Sareb
La 'nacionalización' de pasivos del Banco Malo agrava la crisis de deuda de España
Si se computan las deudas del Banco Malo como pretende Bruselas, la deuda de España superaría el 120% del PIB

La crisis inmobiliaria está lejos de haberse cerrado. Más de diez años después de su estallido las heridas no solo no han cicatrizado sino que se abren nuevamente en medio de la crisis económica actual.

El banco malo español y su porvenir es un ejemplo por demás ilustrativo de esta realidad. Ocurre que, según informó el diario El País, Bruselas está presionando para contabilizar la deuda de esta sociedad como deuda pública española, lo cual la llevaría al 120% de su PIB.

Más allá de una simple disputa estadística o de contabilidad se trata de una herencia muy pesada para toda España que se generó con el objetivo de salvar a uno de los sectores más ricos y poderosos como es la banca.

La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) fue creada en 2012 para ayudar a sanear el sistema financiero español. Su nacimiento fue una imposición del BCE si España quería recibir ayuda europea en medio de una de las peores crisis de las que se tenga memoria.

La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) fue creada en 2012 para ayudar a sanear el sistema financiero español. Su nacimiento fue una imposición del BCE si España quería recibir ayuda europea en medio de una de las peores crisis de las que se tenga memoria.

La amenaza de la quiebra generalizada del sector financiero llevó a la creación de la Sareb, con el objetivo de sanear las cuentas de los bancos. Aunque se la conozca como "banco malo" la sareb no es un banco, ni es público aunque cuente con aval del Estado.

Es una entidad privada con mandato público que se conformó con capital mixto, 55% de capital privado y 45% de capital proveniente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), de titularidad pública.

El problema radica en que este banco malo ha tenido como principal objetivo el salvataje a los bancos que tenían sus carteras plagadas de activos tóxicos, que no valían ni por asomo lo que estaba registrado en los balances contables de sus propietarios. Al ser adquirirlos por esta nueva institución se los pagó al precio al que estaban registrados, con el único aliciente de que fueron pagados con bonos avalados por el estado y no con dinero contante y sonante.

Sin embargo, al querer vender los activos- principalmente propiedades- la Sareb solo podía hacerlo al precio del mercado, lo cual significó cuantiosas pérdidas. En la actualidad se ha consumido la totalidad del capital y el Estado debe hacerse cargo de las deudas. El patrimonio neto de la sociedad se calcula en unos 10.000 millones de euros que los contribuyentes han puesto para sanear a la banca.

Ahora se habla de unos 35.000 millones más que es lo que Eurostat obliga a que se incluya en la deuda pública española, porque es deuda avalada por el estado español. Si bien algunos creen que ese número podría reducirse vendiendo lo poco que queda, muchos consideran que ya se ha vendido lo más potable y queda lo peor.

En medio de una nueva crisis, con los estados hiper endeudados y la población de todo el mundo sufriendo un paro altísimo, con los pobres cada vez más pobres y una desigualdad que bate récords, se asumirá un pasivo para que lo pague la ciudadanía con sus impuestos en beneficio de la banca. Vaya ironía. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.