Brasil
La Corte Suprema brasileña acumula poder y ordena la detención de un diputado de Bolsonaro
Se trata de un ex policía acusado de miliciano que había amenazado al máximo tribunal. El Ejecutivo y el Legislativo acompañarán la decisión para no generar una crisis entre poderes.

La Corte Suprema de Brasil ordenó la detención del diputado bolsonarista, Daniel Silveira, luego de publicar un video con agresiones y amenazas contra el juez, Edson Fachin, que había calificado de "intolerable e inaceptable" a las declaraciones del jefe del ejército, el General Eduardo Vila Boas, en donde reconoció que ejerció presión para que el máximo tribunal no evitara la detención de Lula en abril de 2018.

El diputado llamó a Fachin "mocoso, malcriado, de mal carácter, marginal de la ley" y luego agregó que el ministro es "un vagabundo, un cretino y un sinvergüenza que forma parte de la mierda del STF".

Las agresiones no quedaron ahí. El diputado también dijo imaginar una agresión contra el ministro. "Cuántas veces me he imaginado que te golpean en la calle. ¿De qué vas a hablar? ¿Que estoy fomentando la violencia? No, me lo imaginé ". "Cualquier ciudadano que conjetura que una paliza en la cara con un gato muerto hasta que maúlla, preferiblemente después de cada comida, no es un delito", insistió.

Ex jefe militar de Brasil reconoció que presionó a la Corte Suprema para que Lula vaya preso

Silveira apuntó contra otros magistrados como Alexandre de Moraes a quien llamó "Xandão do PCC" en referencia a la facción criminal Primeiro Comando da Capital, una organización criminal surgida en los años noventa en el Centro de Rehabilitación Penitenciaria de Taubaté, a Luis Roberto Barroso a quien dijo "le gustan las pelotas moradas" y a Gilmar Mendes, hace una señal con los dedos indicando que le gusta el dinero.

El diputado llamó a Fachin un "mocoso, malcriado, de mal carácter, marginal de la ley" y luego agrega que el ministro es "un vagabundo, un cretino y un sinvergüenza" y parte de la "crema de la mierda del STF"


El bolsonarista dijo solo respetar al presidente del tribunal, el ministro Luiz Fux, pero defendió la sustitución de los once ministros, a quienes acusó de "defecar" la Constitución. El parlamentario también defendió el Acta Institucional 5 ( AI-5) , un recurso de represión y tortura utilizado por la dictadura militar que fue reivindicado en varias ocasiones por los hijos de Bolsonaro. "Es necesario librar al país de vagabundos comunistas", aseveró y luego advirtió: "Si haces tonterías, volveremos", en una clara referencia a la dictadura.

Edson Fachin


Esta decisión de la Corte Suprema la ubica en el centro de un debate que algunos sectores de la oposición están planteando respecto de los objetivos de Bolsonaro. El diputado del Partido de los Trabajadores, Paulo Pimenta, denunció que el presidente "está preparando un golpe de Estado".

Fuentes del PT consultadas por LPO ratificaron esto y agregaron que "se han dado todas las señales de un golpe en curso, incluso este ataque de un diputado ayer al STF puede ser parte porque tiene policías, militares, milicias de Río de Janeiro y otros estados activados para lanzar un golpe en cualquier momento en 2022 si se pierden las elecciones".

Hay quienes sostienen que el diputado detenido tiene vínculos con las milicias que fueron parte del asesinato de Marielle Franco en Río de Janeiro. En efecto, Silveira junto a Rogerio Amorim fue uno de los diputados que quebraron la señalización de calle en homenaje a la concejala.

Se cumplen 1.000 días del asesinato de Marielle que expuso el nexo de los Bolsonaro con las milicias

En ese aspecto, el diputado y compañero Franco, Marcelo Freixo, publicó en redes sociales que "Daniel Silveira no actúa solo. Es parte de una pandilla que utiliza los cargos públicos de manera criminal para atacar la democracia dentro de las instituciones. El padrino de la manada es el presidente de la República. Que este sea el primer paso para que todos respondan por sus crímenes".

Silveira fue junto a Rogerio Amorim destruyeron un homenaje a Marielle Franco.


Otro dirigente que reivindicó la decisión suprema fue el gobernador de Marañao, Flavio Dino, quien planteó que "es una decisión histórica del STF, en defensa de la Constitución. Espero que sirva de mensaje a todos los que aprueban crímenes y criminales, como golpe militar, tortura, etc. Y que otras decisiones vienen en defensa de la democracia, amenazada por milicianos, locos y extremistas".

Daniel Silveira no actúa solo. Es parte de una pandilla que utiliza los cargos públicos de manera criminal para atacar la democracia dentro de las instituciones.

Maria Carolina Amorim, directora nacional del IBCCRIM (Instituto Brasileño de Ciencias Penales) dijo a Folha que "ni la Constitución Federal, ni las leyes ordinarias, permiten la propagación de manifestaciones que inciten a la ruptura del Estado de Derecho, por lo que las palabras del diputado contra los ministros del STF y contra las instituciones democráticas podrían, sí, caber en los delitos antes mencionados ".

Desde el punto de vista legal, Silveira cometió delitos contra la seguridad nacional -amenazando a la Corte Suprema e incitando a manifestaciones contra el tribunal-, contra el honor (calumnias, difamación y injuria) y la vulneración del decoro parlamentario.

La Fiscalía General sostuvo que el diputado incurrió en delito en dos ocasiones, al uso de la violencia y a una grave amenaza para intentar impedir el libre ejercicio de los Poderes Legislativo y Judicial y, al menos una vez, instigó la animosidad entre las Fuerzas Armadas y el STF. El fiscal general adjunto, Humberto Jacques de Medeiros, determinó que configuran los delitos de los artículos 344 del Código Penal (tres veces) y del artículo 23, inciso II (una vez) y punto IV ( dos veces) de la Ley 7.170 / 1983 - esta última combinada con el artículo 18 de la misma ley.

Silveira cometió delitos contra la seguridad nacional -amenazando a la Corte Suprema e incitando a manifestaciones contra el tribunal-, contra el honor (calumnias, difamación y injuria) y la vulneración del decoro parlamentario.

Por otro lado, el caso Silveira obligó a la Cámara de Diputados, ya que, al ser diputado federal es el ámbito legislativo el que debe acompañar o rechazar la decisión del tribunal. En una primera instancia, el presidente del cuerpo legislativo y aliado de Bolsonaro, Arthur Lira, intentó revocar la prisión bajo el argumento que podía generar un mal precedente para otros legisladores y barajó la posibilidad de que el acusado responde las preguntas del Consejo de Ética de los Diputados.

Sin embargo, en una reunión de esta mañana en la que participaron Bolsonaro, su hijo Flavio y Arthur Lira, decidieron mantener la prisión y no entra en un conflicto entre poderes por quien, según dicen en los pasillos de Brasilia, "se ha ganado el apoyo de idiota".

Arthur Lira, presidente de la Cámara de Diputados.

Al mismo tiempo, Jair, Flavio y Lira tienen otras preocupaciones. El Presidente no quiere que esta situación no demore la agenda parlamentaria del primer trimestre que incluyen reformas de mercado demandas por el sector financiero a través del ministro Paulo Guedes y un nuevo Auxilio de Emergencia que permita hacer crecer nuevamente una imagen que está en baja. Por su lado, Flavio y Lira prefieren una relación amigable con la Corte para mantener neutralizadas sus propias causas judiciales.

El Presidente de la Cámara es objeto de dos denuncias por delitos de corrupción pasiva y organización delictiva, producto de las investigaciones de la Operación Lava Jato. Ambos cargos fueron juzgados y aceptados por la Corte Suprema. Sin embargo, aún no se han abierto acciones penales por apelaciones. Flávio Bolsonaro, a su vez, fue denunciado por el Ministerio Público de Río de Janeiro en un plan para malversar fondos públicos de su anterior oficina en la Asamblea Legislativa de Río en la causa conocida como "Ranchadiña" que tiene detenido a Fabricio Queiroz, ex policía y colaborador cercano del mayor de los Bolsonaro.

El Presidente no quiere que esta situación no demore la agenda parlamentaria del primer trimestre que incluyen reformas de mercado demandas por el sector financiero a través del ministro Paulo Guedes y un nuevo Auxilio de Emergencia que permita hacer crecer nuevamente una imagen que está en baja.

El único integrante del gobierno que se manifestó al respecto fue el vicepresidente, Hamilton Mourao, que relativizó la gravedad de los dichos del diputado y sostuvo que "se está generando una crisis innecesaria". "El equilibrio no se consigue sumando excesos. El diputado ciertamente hizo todo lo posible por ejercer la inmunidad parlamentaria. Sin embargo, esto no permite que otros agentes también se pasen por la borda, porque así se contamina el sistema de pesos y contrapesos ", dijo Mourão a CNN Brasil.

Las declaraciones de Mourao fueron rápidamente retrucadas por la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, que respondió: "Los que llevan mucho tiempo cometiendo excesos son este tipo de personas, incluso dentro de las Fuerzas Armadas, y empezando por el Presidente de la República que fomenta los ataques antidemocráticos y de odio. Ahora le toca a la Cámara dar ejemplo y frenar cualquier amenaza a las instituciones y la democracia".

El equilibrio no se consigue sumando excesos. El diputado ciertamente hizo todo lo posible por ejercer la inmunidad parlamentaria. Sin embargo, esto no permite que otros agentes también se pasen por la borda, porque así se contamina el sistema de pesos y contrapesos

La unanimidad de 11 a 0 con la que el Supremo validó la prisión de Silveira es un mensaje directo a un sector del gobierno y sus aliados dado que Bolsonaro y sus hijos dijeron cosas iguales o peores desde que llegaron al poder y con este antecedente deberán moderar sus palabras.

La confesión de Vila Boas, la enorme presencia militar dentro de gobierno, las posiciones radicalizadas del núcleo duro del bolsonarismo y la disputa frontal con Sergio Moro y su equipo de fiscales de la Operación Lava Jato por las revelaciones de coordinación ilegal para detener a Lula, pusieron a la Corte con la guardia en alto ante lo que consideran movimiento subterráneo dentro del radar del gobierno que creen peligroso para la vida democrática. Al mismo tiempo, se ubican en el centro de la escena para ejercer el rol de "custodios de la Constitución" y poder moderador que tanto entusiasma a las Fuerzas Armadas. Este tironeo seguirá con esta dinámica hasta las elecciones de 2022. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.