Los republicanos ganan la pelea por el voto latino con los cubanos
A pesar de que en Estados Unidos viven cerca de 40 millones de mexicanos frente a los 2 millones de cubanos, su alianza con los demócratas no se tradujo en posiciones equivalentes en el poder

A pesar de ser num√©ricamente una comunidad de peso en los Estados Unidos, los mexicano-americanos contin√ļan sin poder pol√≠tico, poco organizados y faltos de candidatos viables a nivel nacional, seg√ļn advierten los expertos.

Con casi 37 millones -o el 11,3%- de la poblaci√≥n total de los Estados Unidos, los mexicano-americanos son, por mucho, el grupo latino m√°s grande del pa√≠s. Los cubano-americanos, en comparaci√≥n, suman aproximadamente 2,3 millones, seg√ļn las estad√≠sticas del Pew Research Center y la Oficina del Censo. A pesar de la gran diferencia en el tama√Īo de las dos poblaciones, la influencia pol√≠tica de los mexicano-americanos se considera mucho menor que la de los cubano-americanos.

Con casi 37 millones -o el 11,3%- de la población total de los Estados Unidos, los mexicano-americanos son por mucho, el grupo latino más grande del país. Los cubano-americanos, en comparación, suman aproximadamente 2,3 millones

Ambos grupos demográficos están, en este momento, representados por tres miembros en el Senado de los Estados Unidos. Los mexicano-americanos tienen a los senadores Ben Ray Luján (Nuevo México), Alex Padilla (California) y Catherine Cortez Mastro (Nevada). Los tres son demócratas. Los cubano-americanos, por su parte, están representados por los senadores Marco Rubio y Ted Cruz, republicanos de Florida y Texas, respectivamente, así como por Bob Menéndez, un demócrata de Nueva Jersey.

[Los republicanos ahora aprovechan la crisis del Covid para impulsar la destitución del gobernador de California]

En una entrevista con LPO, Eli Maga√Īa, consultor y analista pol√≠tico mexicano-americano con sede en Las Vegas, dijo que "nunca ha habido un esfuerzo concertado" para desarrollar l√≠deres pol√≠ticos mexicano-americanos, particularmente a nivel nacional.

"Tanto los dem√≥cratas como los republicanos son culpables de esto. No ha habido un gran inter√©s en los problemas que nos afectan ", dijo. "En la mayor parte de los √ļltimos 40 o 50 a√Īos, no ha habido una inversi√≥n en desarrollar l√≠deres activistas fuertes o en llegar a los no activistas, como los due√Īos de negocios, para traerlos al redil pol√≠tico y brindarles la experiencia que tendr√≠an que postularse para un cargo".

En un art√≠culo de opini√≥n publicado en diciembre en Los Angeles Times, el columnista Gustavo Arellano se√Īal√≥ que varios prominentes pol√≠ticos mexicano-americanos, como el ex vicegobernador de California, Cruz Miguel Bustamante y el exsecretario de Vivienda, Henry Cisneros, fracasaron o quedaron envueltos en esc√°ndalos, lo que hizo que retroceder la causa de los pol√≠ticos latinos por generaci√≥n ".

Maga√Īa, por su parte, dijo que un tema m√°s acuciante es que la mayor√≠a de los mexicano-americanos se ubican en estados como California o Texas, alejados de los c√≠rculos de activistas pol√≠ticos de la Costa Este.

A pesar de que los cubano-americanos son una población mucho menor, tienen un peso político mucho más grande, principalmente gracias al Partido Republicano y su interés por Florida.

No se trata solo de representar el peso demográfico de la comunidad mexicano-americana, se trata de tener un candidato viable a nivel estatal o nacional. Los republicanos han hecho un mejor trabajo en la construcción de su electorado cubano-estadounidense, en comparación con los demócratas por los méxicano-americanos

"Los mexicano-americanos son básicamente una ocurrencia tardía en estos círculos", dijo. "Somos la abrumadora mayoría de hispanos en este país, y entras en estos entornos y no existen".

La enorme influencia de los cubano-americanos en la pol√≠tica estadounidense, agreg√≥ Maga√Īa, es en gran parte el resultado de los esfuerzos efectivos del Partido Republicano para organizarlos pol√≠ticamente, particularmente en el estado clave de Florida. "Simplemente no tenemos el tipo de representaci√≥n que se corresponda con nuestros n√ļmeros. No se trata solo de representarnos a nosotros mismos. Se trata de tener un candidato viable a nivel estatal o nacional", agreg√≥.

Los republicanos han hecho un mejor trabajo en la construcci√≥n de su electorado cubano-estadounidense, en comparaci√≥n con los dem√≥cratas por los mexicano-americanos", se√Īal√≥ Maga√Īa.

"Tenemos que preguntarnos por qu√© los republicanos pueden elegir a personas como Ted Cruz y Marco Rubio, pero no hemos visto el equivalente a eso en los estados dem√≥cratas", dijo Maga√Īa. "Es una pregunta razonable para los mexicano-americanos, porque somos, en su mayor parte, bastante confiables cuando se trata de apoyar a los dem√≥cratas en las urnas. Deber√≠amos preguntarnos por qu√© no hemos visto el surgimiento de ese tipo de liderazgos".

["Algunos latinos tienen desconfianza del sistema electoral de Estados Unidos"]

Juan Fernando Ibarra Del Cueto, investigador político y profesor asistente de ciencias políticas en la Universidad de Colgate, dijo que en comparación con los cubano-americanos, los mexicano-americanos "tienden a estar menos organizados políticamente". "Los cubano-americanos están geográficamente mucho más concentrados y, en muchos sentidos, mejor económicamente y tienen muchos más recursos para el activismo político".

Los cubano-americanos están geográficamente mucho más concentrados y, en muchos sentidos, mejor económicamente y con más recursos para el activismo político.

Además, Ibarra Del Cueto advirtió que si redoblara esfuerzos y cambiara el tono, el Partido Republicano podría ganar el apoyo de los mexicano-americanos. "Últimamente, el Partido Republicano ha adoptado posiciones cada vez más duras, con respecto a la inmigración y la raza, que expulsan a posibles votantes mexicano-americanos", pese a que los latinos "en promedio, son más conservadores que el estadounidense típico, en muchos temas sociales y culturales, están más cerca de las posiciones de los republicanos".

Para abordar los problemas que enfrentan los mexicano-americanos, Maga√Īa dijo que cree que ambos partidos pol√≠ticos deben reforzar los esfuerzos de organizaci√≥n comunitaria y trabajar para identificar posibles l√≠deres pol√≠ticos mexicano-americanos y desarrollar proyectos que les brinden la experiencia y el conocimiento necesarios para tener √©xito.

En el corto plazo, sin embargo, dijo que el surgimiento de un candidato mexicano-americano viable a nivel nacional sigue siendo poco probable. "Hay mucho trabajo por hacer antes de que eso suceda", dijo. "Creo que estamos tan atrasados en t√©rminos de desarrollar un l√≠der pol√≠tico mexicano-americano que no veo que suceda en ning√ļn momento en el futuro cercano", concluy√≥ Maga√Īa. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones ser√° eliminado e inhabilitado para volver a comentar.