Ciudadanos
Albert Rivera e Inés Arrimadas siguen en contacto: "Se llaman de forma habitual"
Su relación es buena pese a las críticas de antiguos colaboradores del ex presidente de Ciudadanos a la actual líder. Ambos alcanzaron el siguiente pacto: "Ni él da consejos, ni ella los pide"

Muchos quieren enfrentarles, pero su relación es buena. Albert Rivera e Inés Arrimadas han sido esta semana noticia, después de la debacle de Ciudadanos en Cataluña y la aparición de dos movimientos que les implican: el proceso de fusión del partido y del PP, que algunos ‘imputan' al ex presidente de Cs, y la ofensiva de los críticos de la formación naranja contra la actual ejecutiva. Ambos, sin embargo, prefieren mantenerse al margen de batallas que "no son suyas".

Así lo afirman a LPO desde el entorno más próximo a Albert Rivera, que niega tajantemente movimientos del ex dirigente naranja para pactar una fusión con el PP de Casado: "Su relación con Pablo Casado es meramente profesional, no política, y en ningún caso se ha planteado algo así".

[Rivera vuelve a trabajar para Casado: prepara el recurso del PP contra la Ley Celaá]

Las mismas fuentes añaden, además, que Rivera no tiene intención alguna de volver a la política: "Ni para refundar Ciudadanos de la mano del PP, ni para fichar por el PP". También descartan que vaya a impulsar algún tipo de asociación que pueda derivar en un nuevo partido: "No va a poner en marcha un think-tank, ni una plataforma de electores, ni nada".

El ex presidente de Ciudadanos, explican las fuentes consultadas, tiene "dedicación exclusiva" al despacho Martínez-Echevarría & Rivera Abogados, y esa es su única prioridad: "Su única vinculación con la política es que tiene al PP como cliente. Pero nada más. Ni quiere volver ahora ni se lo plantea en los próximos años".

Su única vinculación con la política es que tiene al PP como cliente. Pero nada más. Ni quiere volver ahora ni se lo plantea en los próximos años

Ese alejamiento de la política no le impide, sin embargo, mantener una interlocución directa con su sucesora al frente de Ciudadanos, Inés Arrimadas. Ambos "se llaman de forma habitual", pero sus conversaciones son, por norma general, "relacionadas con el ámbito personal y no del partido".

En ese sentido, afirman desde el entorno de Rivera, "los dos tienen claro su papel ahora" y, de hecho, han llegado a una especie de pacto no escrito: "Ni Albert llama para dar consejos, ni Inés Arrimadas para pedírselos".

El ex presidente de Ciudadanos, eso sí, ha opinado públicamente sobre el devenir de su partido, y no siempre de forma positiva. El pasado mes de noviembre, en plena negociación de Cs con el Gobierno por los Presupuestos, afirmó: "Uno puede ser laxo, pero tiene que tener dignidad (...) Menos mal que dimití, porque si yo tengo que aguantar todo esto tengo que ir escoltado, pero frente a mis votantes".

Uno puede ser laxo, pero tiene que tener dignidad (...) Menos mal que dimití, porque si yo tengo que aguantar todo esto tengo que ir escoltado, pero frente a mis votantes

Después del revuelo que se montó por estas declaraciones, Rivera matizó sus palabras, afirmando que en ningún momento quería atacar a Inés Arrimadas o a su ejecutiva. Unas explicaciones que la actual presidenta de Cs dio por buenas: "Si él dice que no se refería a la cúpula de Ciudadanos, así será".

Desde el entorno de Rivera afirman a LPO que, pese a los movimientos existentes en Cs para echar a Arrimadas de la presidencia, "lo cierto es que ahora mismo no hay ninguna alternativa". Añaden, además, que "nosotros confiamos hace un año en Inés y no hemos cambiado de parecer".

[Los 'riveristas' se cobran su venganza con Arrimadas tras la debacle de Cs y piden la cabeza de Cuadrado y Espejo]

Preguntadas sobre si es necesario llevar a cabo cambios en la ejecutiva, como cesar a los señalados Cuadrado y Espejo, las fuentes consultadas hacen una llamada a la tranquilidad: "Las decisiones hay que tomarlas de forma reposaba. Desde 2006 este partido ha pasado por diferentes situaciones, algunas de ellas muy malas, y nos hemos levantado. Es necesario darse un tiempo para pensar y analizar lo que ha pasado". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.