Cs
Arrimadas cede a las presiones de sus dirigentes y convoca una ejecutiva ante la amenaza de dimisiones
El vicepresidente Juan Marín, la ex consejera Marta Rivera de la Cruz, la vicealcaldesa Begoña Villacís o el portavoz valenciano, Toni Cantó, habían expresado públicamente la necesidad del encuentro

Inés Arrimadas cede a las presiones de sus dirigentes y convoca una ejecutiva de Ciudadanos el próximo lunes, después del malestar creado en el partido tras las negociaciones secretas con el PSOE para presentar una moción de censura en Murcia, que finalmente ha fracasado. En las últimas horas han aumentado las voces que cuestionan la gestión de la líder naranja y que le han pedido públicamente explicaciones por lo sucedido. El amago de rebelión que se produjo tras la debacle catalana, que se saldó sin ninguna dimisión, es ahora una revuelta en toda regla, con dirigentes amagando con dimitir y cargos públicos apuntando directamente a la dirección nacional después de que ésta ocultara los movimientos a su ejecutiva y a los vicepresidentes autonómicos que comparten gobierno con el PP.

Las turbulencias de la moción fallida se han dejado sentir en todo el territorio nacional, y cada vez eran más las voces que reclamaban a Arrimadas una ejecutiva urgente donde debatir lo ocurrido. No sólo Toni Cantó, que ya expresó sus críticas hacia este movimiento y que ha dejado su cargo en el aire, sino también cargos destacados de Cs que ocupan puestos en Gobiernos de coalición. Es el caso de Begoña Villacís, vicealcaldesa del Ayuntamiento de Madrid, la ex consejera madrileña Marta Rivera de la Cruz o el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín. Mientras tanto, el coordinador de Cs en la Comunidad Valenciana ha dejado la puerta abierta a su marcha del partido en caso de que las tesis de Inés Arrimadas sean respaldadas.  

"De confirmarse las informaciones de Murcia se hace más necesario que nunca la convocatoria de un Comité Ejecutivo. Cs nunca ha tenido miedo a rendir cuentas, ni al debate, ni a las explicaciones. Así ha sido siempre, y así debe seguir siendo", ha defendido Villacís en las redes, retando a Arrimadas a convocar a la Ejecutiva y dejando en el aire una crítica hacia la falta de debate. En el mismo sentido se ha expresado Juan Marín, que ha pedido una ejecutiva urgente en Ciudadanos tras fracasar el movimiento murciano. 

[Arrimadas se enfrenta a una revuelta interna tras ocultar a su ejecutiva los movimientos en Murcia]

Marta Rivera de la Cruz, uno de las referencias del partido y ex consejera de Cultura de la Comunidad de Madrid tras ser cesada este miércoles por Ayuso, también a urgido a Arrimadas a dar explicaciones.  "He pedido la inmediata convocatoria de un comité ejecutivo para que se dé cuenta de lo sucedido en Murcia. Todo lo acontecido es de una gravedad extrema, y es necesario que se ofrezcan explicaciones".

Cantó ha sido el más beligerante en este sentido. Aunque se mostró crítico desde el primer momento de la moción y pidió una ejecutiva, el dirigente valenciano ha ido más allá este viernes, cargando contra Arrimadas por evitar dar explicaciones en los órganos del partido. Según ha explicado en RNE Comunidad Valenciana, la situación "merece que se abra el espacio para que se explique". "Lo llevo pidiendo desde principios de semana y no ha sucedido", ha censurado Cantó, que ha sido tajante: "Vamos tarde". "Supongo que estarán liados, pero espero que se nos permita hacer lo que debe hacerse en cualquier partido, expresarse con libertad y democracia interna", ha defendido.

La próxima reunión de la ejecutiva toma tintes de batalla campal, y Toni Cantó ha dejado abierta la puerta a su salida de Ciudadanos en caso de que se imponga el giro de Arrimadas para abrirse a pactos con el PSOE. Preguntado por la posibilidad de dimitir en la ejecutiva, Cantó ha dudado y ha terminado por zanjar: "Espero mejor a que se lleve a cabo esta ejecutiva". 

El dirigente valenciano ha continuado señalando que "por lealtad, el primer lugar donde debo decir lo que pienso es en esa ejecutiva", ha advertido, dejando en el aire su marcha. "No estaría haciendo ningún bien al partido tome el camino que tome si no lo hago así". Cantó ha defendido su "lealtad a Inés Arrimadas, que es la única líder posible en el partido". 

"Mi lealtad pasa por decirle la verdad y explicarle en cada momento lo que pienso de cada decisión". Así las cosas, se prevé que la reunión, cuando se convoque, termine con salidas de dirigentes después de las posturas irreconciliables entre la actual dirección y los leales a Albert Rivera, que vetó cualquier pacto con el PSOE de Pedro Sánchez y dio prioridad a los acuerdos con el PP. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.