo Casado a la cabeza. Y, aunque la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, mantiene buenas perspectivas electorales de cara a la cita del 4 de mayo, corre el riesgo de perder la presidencia si los de Santiago Abascal no consiguen suficientes escaños o si se quedan fuera de la Asamblea. 

En la ejecutiva de Vox se muestran mucho más optimistas y creen posible alcanzar hasta 20 diputados. De hecho, en función de esos resultados, no descartan exigir alguna consejería dentro del nuevo gobierno autonómico si dan los números para investir a Ayuso. "Vamos a buscar que se cumpla el programa de Vox y ya veremos cómo", trasladan, de momento, fuentes de la dirección. En todo caso, advierten de que "cualquier cosa" que negocien "será con Ayuso y no con Génova". 

[Génova aleja el adelanto electoral en Andalucía: "Juanma no está en eso"]

La relación con Pablo Casado sigue rota desde que el presidente del PP cargase duramente contra Abascal durante la fallida moción de censura presentada por este último contra Pedro Sánchez en el Congreso. Y eso se ha dejado notar ya en algunos momentos que requieren de interlocución entre las fuerzas parlamentarias de la oposición, como ocurrió con el decreto de los fondos europeos. Gracias a una abstención de Vox no compartida previamente con el PP, Sánchez logró evitar una derrota en la Cámara Baja. 

La influencia de Casado

Ahora en campaña, y sabedores de la buena acogida que tiene Ayuso entre sus propios electores, los de Abascal intentan explotar el discurso de que Casado ejerce influencia sobre la presidenta regional para tratar de identificarla con el ataque lanzado por el PP a Vox. "Todos somos conscientes de que el gran problema que tiene la señora Díaz Ayuso es Génova", se afanaba en remarcar este mismo martes la diputada Macarena Olona en EsRadio.

Desde el PP madrileño, donde se evita la confrontación con los de Rocío Monasterio, ya se dejan oír voces que reclaman una autonomía total respecto a la dirección nacional para diseñar su campaña. Y lo hacen después de los roces provocados por la configuración de la candidatura, en la que se forzó el encaje del exdiputado de Ciudadanos, Toni Cantó.  

Desconfían de las encuestas

La preocupación que cunde en las filas 'populares' es que Abascal no logre revertir la tendencia que reflejan los sondeos. El líder de Vox, de momento, se volcará en la campaña y se encargará de dirigirla en primera persona. Por su parte, en la dirección no dan ninguna credibilidad a los resultados que arrojó este lunes la encuesta preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que les otorgaba 9 diputados. 

Su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, recordaba este mismo martes que el organismo público que dirige el sociólogo José Félix Tezanos pronosticó que en las elecciones andaluzas de 2019 su partido sólo obtendría un diputado y acabaron sacando 12. Asimismo, en las catalanas les daban cero y terminaron logrando 11. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.