Los epidemiólogos desmienten a Calvo: "Es pronto para descartar la prórroga del estado de alarma"
La vicepresidenta mostró su confianza en no tener que aplicarlo a partir del 9-M. Los expertos responden que será inevitable si hay un fuerte incremento de contagios en la cuarta ola tras Semana Santa

El actual estado de alarma finaliza en apenas cuarenta días y el Gobierno confía en no tener que volver a prorrogarlo. "Esperemos que el 9 de mayo estemos en unas condiciones de vacunación, de inmunidad colectiva y de cifras que nos permitan salir del estado de alarma", decía hace unos días la vicepresidenta Carmen Calvo.

El contexto político, marcado por la fragmentación del Parlamento y el adelanto electoral en Madrid, no son el escenario idóneo para arrancar una nueva negociación política con los partidos para extender el mecanismo que ha permitido a los presidentes autonómicos aplicar medidas de restricción sin tener que recibir el visto bueno continuo de los tribunales. No en vano, estos últimos también mantienen diferencias de criterio entre sí.

[El Gobierno agotará el estado de alarma: descarta levantarlo el 9 de marzo]

Sin embargo, los epidemiólogos no comparten el optimismo mostrado por Calvo y consideran demasiado prematuro pensar en un escenario en el que no haga falta el paraguas jurídico que brinda el estado de alarma para decretar, entre otras medidas, confinamientos perimetrales, límites a las reuniones en los domicilios o el toque de queda nocturno.

"A dos meses vista no se puede decir eso, es muy aventurado y pueden pasar muchas cosas. Nadie puede decir que sí o que no se va a prorrogar", apunta José Martínez Olmos, ex secretario de Estado de Sanidad y profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública. "Hay que analizar cómo evoluciona la pandemia. ¿En dos meses se va arreglar todo? Parece muy prematuro pronosticar eso", añade.

Menor incidencia acumulada

La incidencia acumulada cuando se iniciaron los seis meses de estado de alarma allá por el mes de octubre de 2020 era de 361 por cada 100.000 habitantes. Aunque ahora esa cifra ha caído a la mitad, los expertos avisan de que la Semana Santa puede hacer crecer exponencialmente los contagios, provocando una cuarta ola de aún desconocida intensidad.

"Es previsible que después de la Semana Santa aumenten los contagios y la cosa se complique con las variantes. Por tanto, creo que hay que ser precavido y activar todas las medidas que sean necesarias", expone el epidemiólogo Joan Caylà.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Vacunología, Amós García, se declara "incapaz de decir si hay que levantar el estado de alarma o no". Pero cree que "en el contexto de una cuarta ola, nadie puede pensar que podemos empezar a eliminar medidas drásticas que eviten los contagios, sino todo lo contrario".

En cualquier caso, si el estado de alarma decae, se volvería a una situación "nada ideal", dice Caylà. Los gobiernos autonómicos deberían buscar el respaldo judicial para imponer medidas limitativas de derechos fundamentales. Esto lleva aparejada "una tardanza que no es deseable", remarca el epidemiólogo.

Aunque la propia Calvo aseguró que, llegado el caso, no iban a "escurrir el bulto", el Ejecutivo no parece estar por la labor de arriesgarse a una derrota parlamentaria

Aunque la propia Calvo aseguró que, llegado el caso, no iban a "escurrir el bulto", el Ejecutivo no parece estar por la labor de arriesgarse a una derrota parlamentaria. Olmos, en cambio, recuerda que "hasta ahora no se ha llevado ningún decreto de estado de alarma consensuado" a la Cámara Baja. 

Para Caylà, "lo que es seguro es que la Semana Santa no va a bajar la incidencia". "Se incrementará la interacción social y todos los indicios apuntan a que la cuarta ola está empezando", alerta. Asimismo, Amós García insiste en que "la prórroga o no prórroga debe estar en función de la realidad epidemiológica". "Pero desde el punto de vista profesional, lo que tenemos claro es que hay que tomar medidas que eviten los contactos sin protección", concluye.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.