Econom铆a
La quiebra del PP: de partido pol铆tico a corporaci贸n inmobiliaria
Los partidos se enfrentan a una curiosa situaci贸n: menos ingresos p煤blicos, pero un importante patrimonio en ladrillo

El PP puede que se quede sin votos a medio plazo si consolida y ampl铆a la trayectoria de los 煤ltimos tiempos, pero dispone de un patrimonio inmobiliario que tiene un gran potencial. Importantes empresas del sector empezaron con menos en el pasado. En 2018, los populares pusieron a la venta el inmueble de su sede de Catalu帽a, por un importe del orden de los dos millones de euros; todav铆a sin colocar. Ahora, tras el descalabro electoral en la regi贸n catalana (tres diputados regionales), el partido afirm贸 su voluntad de irse de la hist贸rica sede de la Calle G茅nova 13. Una decisi贸n controvertida, por cuanto la justificaci贸n era la ruptura con la vieja guaria, identificada con la 鈥榚ra B谩rcenas'. La realidad es muy distinta: se trata de un movimiento inaplazable, toda vez que los ingresos del PP han ca铆do casi a la mitad en los 煤ltimos a帽os.

Conforme datos de sus propias memorias, el Partido Popular ha sufrido una ca铆da de ingresos en el periodo 2019-2013 del 47,85%, desde los 72,50 millones de euros a los 37,81. Por ingresos p煤blicos, la ca铆da es de 58,30 millones a 32,11 (-44%) y privados, de 14,20 a 5,70 (-59%).

Un partido que sufre una aut茅ntica sangr铆a de votos, de diputados nacionales y regionales (de ah铆 viene gran parte de su ca铆da de ingresos) y de donaciones. La formaci贸n que preside Pablo Casado, adem谩s, ha sido v铆ctima (como todos los dem谩s partidos) de la Ley Org谩nica de 2012 sobre financiaci贸n de partidos, que obliga a hacer p煤blicas las donaciones, lo que finiquit贸 abruptamente el man谩 del generoso dinero que anta帽o lleg贸 a G茅nova. Por si fuera poco, redujo al m谩ximo las condonaciones de deuda bancaria.

De todo eso se benefici贸 el PP en el pasado, en unos tiempos en los que el dinero literalmente llovi贸 en el PP. Las cuentas suizas del ex tesorero B谩rcenas ten铆an m谩s de 50 millones de euros, que habr铆an bastado para pagar al contado la sede completa de G茅nova 13.

En aquellos a帽os de bonanza, de empresas en muchos casos privatizadas, el dinero fluy贸 a raudales

Las estrechas relaciones del partido con los constructores de nuevo cu帽o y las cabezas visibles del Ibex se tradujeron en unas v铆as de financiaci贸n que superaron las expectativas m谩s optimistas. En este 煤ltimo caso, no es extra帽o: el PP de Jos茅 Mar铆a Aznar siempre tuvo excelentes relaciones con las c煤pulas de las grandes empresas, que colocaron ellos en muchos casos. Juan Villalonga y C茅sar Alierta (Telef贸nica), Manuel Pizarro (Endesa), Miguel Blesa Caja Madrid), Francisco Gonz谩lez (BBVA), Ignacio S谩nchez Gal谩n (Iberdrola)... eran muchos que ten铆an excelentes relaciones con el PP.

Mariano Rajoy, Manuel Pizarro y P铆o Garc铆a Escudero.

Y antes tambi茅n: por ejemplo, es conocido que el Volvo verde con el que circul贸 muchos a帽os Manuel Fraga fue un regalo personal de Emilio Bot铆n-Sanz de Sutuola y L贸pez, abuelo del actual presidente de Banco Santander, Ana Bot铆n.

En aquellos a帽os de bonanza, de empresas en muchos casos privatizadas, el dinero fluy贸 a raudales. Y las puerta giratorias, claro: Caja Madrid fue una m谩quina de colocar pol铆ticos, con menci贸n especial a Jos茅 Manuel Fern谩ndez Norniella o Rodrigo Rato, en Telef贸nica aterrizaron Eduardo Zaplana, Manuel Pizarro, en Iberdrola 脕ngel Acebes... tras la salida de Rato de Bankia, fue nombrado consejero en La Caixa o Santander, banco este 煤ltimo que tiene la hipoteca con G茅nova 13.

A mediados de la pasada d茅cada, cuando Espa帽a "era toda de color azul", los espect谩culos en el balc贸n de G茅nova eran dignos de ver: un escaparate abarrotado de caras conocidas y siempre se escuch贸 que "la sede se ha quedado peque帽a". Muchos pol铆ticos ilustres se quejaban de que no ten铆an despacho.

En los 煤ltimos ocurr铆a justo lo contrario. La sede de G茅nova estaba semi vac铆a. Por la pandemia y por la ca铆da de representantes pol铆ticos. Si antes se citaba 2012 como el a帽o del fin de las donaciones, precisamente ese ejercicio el PP de Rajoy formaba un Gobierno de mayor铆a absoluta de 186 diputados. Hoy, tiene 88 y pudo ser peor, porque en las anteriores convocatorias obtuvo 66. Ca铆da que es la causante de ese desplome de los ingresos.

La sede de Barcelona, la calle Comte de Urgell, que quer铆a ser colocada en 2018 por dos millones de euros, aun sigue sin venderse. Sin duda, las algaradas callejeras y la inestabilidad del pruc猫s han tenido mucho que ver en ello.

G茅nova, por su lado, supone una renta anual de unos dos millones de euros y el PP todav铆a tiene una deuda a largo plazo de 20 millones de euros. La hipoteca se firm贸 con Banesto, hoy diluido dentro de Santander. La venta de ese inmueble se cifra claramente por encima de los 40 millones de euros, aunque lo que tendr谩n que decidir los dirigentes populares es si vender y materializar una importante plusval铆a, que cubrir铆a los gastos durante varios a帽os, o hacerse con un alquiler de unos dos a帽os, que aportar铆a ingresos recurrentes, aunque no saldar铆a la deuda con Santander.

Probablemente, el PP buscar谩 una c茅ntrica oficina, "pero con menos plantas que G茅nova", indican fuentes que anta帽o ostentaron despacho en G茅nova.

La gesti贸n del patrimonio inmobiliario se ha convertido en algo capital para las grandes formaciones pol铆ticas

Una decisi贸n digna del mejor director de inversiones, no en vano tanto PP como PSOE son partidos con un importante activo inmobiliario. De hecho, los socialistas el a帽o pasado pusieron a la venta el edificio de Calle Gobelas, por la mitad de lo que cost贸 en su d铆a, para reducir su deuda bancaria, que supera en m谩s del doble a la del PP. Probablemente, la situaci贸n financiera del PSOE sea aun m谩s peculiar que la de los populares, aunque desde el Gobierno se ven las cosas algo mejor.

Minuto de silencio de Pablo Casado y su equipo en la puerta de la sede.

Anteriormente, se supo que hab铆an dado un mandato de venta a Jones Lang Lasalle y Aguirre Newman (empresa con v铆nculos familiares con Esperanza Aguirre, la hist贸rica presidenta de Madrid) para obtener unos 20 millones de euros en ingresos. La excusa: la p茅rdida de ingresos p煤blicos, donaciones y cuotas de afiliados.

Una situaci贸n curiosa la de los partidos pol铆ticos, que tienen la forma jur铆dica de asociaciones. Pese a su elevada deuda bancaria, poseen un importante patrimonio inmobiliario en zonas premium. Muchos lo quisieran. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones ser谩 eliminado e inhabilitado para volver a comentar.