Puig y Oltra eximen al futuro defensor del pueblo del examen de valenciano que impondrán a los funcionarios
Los nuevos funcionarios deberán acreditar que conocen la lengua para acceder a la plaza, pero esa exigencia no ha sido incluida para el defensor del pueblo porque el gobierno necesitaba los votos de PP o Cs

El presidente del Gobierno valenciano, Ximo Puig, ha tenido que hacer malabares para sacar adelante la Ley de Función Pública y la del Defensor del Pueblo. La Generalitat exigirá a los funcionarios de nuevo ingreso acreditar el conocimiento del idioma para optar a su puesto mientras que para se nombrado Síndic de Greugues bastará con "conocer los dos idiomas oficiales de la Comunidad Valenciana".

Para sacar adelante la primera norma que llevaba varios años en el cajón, el Consell formado por PSPV, Compromís y Unides Podem cuenta con escaños suficientes en las Cortes valencianas, mientras que para la segunda necesita una mayoría reforzada con el concurso de Ciudadanos o el PP. 

[Ximo Puig aplicará la estrategia del 'abrazo del oso' con Ciudadanos para robarle el electorado de centro]

Desde la formación que dirige Toni Cantó se muestran abiertos a apoyar esta última pero se posicionan en contra de la primera, al igual que los populares. "El idioma no puede convertirse en una barrera", apuntan fuentes del partido naranja. 

El conocimiento efectivo del valenciano dejará de ser un mérito para convertirse en un requisito. Aunque la falta de acuerdo entre los socios del tripartito ha provocado que la norma aplace la regulación de la exigencia del conocimiento del idioma a un desarrollo reglamentario posterior. 

En el plazo de un año deberá dictarse una norma supletoria que acote qué nivel se requiere y cómo se puede acreditar. "Se empezará a exigir cuando se apruebe el Reglamento y siempre a los nuevos funcionarios, no a los que ya están en la Administración", explican a LPO fuentes de la Consejería de Justicia que dirige Gabriela Bravo.  

En lo que respecta a la ley del Defensor del Pueblo, los socios del Botánico han dejado una fórmula abierta que podría atraer los votos de la oposición pues no se habla de que sea un requisito como tal, sino que sólo se menciona la palabra "conocer". Sin embargo, los valencianistas de Compromís no dan la batalla por perdida y consideran que la redacción da pie a exigir una futura prueba para demostrar el manejo del idioma. 

Los socios del Botánico han dejado una fórmula abierta que podría atraer los votos de la oposición pues no se habla de que sea un requisito como tal

La norma que prevé actualizar otra de hace treinta años será debatida la próxima semana en el Pleno del parlamento valenciano, donde necesita dos tercios para salir adelante: 66 de 99 diputados. El debate se producirá casi medio año después de que fuera aprobada por el Consell. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.