Illa no, pero los periodistas sí: test Covid para los medios en la visita de Felipe VI y Sánchez a Martorell
La Delegación del Gobierno en Cataluña, responsable de las acreditaciones, afirma que, por la "normativa laboral", será "imprescindible" la realización de esa prueba, que el ex ministro se negó a hacerse en TV3

Los periodistas que deseen cubrir este viernes la visita de Pedro Sánchez y Felipe VI a la planta de Seat en Martorell deberán someterse antes a un tes de coronavirus. Según ha trasladado la Delegación del Gobierno, serán los propios equipos sanitarios de la fábrica quienes realizarán una prueba a los informadores con carácter previo al acceso a las instalaciones situadas en la provincia barcelonesa. Según explica el Ejecutivo, el test es de carácter "imprescindible" y se realizará "según la normativa laboral" de la planta industrial, que cumple su 70 aniversario. 

[Salvador Illa y Pedro Sánchez, los únicos miembros del Gobierno que rechazan aclarar si se han vacunado]

La exigencia de esta prueba contrasta con el criterio que mantuvo el ex ministro de Sanidad y candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, cuando se negó a someterse al test antes de su participación en el debate electoral de TV3 celebrado el 9 de febrero. El ministro arguyó que había cumplido cuidadosamente con los protocolos sanitarios fijados por la Generalitat, que obligan a hacerse pruebas sólo en caso de contacto estrecho con un positivo o de presentar síntomas compatibles con la enfermedad. 

"Ninguno de estos dos supuestos se han dado en las 72 horas previas a la asistencia al debate organizado anoche por Televisión de Cataluña", explicaron desde su equipo. Este extremo no sirvió para que sus contrincantes dejasen caer que podría haberse vacunado saltándose el protocolo y por eso se negaba a someterse al test. Aunque no estaba obligado, así lo habían acordado los equipos de campaña. 

En cambio, la fábrica automovilística sí lo impone para el acceso a sus instalaciones. La compañía fue la primera que tomó la decisión de hacer pruebas masivas a su plantilla en la primera fase de la pandemia y ahora ha establecido un plan de pruebas rápidas masivo por el que más de 10.000 trabajadores de todos los centros de trabajo se realizan test de antígenos dos veces por semana, con una media de 4.500 pruebas diarias.

Situada a 30 kilómetros de Barcelona, la planta de Martorell fue inaugurada en febrero de 1993 por el rey Juan Carlos I. Cuenta con más de 2.800.000 metros cuadrados de superficie, lo que supone unos 400 campos de fútbol. Su empleados se reparten a lo largo de 15 edificios trabajando en turnos de mañana, tarde y noche. La producción anual de 2019 se situó en torno a las 500.005 unidades. 

"Dispositivo de envergadura" 

La visita de este viernes a la planta estaba inicialmente prevista para finales de diciembre, pero tuvo que ser aplazada por la cuarentena que tuvo que guardar Sánchez tras haber mantenido contacto con el presidente francés Emmanuel Macron en un almuerzo de trabajo. Este  se produjo unos días antes de que el jefe del Ejecutivo galo diera positivo por coronavirus.

Ahora, el desplazamiento del rey y Sánchez a Barcelona se produce en un momento de especial tensión en las calles tras el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. Los Mossos d'Esquadra serán los encargados de diseñar y ejecutar el dispositivo de seguridad para evitar cualquier altercado que altere la visita. 

El cuerpo policial autonómico declina ofrecer datos de agentes movilizados, pero fuentes policiales consultadas por LPO aseguran que será "de envergadura". Para dar protección al monarca y al presidente del Gobierno se movilizarán todas las unidades especiales de los Mossos como la unidad de guías caninos, la de subsuelo o los Tedax, especializados en detección y desactivación de explosivos. 

También se activará a los GEI (el Grupo Especial de Intervención), equivalente a los GEO de la Policía Nacional. A diferencia de otras ocasiones, distintas fuentes policiales confirman que no está planeado desplazar agentes antidisturbios de la Policía Nacional y, de momento, no están previstas movilizaciones en el entorno de la zona industrial. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.