Gobierno
El ala socialista contradice a Iglesias sobre el último acuerdo del alquiler y niega la regulación de precios
El Consejo de Ministros dio luz verde a un informe de la Vicepresidencia Segunda del Gobierno donde llamaba a "poner freno a las subidas abusivas del alquiler", pero desde el Gobierno rebajan las expectativas e insisten en su rechazo a regular precios

El PSOE frena el intento de Podemos de emplear los acuerdos del Gobierno en favor de sus intereses partidistas. En medio de la negociación entre Pablo Iglesias y José Luis Ábalos por las medidas del alquiler en la Ley de Vivienda, el vicepresidente segundo llevó este martes al Consejo de Ministros las Directrices generales de la Estrategia del Desarrollo Sostenible, un documento elaborado el ministerio morado que en Podemos interpretaron como un punto a su favor en el pulso con el ministro de Transportes, que se niega a regular el precio del alquiler como pide Iglesias y aboga por incentivos fiscales. Las posturas están enfrentadas y ambas partes se han emplazado al jueves para seguir negociando. 

Los socialistas, sin embargo, no comparten la interpretación de Podemos y advierten de que si el texto se aprobó en Consejo de Ministros es porque el texto de redacción elaborado por el departamento de Iglesias era lo suficientemente "ambiguo" para que los ministros socialistas se sintieran "cómodos" firmándolo. Así, afean que el socio minoritario del Gobierno haya tratado de 'vender' la consecución de este acuerdo, cuando el dictamen votado era más genérico sobre las medidas del alquiler, que están todavía en negociación. 

Los socialistas consideran que el texto de la redacción elaborado por Iglesias es lo suficientemente "ambiguo" como para permitir el voto a favor de los socialistas

Este dictamen [consultar aquí en PDF] habla de medidas que "pongan freno a las subidas abusivas del alquiler". Un objetivo compartido, destacan desde el ala socialista del Gobierno, para el que sin embargo se plantean dos caminos distintos. Mientras Podemos propone intervenir los precios del mercado, Ábalos aboga por los incentivos fiscales, abriéndose a permitir excepciones en casos de colectivos vulnerables. Los socialistas mantienen su negativa a regular el precio del alquiler, pese al intento de los morados de arrogarse un éxito con el acuerdo del Consejo de Ministros. 

La aprobación de estas directrices llega un día después del choque abierto entre Podemos y Nadia Calviño, que rechazó la regulación, provocando airadas respuestas por parte de los dos secretarios de Estado dependientes de la la vicepresidencia de Iglesias: Ione Belarra y Nacho Álvarez. 

El texto habla de medidas que "pongan freno a las subidas abusivas del alquiler, impulsando las normativas necesarias para ello, entre las que debe incluirse la facultad de las comunidades autónomas y los ayuntamientos de establecer su índice de precios, la habilitación de los ayuntamientos para declarar zonas urbanas de mercado tensionado cuando se haya producido un incremento abusivo y sostenido de las rentas de alquiler y la articulación de mecanismos de contención o eventual bajada de los precios". 

Ahora la batalla está servida en el léxico. Los socialistas defienden que el texto no menciona regulación alguna, sino una serie de medidas que son las que están en liza y que podrían llevar al mismo objetivo: la vía "punitiva" de Podemos, que creen que puede contribuir a disminuir la oferta de alquiler y a favorecer el mercado sumergido; o la vía del incentivo fiscal defendida por los socialistas, una vertiente que los morados rechazan al considerar que no será efectiva. 

El jueves, una reunión "sin documentos"

El acuerdo en materia de Ley de Vivienda debía estar listo para febrero, según pactaron los socios de coalición. Sin embargo, la campaña de las elecciones catalanas congelaron la negociación, algo que en Podemos atribuyen a la negativa de Ábalos de continuar las negociaciones durante ese periodo para evitar las consecuencias electorales de su 'no' a regular los precios del alquiler, un asunto que en Cataluña es especialmente sensible. 

Después de múltiples reuniones entre Belarra, secretaria general de Agenda 2030, y de David Lucas, director general de Vivienda -la última fue la semana pasada y acabó sin acuerdo-, las partes han acordado retomar el diálogo este jueves. En Podemos censuraban que el PSOE acudiera a las reuniones "sin presentar ningún documento". Un hecho que justifican en el ala socialista a la fase todavía prematura de negociación en que se encuentran. 

Los socialistas se resisten a entregar un documento en la negociación con Podemos hasta que el acuerdo esté muy próximo para evitar filtraciones

Así, consideran que el acuerdo no es inminente y que las aproximaciones que se llevan a cabo son para ratificar ambas posturas y buscar aproximaciones. Sólo cuando Podemos y PSOE busquen puntos de encuentro sobre los que construir, ya en la fase última de negociación, los socialistas presentarán un documento a su socio de Gobierno. Una estrategia que también evitará filtraciones a la prensa de documentos prematuros, como le ocurrió al ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.