Podemos
La UDEF sospecha que Podemos desvió la subvención electoral para las generales a través de Neurona
El contrato del partido se refiere a las generales de abril de 2019, pero el informe policial refleja que los trabajos se realizaron para las elecciones de Madrid de mayo de 2019 | La UDEF también acusa a Podemos de emplear para su campaña electoral fotografías con derechos de autor

La Unidad de Delincuencia Económica y Financiera de la Policía (UDEF) sospecha que Podemos utilizó fondos electorales procedentes de la subvención para las elecciones generales del 28 de abril de 2019 para pagar a Neurona, que en lugar de dedicarse a estos comicios, trabajó en la campaña electoral de Madrid de mayo del mismo año. Un desvío de fondos públicos que se produciría a través de esta empresa, cuyos vínculos con el partido se están investigando. 

El informe policial fue enviado al juez Juan José Escalonilla, que solicitó a esa unidad policial que analizara los 1.471 archivos que Podemos puso a disposición del juzgado entre imágenes, vídeos y documentos, encaminados a justificar los trabajos por los que pagaron 363.000 euros a Neurona Consulting con presupuesto de campaña.  El magistrado, que mantiene imputado al partido, duda de que corresponda a servicios realmente prestados y sospecha que pueda ser "simulado". 

Una tesis que el partido de Iglesias ha tratado de refutar sin demasiado éxito, según el informe de la UDEF, que advierte de que gran parte de los "trabajos" eran mensajes vertidos en redes sociales, fragmentos de intervenciones en medios de comunicación y "en la gran mayoría de los archivos analizados se desconoce el autor", y en aquellos casos donde sí se conocen, los autores de los archivos son trabajadores de Podemos, y no de Neurona. 

Informe Tribunal de Cuentas Podemos by La Politica Online on Scribd

Además de las dudas sobre estos trabajos, sí se apunta a que la finalidad del material aportado era distinta a la alegada por Podemos. En el informe se hace referencia en una veintena de ocasiones del excesivo protagonismo de Isabel Serra, la candidata de Podemos a la Comunidad de Madrid, destacando que una parte importante del material iba claramente destinado a los comicios madrileños. "Es reseñable el protagonismo que presenta Isabel Serra Sánchez en los archivos aportados para la campaña de las elecciones generales del 28 de abril de 2019, más aún cuando ella no concurría a ellas, sino a las elecciones a la Asamblea de Madrid de 26 de mayo de 2019".

En otro punto del informe, destaca que "cabe señalar el protagonismo de Isabel Serra Sánchez, a que es el foco principal de la mayoría de las fotografías, e incluso en algunas de ellas aparece en solitario, hecho que no se produce en esta serie fotográfica con ningún otro miembro del partido político Unidas Podemos que concurre a las elecciones generales de 2019", y advierte que esto "contraviene el propósito declarado del encargo".

Después de destacar multitud de casos, la UDEF apunta directamente a que el trabajo de Neurona, pagado con dinero electoral, no cumple el fin del contrato que alegó el partido de Pablo Iglesias: "Se ha de añadir en base a indicios racionales, que una gran cantidad de archivos no se ajustan pro el contenido a la finalidad del contrato, ya que, una vez visto el producto en su globalidad, este parece tener otro fin que no es el de las elecciones generales del 28 de abril de 2019. Esto se ve reforzado por los vídeos que han sido aportados y que tienen la cabecera o el cierre de la precampaña/campaña a las elecciones a la Asamblea de Madrid de 26 de mayo, elecciones a las que concurría como candidata Isabel Serra Sánchez, y no las elecciones generales de 28 de abril de 2019".

Podemos emitió la factura antes de firmar el contrato

Las sospechas sobre los pagos a Neurona no son nuevas. Ya en verano el Tribunal de Cuentas en su informe advirtió de la inespecificación del pago de Podemos por importe a 363.000 euros advirtiendo que "no ha quedado suficientemente acreditada su efectiva elaboración por parte del proveedor", y destacó la falta de información sobre los trabajos realizados, subrayando que el contrato se firmó en mayo, pese a que la factura se emitió a principios de abril. 

Así, destaca que "se solicitó a la coalición sucesiva información en relación con el gasto, en concreto, que aportara un presupuesto detallado en el que se desglosaran los distintos servicios a prestar y se valorara económicamente cada uno de los conceptos de facturación". 

"Ante dicha solicitud -continúa el Tribunal de Cuentas-, la formación envió un contrato de prestación de servicios, por importe de 363.000 euros, firmado electrónicamente por las partes contratantes el 6 de mayo de 2019, habido sido emitida la factura correspondiente a dicho contrato el 5 de abril de 2019; en el contrato se recogen los mismos conceptos que se hacen constar en la factura presentada, sin valoración económica individualizada de lo contratado. De la información disponible resulta que la empresa proveedora fue objeto de inscripción constitutiva en el Registro Mercantil el 19 de marzo de 2019, no coincidiendo su objeto social con las prestaciones contratadas".

Podemos usó fotografías con derechos de autor

Otro de los asuntos destacados por la Policía es la utilización de fotografías con derechos de autor en una veintena de casos; citando los carteles electorales de Podemos para su campaña electoral y la fuente original de las imágenes, así como los links que llevan a distintas páginas entre ellos medios de comunicación. 

Entre las fotografías empleadas por Podemos hay archivos publicados en El Mundo, Cadena Ser o Efe, así como del periódico El Confidencial, como es el caso de las imágenes de la detención de Rodrigo Rato, firmadas por el periodista Pablo López Learte. Unos archivos que fueron empleados por la formación de Iglesias para su campaña sin atender al pago de derechos de autor. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.