Mercados
Por qué la primavera de los bonos soberanos no es una buena noticia
¿Qué hay detrás de la rentabilidad récord de la mayoría de los bonos soberanos?

La crisis económica mundial está sometiendo a los bonos soberanos de casi todos los países a una incertidumbre inédita. El caso más emblemático es el bono a diez años emitido por el gobierno estadounidense que viene aumentando su rentabilidad de manera significativa como consecuencia de la caída de su precio.

Aunque parezca contradictorio, así funcionan las finanzas a nivel internacional. El bono tiene una fecha de vencimiento en la que pagará una determinada cantidad de dinero; hasta llegar a esa fecha el título va cambiando su cotización de acuerdo a distintas razones, pero fundamentalmente de acuerdo al riesgo de que los países no puedan cumplir con ese pago. La diferencia entre el valor actual de un bono y lo que pagará llegado el vencimiento nos da la tasa de interés o rendimiento del mismo.

España no se suma a la euforia en los mercados pese a la promesa de Lagarde de seguir con el rescate de deuda

El aumento del rendimiento de los bonos europeos y españoles en las últimas semanas se debía, a diferencia de los aumentos más recientes, a una venta masiva de bonos que hicieron bajar su precio y subir su rentabilidad. Los bonos alemanes habían tocado su máxima rentabilidad (y mínimo valor) y los del gobierno francés volvieron a tasas positivas por primera vez desde junio.

El último jueves el BCE salió con un fuerte mensaje afirmando que aumentará significativamente la compra de bonos con el objetivo de garantizar que los países, las empresas y las familias puedan seguir endeudándose o refinanciando sus deudas. Detrás del anuncio, por supuesto, estaba el mensaje a los mercados de que echarían toda la leña que hiciera falta, para evitar el hundimiento recesivo.

Si bien todavía los mercados de bonos no han sufrido demasiadas modificaciones desde el anuncio, si se veía un pequeño repunte en los precios y sobretodo una suba de las bolsas de todo el continente.

El fenómeno que conmueve las finanzas internacionales está fundado en los cuestionamientos acerca de si se ha tomado el camino correcto a la hora de enfrentar la crisis económica del covid y, en caso afirmativo, si se viene haciendo lo suficiente para paliar un derrumbe casi sin precedentes. Un "tsunami económico global", como analizaron los cancilleres del Mercosur en una reciente reunión.

 La otra razón fundamental para la caída de los bonos pasa por anticiparse al posible aumento inflacionario, lo que lleva a la decisión de invertir en otros activos.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden y la secreatria del Tesoro, Jannet Yellen.

Mientras que Estados Unidos se discute si los estímulos no habrán sido demasiados y la economía no se está sobrecalentando, en Europa la situación es la inversa. Algunos de los principales analistas financieros han sembrado dudas sobre si se están ejecutando los planes con la agresividad que amerita la situación.

No solo el BCE viene siendo mucho más tibio que lo que ha sido la Reserva Federal, sino que aplica sus cañones más débiles a una economía que estaba más delicada que la norteamericana. Es decir un remedio más ligero para un enfermo más grave.

Mientras Estados Unidos discute si los estímulos no habrán sido demasiados, en Europa la situación es la inversa. El resultado está a la vista: el PIB de los Estados Unidos retrocedió en el 2020 un 3,5% y el de la eurozona un 6,8%. España ha sido de los más afectados con una retracción del 11%.

El resultado de cómo cada economía ha enfrentado la recesión está a la vista: el producto bruto interno de los Estados Unidos retrocedió en el 2020 un 3,5% y el de la eurozona un 6,8%. España ha sido uno de los países más afectados con una retracción del 11% en un año, un verdadero derrumbe.

Si agregamos que la campaña de vacunación en Estados Unidos es mucho más veloz que en el continente, entonces los peligros de que Europa quede más rezagada son cada vez mayores. Una vacunación más lenta implica una recuperación que demorará más, especialmente para los países más dependientes del turismo.

A pesar de todas estas señales que colocan al país norteamericano en mejores condiciones que las de nuestro continente la desconfianza también reina en su país. Sus bonos continúan cayendo debido a ventas masivas y preocupaciones acerca de qué resolverá la FED en su reunión de la próxima semana.

La disparada del rendimiento de los bonos no son exclusivamente la ganancia o la pérdida de aquellos que intervienen en el mercado financiero. Un seguimiento y análisis de estos movimientos indican cuestiones mucho más profundas acerca de la recuperación económica. O al menos lo que el mercado piensa de ella.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.