Ximo Puig aplicará la estrategia del 'abrazo del oso' con Ciudadanos para robarle el electorado de centro
Tras el trasvase de votos de Cs al PSC en las catalanas, el presidente valenciano escenificará un acercamiento a la formación naranja con el objetivo de quedarse con sus electores

El descalabro de Ciudadanos en las elecciones del 14 de febrero tiene ya sus primeras consecuencias en otros territorios. Aunque la mayoría de partidos intentan hacer ver que los resultados de los comicios catalanes no son extrapolables a otras regiones, en la Comunidad Valenciana la formación que allí dirige Toni Cantó comienza a ser vista ya como un botín a repartir de cara a las elecciones de 2023.  

"Es una incógnita cómo va a reaccionar Ciudadanos, pero es evidente que hay una bolsa de votos que va a haber que disputar. Nosotros tenemos nuestros socios, pero aspiramos a ampliar la base social del Gobierno", reconocen a LPO altos cargos del PSPV que lidera el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. 

Es una incógnita cómo va a reaccionar Ciudadanos, pero es evidente que hay una bolsa de votos que va a haber que disputar. Nosotros tenemos nuestros socios, pero aspiramos a ampliar la base social del Gobierno

En este sentido, aspiran a hacerse con buena parte del electorado 'naranja', a imagen y semejanza de lo ocurrido con el trasvase de votos en Cataluña hacia el PSC. En cualquier caso, "asumimos que hay otra parte de voto de extrema derecha que votaba a Ciudadanos aquí y en Cataluña, que puede ir a Vox", añaden sin cuantificar sus aspiraciones.

Lo que tienen claro es que Ciudadanos ahora mismo "está en una situación de mucho riesgo y mucho peligro". Haga lo que haga, dicen, lo tiene muy complicado. "Si se acerca al Gobierno, deja espacio libre para Vox y el PP. Pero si se radicaliza, su votante más centrista lo puede repescar especialmente el PSPV", exponen. 

Si Cs se acerca al Gobierno, deja espacio libre para Vox y el PP. Pero si se radicaliza, su votante más centrista lo puede repescar especialmente el PSPV

Sin embargo, los socialistas valencianos  no pierden de vista la opción de que buena parte del votante 'naranja' no vaya ni a un lado ni al otro, sino que opte directamente por quedarse en casa el día de las elecciones. La abstención, en función de la aritmética que arrojen las urnas, sí podría beneficiar los intereses de los socios del Botánico que Puig comparte con Compromís y Unidas Podemos. 

Negociación presupuestaria

Precisamente, distintas fuentes parlamentarias no ven tan sencillo que el 'president' pueda mantener la estrategia de acercamiento a Cs que intenta desplegar. "Desde luego, desde Compromís le van a tratar de apretar las tuercas", apuntan las citadas fuentes. De hecho, ya logró soliviantar a los de la vicepresidenta Mónica Oltra durante la negociación presupuestaria en la que participó Cs, pero que no acabó fraguando. 

Sin embargo, la intención del PSPV a partir de ahora es desplegar una política de 'mano tendida' con la que puedan reforzar la imagen de Puig y distanciarle un poco de sus socios. "Vamos a seguir con la línea de moderación, discurso tranquilo y lo más amplio posible", en busca de la "gente centrista que votaba a Ciudadanos de buena fe", reconocen altos cargos de los socialistas valencianos.  

 [Aumenta la tensión entre Puig y Oltra por la gestión sanitaria

Lo que ha quedado enterrado tras la debacle electoral catalana, en la que Cs se dejó 30 escaños, es esa opción de sumar con Cs que pudo llegar a pasar por la cabeza de Puig en 2015, apuntan a LPO fuentes próximas a Oltra. "Creemos que servirá para que aquellas personas del PSOE que fantasearan con una posible alianza con Ciudadanos se den cuenta de que ese no es el camino", inciden desde el entorno de Oltra. Por eso, la única opción pasaría por repetir una coalición "de esencia botánica", a pesar de la inestabilidad interna que arrastra el Consell, sobre todo, a raíz de la gestión de la pandemia

El papel de Vox

 Sin embargo, no sólo el PSPV espera absorber parte de los 470.000 votos 'naranjas' de 2019. Al acecho también se sitúa Vox, como ha ocurrido en Cataluña. "Habrá que ver su papel, pero está claro que se va a venir arriba", comentan fuentes parlamentarias. Desde la formación se Santiago Abascal reconocen a LPO que entre todo el electorado de Cs que queda desencantado, "hay una clara tendencia a que venga hacia Vox". Y dejan muy claro que por su cabeza no pasa en estos momentos acudir a las urnas de la mano de otros partidos. 

En el tablero político valenciano, la posición de los 'populares', es muy distinta a la de Cataluña, pues gozan de una mayor implantación territorial. En este caso sí, los resultados en Cataluña no parecen extrapolables. Sin embargo, los de Pablo Casado aún tienen pendiente celebrar un congreso regional en el que la incógnita es si seguirá al frente del partido la actual presidenta Isabel Bonig. Y tras ello, se verá el resultado que obtienen en los próximos comicios. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.